eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La crisis de la eurozona aumenta la desconfianza entre griegos y alemanes

Los medios de comunicación de ambos países se lanzan ataques incendiarios con estereotipos nacionales

"Existe una oposición entre Alemania y todo el sur europeo que se cristaliza en la oposición entre Alemania y Grecia por razones políticas", explica el profesor Yorgos Pliós

- PUBLICIDAD -
La crisis incrementa la incomprensión entre la sociedad griega y la alemana

El ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schäuble.

Las negociaciones entre Grecia y sus socios continúan en un ambiente de tensión creciente entre Atenas y Berlín en el que medios de comunicación y políticos intercambian críticas cada vez mas ácidas.

"Por el momento nadie entiende que es lo que quiere el Gobierno griego", dijo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien acusó a Atenas de no tener hoja de ruta, de no explicar sus propuestas y de no decir la verdad a sus ciudadanos, en una conferencia sobre las causas de la crisis esta semana.

Dos días antes, en una entrevista con el periódico alemán "Bild", el ministro de Defensa heleno y líder del partido de derecha nacionalista Griegos Independientes, Panos Kamenos, había acusado al Ejecutivo alemán de "proteger a los altos cargos de Siemens implicados en escándalos de corrupción (en Grecia)".

Y, de paso, había recordado que Schäuble "tuvo que dimitir del liderazgo de su partido por su implicación en un asunto de soborno".

Los artículos incendiarios sobre los "griegos perezosos" en la prensa sensacionalista alemana y la asimilación de los líderes actuales de este país con los nazis en las calles griegas son algunos de los estereotipos que se repiten con tanta frecuencia desde el inicio de la crisis que ya no impresionan a nadie.

"Existe una oposición entre Alemania y todo el sur europeo que se cristaliza en la oposición entre Alemania y Grecia por razones políticas", explica el profesor de la Universidad de Atenas Yorgos Pliós.

Este experto estima que si mañana "sale un Gobierno de izquierdas en España, lo mismos estereotipos serán utilizados por los medios alemanes para criticar a los españoles".

Dos encuestas que se realizaron, una en Alemania y otra en Grecia, la pasada semana indican bien la incomprensión creciente entre los dos pueblos. El 81 % de los encuestados alemanes consideraba que Grecia no tiene intención de elaborar reformas, frente a un 14 % que creía lo contrario.

El 82 % de los encuestados griegos aplaudía la decisión de su Gobierno de formar una comisión parlamentaria para exigir las reparaciones de guerra a Alemania por el periodo de la ocupación nazi, así como la devolución del préstamo obligatorio que recibió el país germano.

Se trata de una de las principales fuentes de animosidad de la población griega hacia la alemana que hasta el inicio de la crisis levantaba pocas pasiones.

Tras los primeros reportajes de la prensa sensacionalista alemana sobre los que llamaron "griegos perezosos", las reparaciones exigidas por la Segunda Guerra Mundial se convirtieron en un tema de gran importancia para los griegos.

Otro asunto de confrontación de Grecia hacia Alemania son los escándalos de soborno de altos funcionarios griegos a manos de empresas alemanas, el más importante de los cuales fue el "escándalo Siemens".

Entre los años 1990 y 2006 el grupo alemán admitió haber distribuido a políticos socialdemócratas y conservadores 100 millones de marcos alemanes (50 millones de euros), para obtener contratos de un valor total de 1.300 millones de euros.

La investigación, que empezó en 2005 y duró hasta 2011, no logró atribuir responsabilidades políticas.

Entre tanto, los altos cargos de Siemens en Grecia que estaban directamente implicados en el escándalo se refugiaron en Alemania, donde fueron condenados a penas muy por debajo de las que podrían haber sido condenados por los mismos delitos en Grecia.

El Gobierno de Alexis Tsipras anunció que excluirá de los concursos públicos a Siemens y Rheinmetall, el mayor fabricante de armas de Alemania que también estuvo implicado en casos de corrupción.

El tono cada vez más polémico de las críticas no preocupa a Pliós. "Esta polémica no va rebajarse sustancialmente, pero tampoco pondrá en riesgo la unidad de la eurozona", asegura.

La incomprensión mutua entre las sociedades griega y alemana no impide, sin embargo, a los alemanes escoger Grecia como lugar de sus vacaciones de verano.

La compañía aérea alemana Lufthansa anunció ayer que las reservas con destino a Grecia para el 2015 se han incrementado un 12 % respecto al año anterior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha