eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Die Partei: el partido satírico que promete legalizar la cocaína gana la batalla en las redes

El partido fue fundado en 2004 por los editores de la revista satírica Titanic y en el último mes ha obtenido más seguidores en Facebook que ninguna otra formación alemana

Liderado por un cómico, el partido promete legalizar el alcohol al volante, introducir la cocaína bajo prescripción y secuestrar al presidente turco

- PUBLICIDAD -
Cartel publicitario del partido con la líder del partido, Serdar Somuncu.

Cartel publicitario del partido con la líder del partido, Serdar Somuncu.

Un partido que promete legalizar el alcohol al volante, introducir la cocaína bajo prescripción y secuestrar al presidente turco está ganando la carrera presidencial alemana en las redes sociales, según muestra un análisis de datos de Facebook.

Die Partei (El Partido), fundado en 2004 por los editores de la revista satírica Titanic, ha ganado en este último mes más seguidores en la red social que cualquier otro partido alemán, incluida la formación de extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD).

En general, e igual que otros partidos populistas en Europa, el AfD ha superado en las redes sociales a los partidos tradicionales. En agosto, por ejemplo, logró 440.000 interacciones en Facebook, tres veces más que el izquierdista Die Linke y seis más que la formación de centro derecha de Angela Merkel, CDU, que lidera las encuestas.

Sin embargo, el partido satírico Die Partei, liderado por el cómico Serdar Somuncu, nacido en Estambul, ha crecido en la red más que cualquier otro partido, consiguiendo 31.608 nuevos seguidores. AfD ha conseguido 29.302.

En una artimaña para atraer la atención del público, el “ministro de propaganda” de Die Partei, el cómico satírico Shahak Shapira, israelí de nacimiento, pirateó 31 grupos de Facebook favorables al AfD con el objetivo de “reparar internet”. El partido satírico también  subió su anuncio de campaña a YouPorn (página web pornográfica).

En su programa, Die Partei promete introducir un sistema mediante el cual se anularán los votos en referéndums nacionales si los votantes no pueden responder cuestiones simples como “¿cuál es la capital de París?”, un sistema que describe como “epistocracia moderada”.

“Mirando los datos, es sorprendente como el AfD y Die Partei lideran en la red”, explica Tilo Kmieckowiak, de Quintly, una empresa de software que proporciona a las redes sociales herramientas de análisis utilizadas para recoger datos. “Parece escandaloso que políticas escandalosas y el humor provocador generen los mayores niveles de atención. Los datos también sugieren que hay mucho margen para que los otros partidos aumenten su apuesta”.

El cómico Serdar Somuncu, líder del partido satírico, en un cartel parodiando a Donald Trump.

El cómico Serdar Somuncu, líder del partido satírico, en un cartel parodiando a Donald Trump.

Aunque lo más probable es que Die Partei no supere la barrera del 5% para entrar en el Bundestag –el parlamento alemán-–, su campaña en las redes sociales ha convertido a la formación en sujeto de debates acalorados. Sus fans sugieren que los partidos establecidos podrían aprender de sus técnicas innovadoras, mientras que los críticos rechazan la formación por “elitista, burguesa y amoral”.

Stefan Niggemeier, periodista, sostiene que cualquier voto a Die Partei, que entró en el Parlamento Europeo en 2014, es un voto desperdiciado para frenar la marcha del AfD al Bundestag. Alternativa por Alemania ha contratado los servicios de la empresa Harris Media, radicada en Texas, que ha trabajado en campañas online para Donald Trump y Ukip. Sin embargo, el impacto de las redes sociales en las elecciones del domingo sigue siendo objeto de debate.

Los niveles de confianza en los medios de comunicación tradicionales siguen siendo superiores en Alemania que en cualquier otra parte de Europa y pocos jóvenes utilizan plataformas online como Facebook como su única fuente de noticias.

“A pesar de la creciente atención de los medios y fenómenos virales aislados como el 'tren Schulz' o el bombo al joven líder de los Demócratas Libres, Christian Linder, las redes sociales todavía juegan un papel menor en la comunicación política en Alemania, incluso durante la campaña electoral”, cuenta Paul-Jasper Dittrich, investigador en el Instituto Jacques Delors de Berlín.

Como en el resto de la UE, sostiene Dittrich, los partidos populistas como AfD utilizan las redes sociales, especialmente Facebook, como su principal herramienta en su estrategia de comunicación. “Sin embargo, en comparación con otros populistas de Europa como Marine Le Pen, Beppe Grillo o Jean-Luc Mélenchon, los cuales tienen más de un millón de seguidores en Facebook, la cifra de 220.000 seguidores del presidente del AfD, Frauke Petry, parece irrisoria”, añade.

Aunque el AfD puede superar a sus contendientes satíricos, su número de seguidores continúa siendo considerablemente más bajo que el del resto de partidos dominantes en Alemania. De acuerdo con su oficina de comunicación, el AfD ha tenido 29.000 contribuyentes económicos en septiembre, mientras que Die Partei ha tenido unos 25.000.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha