La concesión de la base militar a Córdoba desata una crisis entre el PP nacional, el andaluz y el de Jaén

El presidente andaluz, Juanma Moreno, con Elías Bendodo, Javier Maroto, Teodoro García Egea y Loles López, en el Parlamento andaluz.

La concesión de la base logística del Ejército de Tierra a Córdoba, en detrimento de la candidatura de Jaén, ha desatado una crisis sin precedentes en el seno del PSOE y en el seno del PP. Los socialistas están en el Gobierno de España, que es quien ha resuelto la puja en favor de la ciudad califal, y los populares están en el Gobierno andaluz, que en un movimiento político sin precedentes ha apoyado "a las dos candidaturas a la vez". En medio de la competición entre Jaén y Córdoba, un proyecto del Ministerio de Defensa de 300 millones de euros de inversión y 2.000 puestos de trabajo.

Paro, planes y promesas: las razones de Jaén para estar en pie de guerra por una base militar

Paro, planes y promesas: las razones de Jaén para estar en pie de guerra por una base militar

La bronca interna que sufren PSOE y PP tiene los mismos mimbres: hay un choque de intereses y estrategias políticas entre los dirigentes nacionales, andaluces y provinciales. El último giro de esta crisis ha estallado este jueves en el Parlamento andaluz, donde el presidente de la Junta y líder regional del PP, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha leído en un periódico de Segovia que la ejecutiva nacional de su partido iba a pedir en el Senado la "revocación" de la concesión de la base militar a Córdoba, mientras otro periódico de Jaén anunciaba que el presidente provincial del PP, Juan Diego Requena, acababa de registrar una solicitud en el Congreso de los Diputados para obtener el informe completo del Ministerio de Defensa con los criterios que se han tenido en cuenta para apostar por Córdoba en contra de Jaén.

En ambos casos, se trata de iniciativas que cuestionan la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez pero que, de rebote, ponen en un brete el apoyo explícito del Ejecutivo andaluz por una de las dos provincias andaluzas. Los teléfonos han empezado a sonar de inmediato. La secretaria general del PP andaluz, Dolores López, se ha puesto en contacto con el portavoz en el Senado del PP, y senador en representación de Castilla y León, Javier Maroto, para exigirle explicaciones.

En conversación con este periódico, López asegura que Maroto "va a rectificar", que el PP "no llevará a la Cámara Alta una proposición no de ley para exigir al Gobierno que revoque la concesión a Córdoba", pero sí pedirá "una reprobación de la vicepresidenta", la cordobesa Carmen Calvo, a quien acusan de un "dedazo" en favor de su provincia natal. "O rectificará el periódico que lo ha publicado o habrá un comunicado de Maroto aclarando que eso no será así exactamente: el PP no va a pedir que se revoque la concesión a Córdoba", asegura López.

La acusación de "dedazo" de la vicepresidenta del Gobierno, que también esgrimen abiertamente el alcalde de Jaén y el presidente de la Diputación Provincial (ambos socialistas), emborrona el concesión de la base militar del Ejército de Tierra. También ha usado este término el vicepresidente de la Junta y líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín. El pasado martes, Marín acusó directamente a Calvo de ejercer el "dedazo" para beneficiar a Córdoba, haciéndose eco de un tuit (luego borrado) del diputado socialista cordobés Antonio Hurtado, en el que contaba que la vicepresidenta le había pedido a Sánchez que se decidiera por su ciudad, y éste había aceptado.

Pero lo que trató de ser un nuevo ataque de Marín al Gobierno socialista se volvió en contra, como un boomerang, cuando los dirigentes de Ciudadanos y del PP de Córdoba se revolvieron contra el vicepresidente por cuestionar la concesión del proyecto millonario. El Gobierno andaluz entró en gabinete de crisis y a última hora de la tarde, Marín tuvo que rectificar sus palabras, mostró su apoyo ecuánime a las dos candidatas, y pidió disculpas.

Intereses nacionales

Esta anécdota retrata el grado de hipersensibilidad que viven los partidos del Gobierno andaluz, y también el PSOE, al ver cómo los intereses nacionales de sus partidos chocan contra la defensa férrea del proyecto de jiennenses y de cordobeses. Antes de recibir la llamada de la número dos del PP andaluz, Maroto tuvo que escuchar al alcalde de Córdoba, el popular José María Bellido, que también le pidió que rectificase o matizase su iniciativa en el Senado. "Hablé con Maroto ayer y hoy. No van a pedir la revocación de la designación de Córdoba. Esta descartado. Sí van a mantener la reprobación de Calvo por insinuar con sus declaraciones que ha sido gracias a ella, cosa que no es cierta, por otra parte. Las declaraciones de El Adelantado [el periódico de Segovia que recoge las palabras de Maroto] son anteriores a mis conversaciones. De hecho por eso le llamé", explica Bellido.

Fuentes de la dirección del PP en el Senado niegan que la petición de la revocación haya estado encima de la mesa aunque reconocen que "se está estudiando" la presentación de una iniciativa "que puede ser una pregunta al Gobierno", para conocer exactamente cómo se produjo la adjudicación de la base militar. "En ningún caso la petición de la revocación", añaden, informa Íñigo Aduriz. Otras fuentes del PP, en la Cámara Alta, matizan que sí se planteó una "reconsideración" de la designación de Córdoba, y que recogía el descontento de otras aspirantes a la base militar, como Segovia o Toledo, que también fueron descartadas (Maroto es senador designado por Castilla y León).

El secretario general del PP castellano leonés y vicepresidente primero de las Cortes regionales, Francisco Vázquez, también ha cuestionado abiertamente la elección de Córdoba como base logística del Ministerio de Defensa, señalando directamente a Calvo, y acusando al PSOE de "querer cargarse la Base Mixta, como ya lo hicieron con el Regimiento de Artillería, y, lo que es peor, que la Academia de Artillería acabe en Zaragoza o en Toledo".

En medio del cruce de llamadas de dirigentes del PP de las provincias en competición, la ejecutiva nacional del partido decide intervenir y zanjar la pelea, instando a los perdedores a asumir la elección de Córdoba. "Respetamos y agradecemos el esfuerzo que hicieron todas las ciudades que optaron para ser sede de la base logística del Ejército de Tierra. La elección de Córdoba responde a los criterios fijados por Defensa. Nuestra enhorabuena a José María Bellido, es el momento de mirar al futuro", escribe en su cuenta de Twitter el secretario general del PP, Teodoro García Egea, desautorizando a Maroto y frenando cualquier tipo de iniciativa en el Senado que vuelva a poner el foco de duda sobre la capital califial.

Evitar "confrontación entre compañeros"

La dirección del PP andaluz ha hecho llegar un argumentario a sus cargos públicos en Córdoba y Jaén para evitar "confrontar entre compañeros" y concentrar su malestar en el Gobierno de Sánchez y el PSOE, "que es quien ha tomado la decisión final". Hay una preocupación seria por que la polémica en torno a la base militar pase factura al partido en Jaén, pero también que salpique al Ejecutivo de Moreno Bonilla, que trata de defender una posición "salomónica". "La Junta ha defendido ambas candidaturas, la de Jaén y la de Córdoba, y ha apostado financieramente lo mismo para una que para otra", advirtió el presidente en Córdoba, el miércoles pasado.

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Jaén ha focalizado su descontento contra el PSOE. Tras pedir al Congreso el expediente de concesión del proyecto a Córdoba, los populares jiennenses han registrado varias preguntas para conocer "cuántas candidaturas y qué ciudades se presentaron, las fechas de registro y entrada, los procedimientos de selección que se han seguido, cuáles han sido los criterios evaluados, independientemente de lo que figuraba en las bases, y cuáles han sido las razones que han hecho descartar la candidatura de Jaén".

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 13:19 h

Descubre nuestras apps

stats