eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La estúpida y cruel existencia española

Bajar el IVA a los toros es legitimar los reglones de sangre de nuestra historia, y sus autores están identificados. No es casualidad que quien inició este inmoral proceso fuera uno de los ministros más vergonzosos de todos los tiempos: José Ignacio Wert

53 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura del PP, artífice de la bajada del IVA a las corrida de toros. Foto: EFE

Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura del PP, artífice de la bajada del IVA a las corrida de toros. Foto: EFE

De "estúpida y cruel como su fiesta de los toros" calificó el genial Luis Cernuda la "existencia española". Y así seguimos, permaneciendo en la estupidez y en la crueldad como si la existencia no hubiera avanzado aquí desde aquellos años 60 en los que el poeta publicó Desolación de la quimera, que contiene esos versos en el poema 'Díptico español'. La última estúpida crueldad ha llegado en forma de impuestos: el IVA a las corridas de toros se ha rebajado al 10%, mientras el cine seguirá tributando al 21%. La explicación del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, es que los toros constituyen un "espectáculo en vivo", como los conciertos, el teatro o la danza, que también han visto reducido su gravamen. Pero resulta estúpida y cruelmente paradójico que se considere espectáculo en vivo una práctica que consiste en matar y cuyos artífices son conocidos con el nombre de matadores: otra burla de los señoritos con cartera. Y, aun en términos fiscales, comparar el crimen de los toros con la música en vivo, el teatro o la danza es un insulto a músicos y cantantes, actores y dramaturgos, bailarines y coreógrafos.

La bajada del IVA a las corridas de toros no es una ocurrencia más de estos Gobiernos del PP, sino la chulesca ratificación de que, con sus leyes, la estupidez y la crueldad siguen rigiendo nuestra existencia. En un Estado cuya Audiencia Nacional condena chistes sobre Carrero Blanco, militar franquista que fue eliminado porque representaba la continuidad de una dictadura inaceptable (que mató poetas o los obligó, como a Cernuda, al exilio, y que no ha sido juzgada), el aparato político y judicial no condena a quienes jalean y perpetran el vil martirio de los animales. La Ley Mordaza y el fomento de la tortura animal son estupideces y crueldades que se inscriben en el mismo relato sin fin de la España más negra, y por eso son los mismos quienes ahora siguen escribiéndolo.

Bajar el IVA a los toros es legitimar los reglones de sangre de nuestra historia, y sus autores están identificados. No es casualidad que quien inició este inmoral proceso fuera uno de los ministros más vergonzosos de todos los tiempos: José Ignacio Wert. Siendo ministro de Cultura, aprobó el Plan Nacional de Fomento y Protección de la Tauromaquia (PENTAURO), prometiendo una rebaja fiscal a los empresarios de la muerte: la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), que preside el francés Simón Casas, o la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que preside el ganadero Carlos Núñez. Cabe recordar que estos perversos criadores de víctimas crearon en 2015 la Fundación del Toro de Lidia con el objeto de frenar un abolicionismo imparable, y que echaron el resto contratando a un bufete de relumbrón para  perseguir antitaurinos por la vía judicial. Un esfuerzo en el que han fracasado: no es solo que las personas abolicionistas no seamos delincuentes y no puedan echarnos su guante ensangrentado, sino que la historia asumirá que es su violencia la que constituye delito. Tiempo al tiempo, aunque sea eterno para sus muertos.

La promesa del incapaz Wert quedó pendiente y la ha cumplido ahora el nuevo secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, un ultra de la tauropatía que en 2013 reactivó en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte una Comisión de Asuntos Taurinos que llevaba 14 años inactiva. La obsesión de Benzo era bajar el IVA a los toros, con la intención de frenar la agonía de un sector que necesita del apoyo económico porque ha perdido el apoyo social y el tren de los tiempos. Teniendo en cuenta lo que los conciertos, el teatro o la danza han importado históricamente a los responsables de la cultura del PP, no me sorprendería que el secretario de Estado haya aprovechado sus reivindicaciones solo para favorecer a los maltratadores de toros. Tampoco es casualidad que el tal Benzo dirigiera la Oficina de Santiago Calatrava (ese arquitecto…) y llegara a estar imputado en una de sus causas, que fue archivada. Otro asunto.

El maltrato animal de los espectáculos taurinos mancha la imagen de España en el exterior, como demuestra un amplio estudio realizado por Cambridge University Press, pero el Gobierno del PP sigue empeñado en defender el cortijo de los maltratadores. Al escándalo del IVA se une la indignante y esperpéntica concesión por vía extraordinaria de la nacionalidad española a un torero peruano. Dice el gobierno que lo ha hecho porque el peruano es "defensor y promotor de la fiesta de los toros" y, por tanto, está en "sintonía con los valores sociales de nuestro país". Se me ocurren pocas falacias tan descaradas, teniendo en cuenta el rechazo mayoritario de los españoles por la tauromaquia. Y se me ocurren pocos descaros más ofensivos, teniendo en cuenta que hay menores nacidos en España y acogidos por familias españolas a los que no se concede la nacionalidad española porque sus padres biológicos no lo son. Más de  100.000 firmas piden la nacionalidad para ellos. Pero, claro, solo son niños, y a este Gobierno de capillitas le importan más los toreros que los niños.

Benzo el tauricida preside además el Consejo de Administración de Acción Cultural Española (AC/E). Como tal, será comisario general del pabellón de España en la 'Expo Astana 2017, Energía para el Futuro', que se celebrará entre los próximos 10 de junio y 10 de septiembre, y que "tiene como objetivo reevaluar nuestra actitud hacia la energía y su consumo". En una vuelta de tuerca más de la burla de este Gobierno, nuestro flamante pabellón llevará el nombre de 'Energía para el Planeta' e invitará a sus visitantes "a viajar por el espacio y el tiempo para descubrir cómo y por qué España se ha convertido en líder indiscutible en la utilización de energías renovables, en su implantación e investigación".

En fin, Benzo es el comisario de esta otra tomadura de pelo de los del PP. La estafa con recochineo de quienes mantienen el 'impuesto al sol' pero bajan los impuestos a los toros. Benzo, el compinche de los taurinos que reciben ayuda para matar, es el mismo Benzo compinche de las eléctricas y el oligopolio, que impiden el autoconsumo y el desarrollo de las energías limpias. Tres formas de violencia: contra los animales, contra el planeta que da título al pabellón de Astana y contra los ciudadanos. Las violencias de quienes Cernuda acusó de "enemigos enconados de la vida". Los que condenan al cine a la asfixia económica y condenan a Cassandra a prisión e inhabilitación por hacer chistes sobre un garante de la dictadura franquista. Será que estos del PP sí eran amigos de la vida del almirante. De su estúpida y cruel existencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha