Blogs y opinión

Sobre este blog

Ángela Armero es guionista de cine y televisión. Además imparte clases en la escuela creativa Hotel Kafka, colabora en diversos medios, ha escrito y dirigido dos cortos ("La Aventura de Rosa" y "Entrevista") y ha publicado una novela juvenil (Alexandra y las Siete Pruebas.) Es una adicta a las series y dice que no quiere quitarse.

Lo que viene: Black Mirror 2

Existen series maravillosas y existen series rompedoras, que te rompen la cabeza y te hacen reflexionar sobre tu vida. Y no son solo rompedoras, sino rupturistas. La serie que más ha hecho avanzar la ficción audiovisual en los últimos años, en mi humilde opinión, es Black Mirror, la serie creada por Charlie Brooker (también creador de Dead Set) para el británico Channel Four y producida por una empresa del grupo Endemol, el responsable de programas de éxito global como Gran Hermano u Operación Triunfo. Brooker, humorista, periodista, presentador y guionista explica el concepto y el título de la serie:

"Si la tecnología es una droga -y se siente como una droga- entonces, ¿cuales son los efectos secundarios?. Esta área -entre el placer y el malestar- es donde Black Mirror, mi nueva serie, está establecida. El "espejo negro" (black mirror) del título es lo que usted encontrará en cada muro, en cada escritorio, en la palma de cada mano: la pantalla fría y brillante de un televisor, un monitor, un teléfono inteligente."

Black Mirror es diferente incluso en su estructura. La primera temporada (emitida por TNT y Cuatro en España) son tres episodios independientes que gravitan en torno al mismo tema central. Según Brooker, "cada capítulo tiene un tono diferente, un entorno diferente, incluso una realidad diferente, pero todos son acerca de la forma en que vivimos ahora - y la forma en que podríamos estar viviendo en 10 minutos si somos torpes".

El primero cuenta con una premisa brutal: Para liberar a la princesa Susannah, querido miembro de la familia real inglesa, el Primer Ministro de Gran Bretaña ha de tener relaciones sexuales con un cerdo y colgarlo en Facebook para que todo el mundo pueda verlo.

En el segundo, una hipotética clase media vive encerrada en una instalación pedaleando en una bicicleta estática a cambio de créditos para obtener cosas y experimente la vida vicariamente a través de un avatar, y solo se puede pasar a una vida mejor concursando en realities.

El tercer capítulo, "The Entire Story of you", (cuyos derechos ha adquirido Robert Downey Jr. para hacer una película) sucede en una realidad alternativa en la que todo el mundo registra todo lo que hace o dice en un chip implantado en su piel, de modo que todos los recuerdos son accesibles en cualquier momento, lo que conlleva una destrucción total de los secretos.

"Retorcida parábola en la era de twitter", según la definen sus creadores, el gran tema de Black Mirror es la paradoja que encierra la tecnología del mundo actual: se nos promete ser más libres, más felices, más queridos cuando en realidad es la misma libertad lo que estamos regalando a cambio de nada, nada que no sea existir en esa otra dimensión que va robándole espacio y significado al mundo real. Y parece que la esperada segunda temporada (estrenada hace dos días en Inglaterra) sigue el mismo camino. Este es el impresionante trailer.

BLACK MIRROR 2

¿Habéis visto Black Mirror? ¿Qué os parece?

Sobre este blog

Ángela Armero es guionista de cine y televisión. Además imparte clases en la escuela creativa Hotel Kafka, colabora en diversos medios, ha escrito y dirigido dos cortos ("La Aventura de Rosa" y "Entrevista") y ha publicado una novela juvenil (Alexandra y las Siete Pruebas.) Es una adicta a las series y dice que no quiere quitarse.

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2013 - 00:53 h

Descubre nuestras apps