eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El callejón sin salida de las exhumaciones de El Raso

La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra lamenta que esta investigación, ya realizada y valorada en 10.652 euros, no cuente con ayuda foral ni, en principio, pueda optar a las ayudas anunciadas en 2015.

La presidenta de affna36, Olga Alcega, lamenta que primero “nos dijeron que estábamos en crisis”, después que no había partida en el presupuesto prorrogado y, ahora, que se establezcan unas prestaciones como ayuda y no como un derecho.

- PUBLICIDAD -
Una de las fosas investigadas por desaparecidos tras la Guerra Civil.

La fosa de la sima de El Raso.

Por el momento, siguen sin recibir la ayuda del Gobierno Foral para abonar las exhumaciones realizadas en la Sima de El Raso, en Urbasa, Navarra. La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, affna36, vuelve a denunciar las dificultades para recibir la ayuda del Ejecutivo, que según la Ley foral de Memoria Histórica tiene que financiar este tipo de investigaciones. La actuación se realizó a comienzos de 2013 y primero se alegó que no había partida para este tipo de actuaciones en el presupuesto prorrogado del Ejecutivo; después, que al no ser una intervención realizada en 2015 no puede optar, en teoría, a la convocatoria de ayudas (por valor de 25.000 euros)  recientemente anunciada por el Gobierno foral y, en todo momento, desde el Ejecutivo se alegó que, con la crisis, las arcas navarras tenían poca disponibilidad económica.

Para Olga Alcega, presidenta de affna36, este caso es una muestra más de falta de sensibilidad por parte de UPN. “Nos dijeron que estamos en crisis, que no hay dinero, pero esta es una cuestión de voluntad y de sensibilidades personales. Y dentro del equipo de gobierno hay diferentes”, lamenta. No obstante, está convencida de que “la sociedad navarra está asimilando la necesidad de recuperar la memoria histórica. Así que al Gobierno, a este o al que venga, no le va a quedar otra que asumirlo. No van a poder mirar hacia otro lado; tenemos esperanza”.

La Sima del Raso es una operación que se llevó a cabo hace ahora dos años, el 22 de marzo de 2013, en principio para realizar una exhumación selectiva: se tenía constancia de tres cadáveres (Balbino García de Albizu, Gregorio García y Balbino Bados), pero únicamente se iban a extraer dos. Sin embargo, después se detectaron restos que se pensaba que eran de siete personas y, finalmente, se confirmaron diez. Nueve de estos cuerpos ya han sido identificados. Gran parte de esa labor, coordinada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, se realizó mediante voluntariado y el presupuesto ascendió a unos 10.652 euros.

Esta fue la cantidad reclamada por la asociación al Ejecutivo el 15 de octubre de 2014 y, ya el 21 de enero de 2015, denunciaron públicamente que  había sido denegada la posibilidad de financiar las pruebas de ADN. La entidad denunció entonces que “sin financiación, es imposible avanzar”, con el agravante de que en este caso la operación está realizada y los familiares estaban a la espera de poder recibir los restos. No obstante, según adelantó Diario de Noticias este pasado fin de semana, la financiación será costeada por ayuntamientos y familiares. En concreto, los cuatro consistorios de Améscoa, tres de Sakana y las familias de tres de las diez personas asesinadas. Cabe recordar que  la propia Alcega se mostró en contra de que familiares asuman este tipo de costes, ya que "quitan la responsabilidad a quien la tiene". En este caso, el Gobierno Foral.

"Se nos ha encendido una luz"

De hecho, Alcega considera incomprensible esta situación, porque “primero dicen que no había dinero, pero las partidas sobre memoria histórica no se han ejecutado del todo” y, después, el pasado 6 de mayo, el Gobierno Foral anunció que por fin habilitaba una partida de 25.000 euros para realizar exhumaciones, pero desde affan36 creen que El Raso vuelve a quedar fuera al remontarse a dos años atrás y a que en esa convocatoria se habla de los gastos de localización, exhumación, traslado de restos y sepultura, pero no de las pruebas de ADN necesarias para su identificación. Además, la asociación ya manifestó que esos 25.000 euros eran un paso adelante, pero también “un parche” que se queda lejos de los 120.000 euros que la entidad cree que son necesarios para financiar las investigaciones pendientes en Navarra. Preguntados por esta cuestión, desde el Ejecutivo Foral no han dado más explicaciones.

“Sí se nos ha encendido una luz, y puede que por fin haya investigaciones que salgan delante”, apunta la presidenta, quien no obstante alerta que la investigación de El Raso, que partía con la búsqueda de dos cadáveres y ha terminado con diez, es un ejemplo del carácter imprevisible de buscar en las fosas donde se ha ocultado la historia. De ahí la necesidad de fondos, y que se tramiten como un derecho y no únicamente como un ayuda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha