eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ciudadanos apuntalará el liderazgo de Albert Rivera antes de unas hipotéticas terceras elecciones

La dirección ve "ineludible" convocar una Asamblea General, que arrastra ya un año de retraso, aunque contravenga los estatutos por una posible nueva convocatoria

En el partido nadie duda del liderazgo de Albert Rivera, pese a haber perdido ocho diputados entre el 20D y el 26J, aunque podría haber cambios en segundos niveles

El secretario de Organización, Fran Hervías, ha empezado a preparar el congreso que aprobará la ampliación de los órganos para adaptarlos a su expasión nacional

- PUBLICIDAD -
Rivera: Cuantos más escaños tenga C's, más controlados estarán PP y Feijóo

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos EFE

La agitada situación política que vive nuestro país desde hace más de un año, con varias convocatorias electorales de por medio, ha servido hasta ahora de excusa a Ciudadanos para retrasar la convocatoria de su IV Asamblea General. Los Estatutos del partido marcan que no se puede convocar un congreso cuatro meses antes de unas elecciones, ni hasta dos meses después. Pese a ello, la dirección del partido cree que la cita no puede dilatarse más en el tiempo y sopesa fijarla para finales de octubre o principios de noviembre. El presidente del partido, Albert Rivera, debe someter su liderazgo a reválida, pero su continuidad no está cuestionada.

"Haya o no haya unas terceras elecciones generales propondremos hacer la Asamblea igualmente. No podemos dejar este asunto más en suspenso", adelanta a eldiario.es el secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías. Con este fin, la dirección del partido convocará en breve al Consejo General, máximo órgano entre congresos, para que dé el visto bueno a la iniciativa y concrete la fecha del cónclave, que será el primero que Ciudadanos celebre como partido nacional y fuera del ámbito estrictamente catalán.

El anterior congreso del partido naranja se celebró en octubre de 2011, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). En él se consagró vencedora la lista -cerrada- que encabezaba Albert Rivera. Frente a él, un desconocido Mario Ruiz, cuya alternativa no alcanzó ni siquiera el 10% de apoyo de la militancia. Antes hubo dos asambleas más: la fundacional, en 2006 -en la que se eligió a la dirección por orden alfabético-; y la de 2007, en la que se plasmó el ideario del partido basado "en el liberalismo progresista y el socialismo democrático".

La IV Asamblea General debería haberse convocado en otoño de 2015. Pero a lo largo de ese año y en lo que va de este, se han celebrado unos comicios en Cataluña, las autonómicas y municipales. También ha habido dos elecciones generales. Por si fuera poco, gallegos y vascos acuden a las urnas el 25 de septiembre. Aferrándose a ello, el partido ha ido retrasando la cita para renovar cargos a pesar de que algunas voces internas han reclamado que se convocara cuanto antes. Sobre todo después de que el pasado 26 junio la candidatura de Rivera pasara de 40 a 32 diputados. Un retroceso que la dirección minimiza.

"Tenemos que ser conscientes de que precisamente el equipo de Albert somos los que hemos construido Ciudadanos y lo hemos convertido en un partido nacional en apenas un par de años. El resultado conseguido es más que positivo", apunta Hervías.

El responsable de Organización insiste en que el único motivo del retraso del cónclave es que "hasta ahora no hemos encontrado el momento para su convocatoria, es la verdad". En todo este tiempo el propio Hervías ha estado muy ocupado apagando fuegos en diversas agrupaciones del partido en donde le han estallado diversas crisis: el País Vasco, La Rioja, Murcia, Valencia o Galicia, entre otras, que se han saldado con la apertura de expedientes a los críticos y numerosas expulsiones.

También Rivera ha tenido que sortear acusaciones de financiación irregular del partido y ha sido señalado como el responsable de favorecer a los candidatos ‘oficiales’ en los procesos de primarias.

Cambios en la estructura interna del partido

Según explica Hervías, la idea de esta nueva Asamblea es que se aprueben cambios estatutarios para dotar al partido de mayor democracia interna y adaptar la estructura de sus órganos a los nuevos tiempos políticos.

Rivera ya había  tomado algunas decisiones en este sentido. De hecho, en agosto del año pasado, una vez celebradas las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, dio cabida en el órgano de dirección a algunos de los líderes territoriales, como los madrileños Ignacio Aguado, Begoña Villacís y Marta Rivera, o la valenciana Carolina Punset. También se incoporó a la Ejecutiva Luis Garicano, coordinador del equipo económico. Esto obligó a la salida de la dirección de otros tanto miembros. 

Los cambios sobre los que trabaja Hervías van ahora más allá. "Queremos que los órganos sean más representativos territorialmente y que los afiliados tengan más poder de decisión y más voz". "También se ampliará el Consejo General, ahora compuesto de 70 miembros, y el Comité Ejecutivo para que haya más pluralidad", adelanta el secretario de Organización de Ciudadanos.

Lo que no variará será la fórmula de presentación de candidaturas. Las listas al Comité Ejecutivo seguirán siendo cerradas y bloqueadas.

¿Podría ocurrir que alguién intente disputar el liderazgo a Albert Rivera?. "Es sano que haya listas alternativas. Seguro que habrá alguna", vaticina Hervías. Pero ninguna de peso. El nombre de Ines Arrimadas ha sido invocado en alguna ocasión como posible recambio a Rivera. Pero la dirigente catalana no está ni muchos menos en esa batalla.

En el partido tienen claro que si se convocan unas terceras elecciones para finales de año, Albert Rivera podrá concurrir sin problemas de nuevo a ellas como candidato a la presidencia del Gobierno, sometiéndose otra vez a primarias. Además, están convencidos que del proceso saldrá con el liderazgo reforzado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha