eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno asegura que hay abiertas diligencias por la agresión de un guardia civil a un antitaurino

Ha contestado al senador de Compromís Carles Mulet que preguntó tras conocerse el episodio en el que un guardia civil le gritaba al activista: "Te voy a arrancar la cabeza"

Óscar Castillo saltó al ruedo de Valdemorillo en febrero y fue retirado sin resistencia. En las dependencias de la plaza, el agente estalló

Gran parte de la agresión y los insultos quedaron registrados en un vídeo que emitió eldiario.es

- PUBLICIDAD -
Óscar del Castillo, un día después de la agresión.

Óscar del Castillo, un día después de la agresión.

El Gobierno asegura que la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil tiene abiertas diligencias por la agresión de un agente a un antitaurino en la plaza de toros de Valdemorillo el febrero pasado. El Ejecutivo ha informado por escrito al senador de Compromís, Carles Mulet, que, además de la investigación interna, existe un proceso abierto por las presuntas agresiones del guardia a un manifestante que saltó al ruedo pero no ofreció resistencia alguna.

Mulet, que pertenece a la Asociación de Parlamentarios Antitaurinos, remitió la cuestión al Ejecutivo nada más conocerse el caso grabado por la propia víctima, Óscar del Castillo. Las imágenes mostraban como, además de los golpes, el agente gritaba: "Te voy a arrancar la cabeza, hijo de puta". 

Castillo había saltado al ruedo  mostrando una tarjeta roja y pitando un silbato. Después fue retirado del coso taurino por varios agentes. El activista llevaba una cámara para registrar la protesta. Mientras, otro vídeo mostraba que no hubo resistencia. "Me dio 20 puñetazos y me golpeó la cabeza contra pared", describía después el antitaurino.

Una vez en las dependencias de la plaza fue cuando el agente estalló: golpeó varia veces al activista y lo insultó. La cámara fue registrando toda la escena. Tras conocerse el episodio, la Guardia Civil aseguró que abriría una investigación interna aunque un portavoz apostilló que las imágenes no mostraban "que los insultos provengan de un agente". Lo que ha dicho ahora el Ejecutivo es que pretenden "aclarar e individualizar posibles responsabilidades de los guardias civiles".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha