eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La primera ministra de Bangladesh afirma que hay en su país 622.000 rohinyás

- PUBLICIDAD -
La primera ministra de Bangladesh afirma que hay en su país 622.000 rohinyás

La primera ministra de Bangladesh afirma que hay en su país 622.000 rohinyás

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, afirmó hoy que a su país han llegado ya 622.000 rohinyás y pidió a la comunidad internacional que aumente su presión para que el Gobierno de Birmania (Myanmar) acepte el regreso de los miembros de esta minoría musulmana.

"Más de 622.000 ciudadanos de Birmania han huido a Bangladesh para escapar de la persecución recientemente", indicó Hasina durante la inauguración en Dacca de la 63 Conferencia Parlamentaria de la Commonwealth.

La cifra ofrecida por la gobernante eleva en 15.000 el número de refugiados contabilizados en el país de acuerdo con el último informe del Grupo de Coordinación Intersectorial de la ONU, emitido el pasado jueves.

Hasina pidió a los asistentes a la conferencia de la Commonwealth que hagan el "máximo esfuerzo por discutir el tema y ejercer presión" sobre el Gobierno de Birmania para que detenga la persecución sobre sus ciudadanos y los reciba de nuevo cuanto antes.

"La persecución inhumana infligida a la población rohinyá en el estado Rakhine de Birmania y se expulsión forzosa de su hogar han creado inestabilidad en la región y más allá", dijo.

Agregó que Bangladesh ha aceptado acoger a los refugiados en base a criterios humanitarios pero reiteró la necesidad de que Birmania acepta a esta población de vuelta.

No obstante, señaló que Bangladesh está "deseando tener buenas relaciones" con todos sus vecinos.

La actual crisis de refugiados rohinyás comenzó el pasado 25 de agosto, tras un ataque de insurgentes de esa minoría musulmana contra postas de la Policía y el Ejército en Rakhine, en el oeste de Birmania.

En respuesta, los militares lanzaron una operación en la que de acuerdo con testigos y organizaciones no gubernamentales han muerto cientos de civiles y alrededor de 300 pueblos han sido reducidos a cenizas.

Precisamente ayer, el subsecretario adjunto de Estado de la Oficina de Migración, Población y Refugiados de Estados Unidos, Simon Henshaw, indicó que Washington utilizará las sanciones para que Birmania investigue y encuentre a los responsables de violaciones de los derechos humanos contra los rohinyás.

"Creemos que es importante que los responsables por las violaciones de los derechos humanos sean encontrados y usaremos las sanciones (...) para presionar al Gobierno birmano para que investigue las acusaciones", indicó Henshaw durante una visita a Dacca.

Ya antes de la presente crisis, al menos 300.000 rohinyás, una minoría a la que Birmania no reconoce como tal, se encontraban en Bangladesh, país que solo había otorgado estatus de refugiado a 34.000 de ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha