eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Reconocen la incapacidad a una trabajadora afectada por amianto cuatro meses después de su muerte

Este caso, de una empleada residente en Arguiñariz (Navarra) de la firma Productos Aislantes de Errenteria, pone el foco en la camino que queda por recorrer en esta problemática en la Comunidad Foral

Este paso del Instituto de Salud Pública de Navarra permitirá al marido contar con una pensión de viudedad y pensiones de Muerte y Supervivencia

La asociación de víctimas del amianto de Euskadi estudia abrir una delegación en Navarra para dar trascendencia a este tipo de denuncias

- PUBLICIDAD -
amianto

Restos de amianto.

“Nuestra obligación era denunciar cómo se utilizaba el amianto para que se haga justicia. Y en Navarra aún hay mucha desinformación sobre este tema”. Así habla la hija de M.C.M.A., una vecina de Arguiñariz (Navarra) que falleció el 9 de abril de este año por un mesotelioma pleural, un tipo de cáncer, que le habían detectado solo un mes antes. Entre 1966 y 1972 había trabajado en la empresa Productos Aislantes (PAISA), en el municipio guipuzcoano de Errenteria, donde operaba puliendo volantes fabricados con baquelita (que contenía amianto, que es altamente cancerígeno si es inhalado y cuyo uso está prohibido en España desde 2002) y, según relata su familia, “aspiraba el micropolvo sin ningún tipo de protección”. Ahora, el Instituto de la Seguridad Social de Navarra ha reconocido a esta empleada la incapacidad permanente absoluta derivada de una enfermedad profesional, un paso que abre la puerta a otras reclamaciones similares en la Comunidad Foral.

Desde la asociación de víctimas del amianto de Euskadi, Asviamie, han dado a conocer este caso a través de un comunicado, y han defendido que, a pesar de que este reconocimiento llegue cuatro meses después de la muerte de esta trabajadora, algo que puede considerarse “una burla”, esta resolución también tiene “repercusiones”. De hecho, la asociación en Gipuzkoa la pone en valor porque así la familia puede lograr prestaciones de Muerte y Supervivencia, el marido de la fallecida contará con una pensión de viudedad, y también se abre la puerta a una reclamación contra la empresa responsable, que ahora es Ercross, la compañía sucesora de Unión Explosivos Río Tinto, que en 1972 había comprado la mencionada PAISA. La familia, de hecho, confirma que dará este paso, mientras que fuentes de Ercross prefieren guardar silencio ante un tema que gestiona directamente su departamento jurídico.

Este caso no es único, y el hecho de que se llegue tarde tampoco. El integrante de Asviamie, afectado por amianto y antiguo sindicalista de CCOO Jesús Uzkudun valora que, sin la implicación de la familia en este caso, peleas como esta “seguirían ocultas”, y la asociación, que en la actualidad cuenta con delegaciones en Bizkaia, Gipuzkoa y Álava, valora ahora poder implantarse en Navarra, porque cree que hay más casos que pasan desapercibidos o, directamente, no se denuncian.

El 'control' de las posibles personas afectadas

En Navarra, según publicó Diario de Noticias en octubre de 2014, el Instituto de Salud Pública y Laboral tenía controladas a 2.790 personas que estuvieron expuestas al amianto, 181 personas más que en el año anterior. Las empresas que emplearon este mineral deben estar inscritas  en el Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA), para así poder vigilar a posibles personas afectadas.

Desde el sindicato LAB insisten, no obstante, en que la cifra de personas afectadas por el amianto es mayor, dado que las cifras se ven afectadas por los problemas para que las empresas reconozcan el uso de este material, los trabajadores y trabajadoras que ahora están jubilados o dependen de otras compañías y la actualización constante que exigen este tipo de listados ante las denuncias individuales o sindicales.

El integrante del sindicato en Navarra Iván Pérez confirma que aún queda camino por recorrer en Navarra en las reclamaciones vinculadas al amianto, hasta ahora más centradas en Euskadi, donde el desarrollo industrial histórico de la comunidad y el uso habitual de este material en empresas de la construcción, de la fabricación de barcos y otros vehículos o en la protección de elementos caloríficos ha sacado a la luz las denuncias (y los peligros) por el uso de amianto. Este precedente sirve de guía ahora a la asociación Asviamie para concienciar sobre esta problemática también en Navarra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha