eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ANÁLISIS

Los 'padres' del 78 ante ¿un nuevo horizonte constituyente?

El 1-O supone un desafío político, ante el que se plantean diferentes respuestas, para la arquitectura institucional alumbrada por la Carta Magna

Unidos Podemos y las confluencias presentaron la asamblea de parlamentarios por un referéndum pactado ante la mirada de los padres de la Constitución del 78

Iglesias, Garzón, Domènech, Montero y Díaz proponen el Estado plurinacional frente al Estado de las autonomías y el café para todos

- PUBLICIDAD -
Yolanda Díaz, Irene Montero, Xavier Domènech, Alberto Garzón y Pablo Iglesias.

Yolanda Díaz, Irene Montero, Xavier Domènech, Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Dani Gago / Podemos

Sobre la mesa, el 1-O. De fondo, el café para todos, el Estado autonómico y un solo demos. En primer plano, el Estado plurinacional, el derecho a decidir y Catalunya como sujeto político. En la pared, la enunciación de derechos sociales y una monarquía constitucional. En las sillas, la constitucionalización de esos derechos y una profundización democrática republicana.

La foto, de Dani Gago, es la imagen de un orden que no termina de morir frente a un orden que no termina de imponerse. Cinco padres de la Constitución ante los cinco portavoces de Unidos Podemos y las confluencias. Cinco hombres frente a dos mujeres y tres varones. Cinco trajes y corbatas frente a camisas remangadas y pantalones vaqueros. Arquitectos del régimen del 78 frente a quienes proponen un nuevo horizonte constituyente.

Unidos Podemos y las confluencias convocaron este lunes en la sala Constitucional del Congreso a una  asamblea de parlamentarios y alcaldes por una salida dialogada a la crisis catalana que pase por un referéndum pactado, prevista para este domingo en Zaragoza: Pablo Iglesias (Podemos), Alberto Garzón (IU), Xavier Domènech (En Comú), Irene Montero (Podemos) y Yolanda Díaz (En Marea), ante la atenta mirada de los retratos de Gregorio Peces Barba, Gabriel Cisneros, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, Miquel Roca y José Pedro Pérez Llorca, estaban presentando una suerte de proyecto de país alternativo al que habían diseñado hace cuatro décadas aquellos padres de la Constitución de 1978.

El retablo en forma de políptico constitucional representa a un socialista, dos miembros de UCD, uno de AP y otro de Convergència: de los cinco, sólo el partido de uno, el PSOE, sigue existiendo a día de hoy. Todos nacieron en 1940 menos Peces Barba, que era de 1938. Bajo su mirada –en 1978 tenían entre 38 y 40 años–, los dirigentes de un grupo confederal recién creado que intenta representar la confluencia entre diferentes culturas políticas y nacionalidades históricas: la mayor es Yolanda Díaz, que tiene 46 años; la menor, Irene Montero; 29.

A los cinco de abajo de la foto, Iglesias, Montero, Domènech, Garzón y Díaz no sólo les une estar proniendo un proceso constituyente que culmine en un Estado plurinacional, ni siquiera ser los portavoces de Unidos Podemos-En Comú-En Marea en el Congreso. También les une un pasado de militancia: la Juve –la UJCE, la Unión de Juventudes Comunistas de España–.  Son, como se diría en los tiempos de las JSU –unificación de las juventudes comunistas y socialistas en los años 30–, jusos, que se han reencontrado tras la centrifugadora del tiempo y diferentes caminos militantes con un propósito: intentar representar la España que viene, ese país que intenta dibujar Belén Barreiro en La sociedad que seremos y que habla de la ruptura generacional y de cómo los jovenes digitales empobrecidos están formando las alternativas políticas.

Barreiro establece cuatro categorías, cuatro tipos de "Españas" como ella las llama que conviven: digitales acomodados, digitales empobrecidos, analógicos acomodados y analógicos empobrecidos. Digitalización y brecha social se entremezclan para explicar qué tipo de sociedad somos.

El 1-O cada día está más cerca. Referéndum o movilización, en jaque o en ebullición, legal o legítimo, lo cierto es que es un desafío a ese régimen del 78 encarnado en aquellos padres de la Constitución que desde el fondo observan a aquellos que se erigen en sus salvaguardas, a quienes quieren reformar su legado y a aquellos que, directamente, proponen un nuevo horizonte constituyente plurinacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha