Focos

Íñigo Errejón dará la batalla de las ideas en Podemos y renuncia a la del liderazgo

El secretario político defiende que la inminente II Asamblea Ciudadana estatal del partido debata y apruebe de forma independiente los documentos políticos y organizativos de las primarias que determinarán la nueva dirección

78 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Errejón apuesta por un Podemos que camine hacía la descentralización

Íñigo Errejón, en la rueda de prensa en el Congreso. EFE

La maquinaria interna de Podemos no se detiene. Superados los procesos territoriales el partido comienza a planificar la II Asamblea Ciudadana estatal, prevista para el invierno de 2017. El proceso deberá fijar los principios políticos y organizativos del partido para un ciclo político en el que lo electoral debe quedar en un segundo plano. La prioridad pasa por la construcción de un movimiento popular que apuntale el proyecto y le permita crecer para, ya el siguiente ciclo electoral, previsto para 2019. Salvo sorpresa, Pablo Iglesias no tendrá rivales con opciones para disputarle la Secretaría General en ese Vistalegre 2. Su número dos, Íñigo Errejón, ya ha dicho en varias ocasiones que no presentará su candidatura. Otra cosa es la batalla de las ideas, que tanto él como su entorno sí están dipuestos a darla.

El reciente proceso asambleario en Madrid supuso un cambio sustancial sobre la Asamblea Sí Se Puede del otoño de 2014. Por primera vez, Podemos separó la votación de los documentos y las primarias para elegir la dirección del partido. Algo que iba contra el espíritu del primer Vistalegre y que había sido una reclamación habitual de Anticapitalistas, el sector liderado por Miguel Urbán y Teresa Rodríguez y en el que se ha apoyado  Ramón Espinar para ganar la Secretaría General en Madrid.

El proceso de Madrid deparó, precisamente, un triunfo del equipo Adelante Podemos con la Gente, liderado por Rita Maestre y referenciado en Íñigo Errejón, en el apartado de documentos. Mientras Espinar, en unas primarias de marcado carácter estatal, se impuso en la votación de las personas.

Errejón apuesta por repetir este modelo para Vistalegre 2, según ha avanzado este martes en la habitual rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso.

El secretario político ha reiterado que no tiene intención de disputar el liderazgo de Podemos. Una idea que ha repetido en público y en privado de forma insistente en las últimas semanas. Errejón ha aventurado que tampoco presentará una lista para el Consejo Ciudadano Estatal (CCE) con personas de su confianza y que defienda sus posicionamientos. El CCE es el principal órgano entre asambleas, la dirección nacional, y se elige en votación separada a la del secretario general.

"Lo fundamental es hacer el trayecto juntos", ha señalado Errejón. "Nos necesitamos todos. La discusión debe ser de proyectos, de ideas". El número dos del partido ha recordado que debe ser el actual CCE el que marque tanto los plazos como el procedimiento que regirá la II Asamblea Ciudadana de Podemos. Pero se ha posicionado por primera vez, aunque sea a título personal, "no como secretario político estatal de todo Podemos". "Soy partidario de que la discusón política sea separada y paralela a la discusión de quiénes se ponen al frente", ha apuntado.

Errejón también ha aprovechado para insistir en los puntos que, en su opinión, deben centrar la discusión. "El principal de nuestros riesgos es convertirnos en una fuerza política conformista", ha señalado. El secretario político se ha apoyado en la última encuesta del CIS para recordar que "incluso en un momento de crisis aguda en el PSOE a Podemos le falta trayecto para convertirse en una alternativa de país".

Es decir, que Podemos (en realidad, Unidos Podemos) no está recogiendo el desencanto de los votantes del PSOE. El barómetro del CIS se realizó coincidiendo en el tiempo con el Comité Federal de principios de octubre que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez pero se cerró antes de la investidura de Mariano Rajoy.

"Existen varios riesgos en nuestro desarrollo y debemos apostar por un Podemos inconformista y ganador", señala Errejón. "Cómo ampliamos nuestros márgenes. Cómo seguimos siendo culturalmente dirigentes. Esa va a ser la discusión de ideas fundamental. La discusión tiene que ver con qué dirección toma Podemos, no con quién la dirige", ha concluido.

Entre esos retos también está la descentralización territorial de Podemos. Una idea aceptada tanto por Errejón como por Iglesias y el secretario de Organización, Pablo Echenique. La primera en dar el paso ha sido la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez.

La dirigente ha sido reelegida como secretaria general y  ha puesto en marcha el proceso de federalización del partido que llevaba en su programa. En Catalunya, por su parte, también hay un proceso en marcha para constituir en sujeto político el espacio articulado alrededor de En Comú.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha