eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE pone a Felipe González al frente de la reconquista de Extremadura

El expresidente participa por primera vez en un acto de campaña y aprovecha para cargar contra Podemos

El candidato extremeño pide el voto para "pasar página" y olvidar las "zascandilerías" de Monago

46 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Felipe González, Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara en el mitin de la plaza de toros de Cáceres / Foto: PSOE

Felipe González, Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, en el mitin de la plaza de toros de Cáceres. / Foto: PSOE

Felipe González ha sido el plato fuerte del mitin del PSOE en Extremadura, un histórico bastión socialista en el que Ferraz tiene grandes expectativas de recuperar el poder. Para esa hazaña han contado con el apoyo del expresidente del Gobierno en el único acto de campaña en el que ha participado. Su viaje frustrado a Venezuela por el retraso del juicio al opositor al que va a defender ha facilitado el camino a Pedro Sánchez y a Guillermo Fernández Vara para tenerle como invitado principal en la plaza de toros de Cáceres, donde el candidato extremeño ha hecho hincapié en la necesidad de "pasar página" tras cuatro años de Gobierno del PP.

"La democracia no garantiza buenos gobiernos, a la vista está, pero garantiza que los podemos quitar con nuestro voto cuando queramos", ha expresado González, que ha centrado la mayor parte de su discurso en la situación en Venezuela. "Me han advertido de que mi presencia allí en el mes de mayo era para influir en el resultado del domingo –ha relatado el expresidente–. Me quedé tan sorprendido que contesté, siempre con educación: 'No sabía que yo tenía el poder de decidir cuándo iban a hacer el juicio oral'".

González ha insistido en que defiende a los "presos políticos" en el país latinoamericano por el "compromiso" de defender la "libertad de las ideas". "La democracia solo se echa de menos cuando se pierde o cuando se recorta", ha advertido. "No podemos tolerar que se recorte a libertad ni que se instrumentalicen las instituciones en la lucha partidaria o de poder", ha manifestado el expresidente.

El exmandatario ha aprovechado su intervención para desvelar que le han puesto un marcapasos y ha reconocido que ha estado poco pendiente de la campaña electoral, pero ha dado un mensaje claro a los candidatos: "Tenemos que recomponer los pilares derruidos de la cohesión social, que son fundamentalmente la educación y la salud". También se ha referido a la necesidad de recomponer el tejido productivo y ha defendido la recuperación de los salarios vinculándolos a la productividad. Así, ha pedido al PSOE "que ofrezca un proyecto claro de futuro".

"Hay que cuidar y reformar la democracia para que no se pierda y comprometerse con un proyecto económico y social que nos permita competir en el mundo con la cabeza alta", ha culminado González, que también ha dedicado una parte de su intervención a la situación que atraviesa Andalucía ante el bloqueo de la investidura de Susana Díaz. "Los que adoran lo que pasa en Grecia –ha dicho en alusión a Podemos–, que tomen alguna consecuencia lógica y los que adoran lo que ha pasado en Reino Unido, que hagan lo mismo", ha continuado en referencia al PP. "No pueden impedir que gobierne el que gana por muchos caballos de distancia", ha zanjado.

También ha utilizado su discurso para defender la gestión de los Gobiernos socialistas y ha aprovechado para cargar contra el partido que dirige Pablo Iglesias: "Tienen títulos universitarios y estudios universitarios porque unos dirigentes a los que menosprecian les dieron igualdad de oportunidades".

"No es la crisis, es la derecha"

Sánchez ha tenido en Extremadura una experiencia radicalmente distinta a la vivida en Andalucía hace tan solo 24 horas. A la apuesta por González, que es siempre segura para avivar a los socialistas, se han sumado la sintonía con Fernández Vara –que, en contraposición con la actitud mostrada por Susana Díaz, le ha acompañado durante todo el día– y la celebración de un gran mitin al que han asistido unas 6.000 personas frente al millar de ayer.

El secretario general del PSOE ha repetido los mismos mensajes que ha lanzado en los trece días de campaña enfatizando la necesidad del voto útil al PSOE como garante del "cambio seguro", así como la distancia que existe entre los socialistas y el PP. "Hay diferencias entre la izquierda y la derecha", ha expresado Sánchez, que ha empleado el ejemplo de la reforma fiscal de Mariano Rajoy: "El 40% vais a tener un ahorro de 52 euros. Los que ganan de verdad y declaran 600.000 euros tendrán un ahorro medio de 72.000 euros al año". "No es la crisis, es la derecha que utiliza la crisis como excusa para construir el modelo de desigualdad", ha exclamado ante una audiencia animada que le ha interrumpido varias veces. 

"Ista, ista, ista, Extramadura socialista", ha coreado en un momento dado el público presente en la plaza de toros. Consciente de que estaba en un tradicional bastión socialista que el PSOE perdió en la debacle electoral de las municipales y autonómicas de 2011, Sánchez ha admitido, ante la presencia del expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que es "el momento de reconocer los errores" cometidos en el pasado.

"Soy mejor candidato que hace cuatro años"

En esa misma línea se ha pronunciado Fernández Vara, que tiene posibilidades de arrebatar el poder a Monago tras cuatro años en la oposición. "Soy mejor candidato que hace cuatro años. Aprendí mucho de las victorias y he aprendido como no os podéis imaginar de la derrota", se ha sincerado.

También se ha mostrado optimista ante el resultado del 24 de mayo (el CIS pronostica que el PSOE volverá a ser primera fuerza y sitúa a los socialistas cuatro puntos por encima del PP). "Esta es la primera campaña en la que la oposición que va a ser a partir del domingo lo reconoce: "Lo mejor está llegando", dice el cartel del PP –ha ironizado–. Somos nosotros y lo peor se está yendo porque Monago se está yendo".

"Las elecciones del 24 de mayo van a decidir no solo quiénes ganan, sobre todo van a decidir quiénes pierden y no quiero que sean los más débiles, los más vulnerables", ha enfatizado el candidato socialista, que ha asegurado que "todo el mundo que lo está pasando mal va a tener en el PSOE el mejor de los abogados defensores". 

El aspirante a recuperar el poder en Extremadura ha cargado contra la gestión del PP y se ha metido con las "monagadas". "Prometió que si gobierna bajará los precios de los gimnasios. ¿Y las becas, Monago? ¿Dónde están las becas?", se ha preguntado. "Hemos hecho el ridículo", ha lamentado. "Extremadura ha dejado de funcionar", ha dicho el expresidente socialista, que ha pedido el voto para que "esta tierra" pueda "pasar página y olvidar las zascandilerías".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha