eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Caso Perla Negra: la Junta aporta más documentos que muestran nuevas adjudicaciones a dedo

Un modificado de obras por valor de 1,3 millones camufló facturas por trabajos de albañilería y por los muebles del restaurante y la guardería, que se pagaron a la promotora (Urban  Proyecta PM3) sin que mediase concurso

Aunque el juzgado pidió los expedientes de contratación, el Gobierno regional sólo ha podido facilitar los presupuestos y las facturas que abonó

- PUBLICIDAD -
Edificio de la Junta de Castilla y León, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), sede de las empresas públicas.

Edificio de la Junta de Castilla y León, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), sede de las empresas públicas.

Los muebles cafetería y la guardería del edificio de Soluciones Empresariales (conocido como Perla Negra) de la Junta de Castilla y León fue otra de las adjudicaciones que se realizaron a dedo, y a favor de la promotora del inmueble, Urban Proyecta PM3.

El juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid, que investiga los sobrecostes del edificio ubicado en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), ha recibido la documentación que solicitó a la Junta a petición de la Fiscalía. Lo que revelan los nuevos documentos es que, a través de la fórmula del modificado de obras, la promotora del edificio cobró 1,3 millones más. Este modificado incluía conceptos tan dispares como la iluminación exterior, el acondicionamiento de la guardería y el restaurante, y los muebles de estos dos espacios. Según pudo saber este diario, este incremento en el presupuesto nunca se comunicó al consejo de administración de Gesturcal, la empresa pública que lo pagó. Sólo los “trabajos de acondicionamiento” (tabiques, baños, puertas…) suman más de 687.000 euros en el caso del restaurante, y más de 276.000  en el caso de la guardería.

En el presupuesto elaborado para ese modificado aparecen detallados todos los suministros (muebles en su mayor parte) para la cafetería -208.665,00 euros- y la guardería -59.540,54 euros-, esta parte, la del mobiliario, debería haberse adjudicado mediante concurso. No sólo no se hizo así, sino que la documentación ni siquiera puede demostrar que todos los muebles se adquiriesen.

Aunque los datos del modificado aparecen recogidos en un informe que elabora Urban Proyecta, inexplicablemente es Parqueolid, la constructora del edificio (vinculada societariamente con la promotora) la que encargó un presupuesto a la empresa Suministros Hogar y Hotel Valladolid SA (actualmente en concurso de acreedores) en el que están detallados, supuestamente, toda la maquinaria industrial, desde el lavavajillas a las cafeteras, y los muebles, desde las encimeras de la cocina hasta las plataformas deslizantes del ‘self service’.

Sin embargo, la Junta no ha remitido al juzgado el presupuesto y el nombre de la empresa que se encargó de amueblar la guardería. En el informe  de Urban Proyecta PM3, que engloba tanto las obras del modificado como los suministros de restaurante y guardería, aparece una relación de tronas, cambiadores, electrodomésticos de cocina, juguetes y libros de cuentos, pero no se sabe a qué empresa se compraron y mucho menos si los precios que se detallan son los reales.

Lo que está claro es que se pagaron. El 16 de marzo de 2009 Urban Proyecta emitió una factura por valor de 1.071.495,79 euros  que se pagó el 15 de mayo, y otra por el 1 de mayo de ese año de 228.294,21 euros que se abonó el 1 de agosto.

La Fiscalía había solicitado a la Consejería de Economía los expedientes de los suministros de la guardería y el restaurante, ya que tenía constancia de que se habían pagado más de 200.000 euros sólo en mobiliario para este último y por tanto debería haber un concurso público, al igual que en el caso de la guardería, cuyos muebles superaban los 50.000. Pero, la Junta, personada en el caso, supuestamente como perjudicada, remite al juez sólo parte de la documentación requerida sin precisar si es que no encuentra los documentos relativos a los concursos o si es que estos nunca existieron. Por el momento, el Gobierno regional, cuyos servicios jurídicos asisten a la mayor parte de los imputados, no considera que se haya producido un sobrecoste en el edificio Perla Negra, por el que acordó en un contrato el pago de 52 millones, pero que acabó costando 77.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha