eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Crecen las críticas en Podemos a la falta de neutralidad en los procesos internos

Teresa Rodríguez y Pablo Echenique estuvieron presentes en la Marcha del Cambio, pero no fueron invitados a participar en los discursos

Sí lo hizo la candidata de Claro que Podemos a ocupar el asiento del Consejo Ciudadano estatal destinado al representante de los inscritos en el extranjero

Un grupo de candidaturas alternativas a las que lidera Pablo Iglesias pide en un comunicado un trato igualitario por parte de la organización para todos en los procesos internos del partido

122 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El equipo "Ahora Podemos" sobre el escenario \ Marta Jara

Las siete personas que intervinieron en la Marcha del Cambio. / Marta Jara

El sábado 31 de enero, decenas de miles de personas participaron en la manifestación convocada en Madrid por Podemos. En el mitin que cerró  la Marcha del Cambio tomaron parte los cinco principales líderes del partido: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero y Luis Alegre, quien se ha postulado para dirigir el partido en la Comunidad de Madrid. También intervinieron dos personas menos conocidas, Irene Montero,  miembro del Consejo Ciudadano estatal y del de Madrid ciudad; y Esperanza Jubera, militante de Podemos Berlín que opta a ocupar el asiento del consejo destinado a un representante de los inscritos en el extranjero.

Todos forman parte del equipo Claro que Podemos, que ha aglutinado a las candidaturas que han recibido el apoyo de Pablo Iglesias y cuyos miembros controlan actualmente la mayoría de los cargos orgánicos del partido a nivel estatal y municipal.

Otros dirigentes de Podemos participaron en la Marcha del Cambio, pero no fueron invitados a dirigirse a los asistentes. Entre ellos estaban los eurodiputados Teresa Rodríguez y Pablo Echenique. Ambos aspiran a liderar Podemos en sus respectivas comunidades, Andalucía y Aragón, respectivamente. Y ambos lideraron el equipo Sumando Podemos, que se enfrentó al de Iglesias en la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede el pasado otoño y que  se disolvió cuando se cerró el cónclave.

Rodríguez se enfrenta a un reto mayor: en apenas mes y medio se celebran elecciones en su región y casi nadie duda de que será la candidata. El escenario de la Puerta del Sol habría sido un buen lugar para impulsar su imagen, aunque tuvo que conformarse con unas declaraciones a los periodistas que cubrían el evento.

Al día siguiente, Luis Alegre aseguraba en una entrevista en la cadena Ser que las "expectativas" de Podemos en Andalucía no eran las mejores. Pese a rectificar posteriormente, en una rueda de prensa recordó que Rodríguez  no es la única candidata que se postula para encabezar la lista de Podemos en Andalucía.

La situación en Aragón es similar. Pablo Echenique también estuvo el 31 de enero a pie de escenario, desde donde vio los discursos de sus compañeros. Como en el caso de Rodríguez, Pablo Iglesias conminó a su compañero en Bruselas a negociar una lista "unitaria" para concurrir a las primarias que determinarán quién lidera Podemos en la región.

En este caso, las negociaciones no fructificaron, tal y como explicó el propio Echenique en una entrevista en eldiario.es. Esta misma semana, Pablo Iglesias ha viajado a Zaragoza para apoyar a su candidata a la Secretaría General de Podemos Aragón.

 Echenique respondió en su cuenta de Twitter.

Este fin de semana se volverán a escenificar estas dos almas que existen en Podemos, durante el cierre de la campaña del proceso para elegir a los líderes regionales. En Madrid, coinciden dos actos: en uno, Pablo Iglesias respaldará a su candidato, Luis Alegre. En el otro, Teresa Rodríguez era la encargada de dar su apoyo a Miguel Urban, pero "la actividad intensa de la campaña electoral andaluza", según Podemos Ganar Madrid, le impidió estar en el acto.

"Íñigo, Pablo: yo también soy Podemos"

Los colaboradores más directos de Rodríguez y Echenique rechazan sacar punta a estas diferencias. Sus entornos reconocen que hubieran participado activamente en el cierre de la Marcha del Cambio de haber sido invitados a hacerlo, pero que eso no sucedió. Y también aseguran que no era el momento de dar esa pelea.

La forma en la que se organizó el acto del 31 de enero sí ha colmado el vaso de la paciencia de algunas candidaturas alternativas a la oficialista, quienes han exigido en un comunicado conjunto un trato igualitario en los procesos internos. Estas candidaturas, entre las que no están la de Echenique ni la de Rodríguez, han lanzado la campaña 'Yo también soy Podemos' en la que interpelan directamente a Pablo Iglesias y a Íñigo Errejón.

Los firmantes de la campaña creen que el equipo Claro que Podemos debía haber desaparecido cuando concluyó la Asamblea Ciudadana de otoño, tal y como pasó con las demás. En su opinión, el Consejo Ciudadano estatal, que hoy por hoy copan los afines a Pablo Iglesias, es "el órgano de dirección de todos los afiliados o inscritos de Podemos, no solo de aquellos 'elegidos' que se atribuyen ese derecho".

El comunicado ratifica algo que ya se expuso en Vistalegre: nadie duda del liderazgo de Pablo Iglesias, pero sí quieren que los procesos internos sean más abiertos, más plurales y, sobre todo, que el equipo Claro que Podemos no utilice los recursos del partido para promocionar a sus candidatos. “En algunos territorios, algunos compañeros, en calidad de miembros del Consejo Ciudadano estatal, están apoyando de forma explícita, mediante actos públicos y a través de las redes sociales, las candidaturas CQP”, denuncian en un comunicado conjunto las candidaturas Sí se puede Cantabria, Recuperemos Aragón, Despierta Castilla y León, Podemos Castilla y León Plural y Todos Juntos Podemos La Rioja. Además, hay otras 11 candidaturas que apoyan la petición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha