eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

Juan Carlos González, de RTVE: “Rodar en 4K no es un tema de dinero”

Los directores de ‘La pasión del Prado’, un documental pionero rodado en la resolución 4K por RTVE, coinciden en que el estándar se va a implantar “de forma relativamente inmediata”

Ambos comentan las dificultades para el despliegue de esta tecnología en España y cómo es la experiencia de rodar en este nuevo formato

- PUBLICIDAD -
Momento del rodaje del documental ‘La pasión del Prado’. La resolución es tan alta que la iluminación tenía que adaptarse para no sacar las grietas en la tela de un cuadro

Momento del rodaje del documental ‘La pasión del Prado’. La resolución es tan alta que la iluminación tenía que adaptarse para no sacar las grietas en la tela de un cuadro

‘La pasión del Prado’ es una de las pocas producciones no experimentales rodadas en 4K. La idea de este documental, filmado en una resolución de 3840x2160 píxeles, cuatro veces más alta que el full HD, partió de dos profesionales de RTVE, José Morillas y Juan Carlos González, que propusieron el proyecto a la corporación RTVE y obtuvieron su apoyo. Se trata de un trabajo pionero a nivel mundial, en el que han tenido que lidiar con los problemas propios de una tecnología emergente.

Los dos directores de ‘La pasión del Prado’ hablan de las particularidades que han encontrado rodando en 4K. Uno de los problemas eran los planos en movimiento, debido a la enorme cantidad de información que contiene cada imagen. Y es que la nueva resolución no supone sólo más píxeles sino que éstos tienen mucha más calidad, en parámetros como la luz, la sensibilidad, la iluminancia, el contraste o la colorimetría. A pesar de los retos, Morillas y González creen que el formato no tardará en implantarse, pues los precios de los televisores 4K están bajando, mientras que para hacer llegar la señal servirá la fibra óptica. El pistoletazo de salida será el Mundial de Brasil 2014, que se rodará y transmitirá íntegramente en 4K, mientras que las Olimpiadas de Tokio de 2020 se harán a un nivel mayor si cabe.

PB: ¿Hasta ahora qué ha rodado RTVE en 4K?

José Morillas: Juan Carlos hizo un experimento, un vídeo de cuatro minutos para el Mobile World Congress de Barcelona, hace un año. Pero la idea de ‘La pasión del Prado’ era embarcarnos en el reto de no hacer pruebas técnicas ni demos. Lo que queríamos era hacer la primera producción audiovisual que pudiera ir a cines y a televisión, la primera producción completa y larga.

PB: ¿’La pasión del Prado’, se ha visto en San Sebastián y en Madrid hace poco, dónde se podrá ver?

JM: Lo puedes ver ahora en todo el mundo en un canal del satélite Hispasat, que está en bucle. Lo único que necesitas es una parabólica y un monitor 4K. Partiendo de la premisa de que con el 4K se rompe, o se diluye al menos, la frontera entre cine y televisión, lo que queremos es llevar el producto a diferentes salas de cine, tanto dentro como fuera del país. Ahora mismo hay un acuerdo con Cineteca [en el Matadero de Legazpi, Madrid], que esperemos que en breve sepamos cuando se programa, y con otros exhibidores de aquí de España. También queremos intentar colocar el producto fuera del país. Además de esto, estamos trabajando para que tenga un recorrido por diferentes festivales de cine y de televisión. Y posteriormente se podrá ver en España, en las televisiones, pero, eso sí, bajando la calidad, porque habrá que ponerlo en un formato de HD.

PB: ¿Qué repercusión internacional ha tenido como experiencia pionera?

JM: Gracias a este producto el impacto que está teniendo la marca RTVE o la marca Museo del Prado a nivel mundial es tremendo. Si te vas a páginas de China, de la India o de cualquier otro lugar y te encuentras en múltiples idiomas noticias relacionadas con ‘La pasión del Prado’,  Museo del Prado y RTVE. Es decir, el impacto mediático que ha tenido este producto, entre otras cosas por la innovación técnica, es muy fuerte.

PB: ¿Qué diferencia hay entre rodar en 4K o hacerlo en las resoluciones inferiores?

Juan Carlos González: Hay particularidades técnicas en cuanto a la forma de grabación, la óptica, la reproducción de los decorados… Por ejemplo no es igual en HD que en 4K el rostro humano. Tienes que utilizar software de atenuación, la iluminación es distinta porque las latitudes de la cámara son distintas, el tipo de ópticas cambia sustancialmente pues requieren menos luz, tienen más gama y más contraste. Pero desde el punto de vista de la producción no veo grandes diferencias.

PB: ¿Y en el proceso de postproducción?

JCG: Aquí hay grandes diferencias.  Hasta ahora trabajas con una señal vídeo, que lleva una luminancia y unos valores de prominencia, mientras que con el 4K trabajas con un formato RAW con un histograma. Para hacernos una idea es como si estuviéramos manejando 50 fotos de Photoshop por segundo.

PB: ¿Los ordenadores de hoy en día pueden soportar esta carga?

JCG: Con un ordenador normal puedes manejar ya 4K, lo que ocurre es que va a ir lento porque tienes que manejar mucha más información. Pero el problema no es ése, es que tendrás que verlo en algún sitio. Si tienes un monitor de 1080 líneas por mucho 4K que hagas vas a ver un HD. Necesitarás una pantalla de 2160 líneas para poder tener un 4K.

PB: Volviendo al rodaje, ¿qué habéis tenido que cambiar en vuestra forma de trabajo?

JM: Hay modificaciones en cómo grabamos, qué tipo de cámaras llevamos, cómo iluminamos, cómo se definen los planos generales, los fondos, los puntos de fuga, que cambian derivados de la sensibilidad y la ultradefinición que te permite el 4K. Yo no lo viví como profesional, pero esto podría ser un poco como el salto del blanco y negro al color. Te cambia completamente los conceptos. Indudablemente es mucho más que el salto que se dio entre el SD, la televisión estándar de 625 líneas, y el trabajo en HD.

Un plano general en un formato SD tiene un valor de información para el ojo, que con el HD te cambia porque te va a dar mucha más información. Con la ultradefinición cosas que antes pasaban desapercibidas en la alta definición, el ojo humano se queda con ellas. En un plano general de la ciudad de Barcelona, el toldo de una ventana, un elemento pequeñito que por supuesto en una televisión normal estaría casi pixelado, sería una cosa irrelevante, adquiere significado. El concepto de la composición y de la importancia de los detalles cambia completamente, por tanto, el planteamiento de cómo se concibe el encuadre cambia.

Además, aquí estamos hablando de superar al ojo humano, con lo que a lo mejor estás mostrando en un detalle cosas que no quieres mostrar. Por ejemplo en un cuadro, a lo mejor estamos mostrando una grieta de la tela que no te importa, por tanto, tienes que trabajar la iluminación de una forma distinta.

PB: ¿Suben mucho los costes al rodar en 4K?

JCG: No, no es significativo. Hay cámaras por 2.000 euros, aunque también las haya de 80.000. Un ordenador comprado hace un par de semanas, que trabaja en 4K, de una gama media pero no profesional, no pasa de los 2.000 euros. No es un tema de dinero.

JM: En cualquier caso, las tecnologías nuevas son caras en un primer momento, pero los precios van a bajar. El 4K no es un capricho tecnológico. Nos guste o no, el 4K, como sistema de producción audiovisual, es el formato que las grandes corporaciones han decidido que se va a estandarizar de forma relativamente inmediata. Por eso, los precios están obligados a bajar.

PB: ¿Qué dificultades presenta el despliegue del 4K en España?

JCG: Son las derivadas de que estamos en crisis y gastarte 2.500 euros en un monitor duele más que en otros países. Ahora bien, ya tienes televisores en Estados Unidos por 600 euros y Dell la semana pasada anunció que iba a bajar esos precios. Y luego también hay una cuestión que nos afecta a todos. Y es que dado el volumen de información que mueves actualmente sólo pueden emitir 4K vía satélite o por cable, por internet. Para reproducir 4K y que todo vaya estupendo necesitas 80 Mbps.

PB: Hay muy pocos hogares en España que cuentan con una conexión así.

JCG: Bueno, Canarias ya está todo cableado a 100 megas, en Madrid hay muchas salidas que tienen 100 megas y la previsión es que en 2015 medio país esté a 100 megas. Lo normal es que tengas 6 ó 7 megas en tu casa, si te ponen 100 te sobran más de 80 para mover televisión 4K. Y por supuesto, si tienes una parabólica ya tienes 4K.

PB: ¿La situación es diferente en otros países?

JM: En otros países, como por ejemplo Brasil, donde está más generalizado el tema del cable a altísima velocidad o el satélite, el 4K no es un problema. El problema está en España, donde tenemos la TDT, con un espectro ya muy reducido. Hay un dilema, si se amplía el espectro, si se reducen empresas y se les deja a algunas unos nodos con mayor ancho de banda. Incluso se están intentando hacer pruebas para ver si en un ancho de banda no mucho mayor se puede meter, por ciertos procesos de compresión, una banda con una calidad mínima de 4K. Esto tendrá que resolverse a nivel político en España, porque lo del 4K es una decisión que nos supera. Las grandes corporaciones han decidido que esto va a ser así, un país puede ser un poco más remolón en el proceso de modernización, pero no pueden ser más de 2, 3 ó 4 años.

PB: ¿Será la muerte del TDT?

JM: Si se llega a resolver el problema, que haya menos canales pero con un ancho de banda mayor y al mismo tiempo se resuelve que en este ancho se pueda meter de forma comprimida el 4K, entonces no. Si no tendremos que llegar a las fórmulas de otros países en el mundo, una fibra óptica potente y/o satélite.

PB: En cualquier caso, en lo referente a la transmisión el salto es muy grande desde la HD al 4K.

JCG: Una TDT con un canal normal, como La 2, por ejemplo, no llega a 2 megas. Un canal HD con una cierta calidad, el de Televisión Española, que por TDT es probablemente el mejor en cuanto a calidad técnica, no llega a 10 megas. Hasta 80 megas falta mucho para esos 80 megas ideales. Además, las cadenas que producen 4K y que se dedican al deporte mueven directamente 120 megas, porque en los deportes están las escenas donde más importante es el movimiento y con 80 megas no les llega.

PB: ¿Habrá pronto contenido en 4K?

JCG: Hay mucha gente que está ya produciendo 4K. Esto acaba de iniciarse y no hay un gran remanente. Pero los grandes eventos deportivos este año ya se dan en 4K. La fórmula 1, el Mundial de fútbol e incluso los grandes espectáculos, como ópera, conciertos, se están haciendo en 4K. BBC también hará sus próximas series de naturaleza en 4K. Nosotros con el HD llegamos unos 6 ó 7 años tarde en este país y cuando entramos había de todo. Ahora no, estamos en la punta de lanza.

PB: ¿Cuál es la previsión que baraja RTVE para desplegar 4K?

JCG: Yo creo que le queda. En este momento televisión tiene un acuerdo con Abertis Hispasat, que tiene satélites con canales dedicados al 4K, y el documental del Prado está en bucle, porque no hay otra cosa.

JM: Nosotros somos los directores de un producto, que hemos intentado que Televisión Española cogiera esa sensibilidad. Afortunadamente la corporación RTVE ha apoyado el proyecto, pero esta es una decisión que tiene que tomarse como línea estratégica. La corporación parece tener claro que tiene que seguir a la vanguardia de todo esto. Eso significa que sigamos produciendo en este formato de vanguardia.

PB: ¿Cómo veis el papel de las cadenas privadas en 4K?

JM: Supongo que si ven una inversión rentable a corto o medio plazo empezarán. Parece ser que Canal + se está poniendo mucho las pilas. Hay un mercado que va a existir en poco y el que esté a la cabeza tendrá una posición privilegiada para seguir produciendo, quien no esté dependerá de otros y al final le saldrá más caro no haber invertido en esta nueva experiencia.

PB: ¿Cómo está el despliegue del 4K en el mundo?

JM: Brasil y Japón se están poniendo muchísimo las pilas, con importantes cantidades de inversión pública y privada para desarrollar cien por cien el sistema y crear contenidos. Por supuesto BBC, que siempre es puntera en todo esto, también se está poniendo mucho las pilas. Con esta producción y con el experimento que hizo antes Juan Carlos, RTVE y España también se han colocado en esta liga de campeones, pero esto hay que consolidarlo. En Japón dan prácticamente dan por sentado el 4K y su problema tecnológico para seguir liderando el mercado mundial está ya en el 8K. Su pretensión para los Juegos Olímpicos de Tokio (2020) es hacerlos en 8K.

PB: ¿Por qué el 4K sí y el 3D no?

JM: Es más una decisión de los despachos de las multinacionales que un problema puramente tecnológico. También entendemos que la dificultad a nivel de consumo que suponen las gafas ha tirado atrás todo el proyecto 3D de momento.

JCG: El efecto 3D se consigue de forma natural sin gafas con un 8K, que es cuatro veces lo que tiene un 4K. Cuando emites 8K en una pantalla el efecto 3D es natural, sin gafas.

Imagen: RTVE

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha