eldiario.es

9

Enclave Rural Enclave Rural

La Fragua: cuando artistas internacionales crean en el medio rural

La Fragua es una residencia de artistas establecida en Belalcázar (Córdoba) por donde pasan creadores internacionales y nacionales que acercan el arte contemporáneo a sus vecinos.

La residencia ocupa parte del convento de Santa Clara (SXV) y ofrece un espacio singular a los artistas que viajan por el mundo y “deciden pararse en La Fragua” para trabajar en el entorno rural.

“Que estemos en el medio rural no significa que no estemos en el mundo”, explica el promotor de esta iniciativa que ha cumplido tres años y logra interactuar con los vecinos de un pueblo a los que los centros habituales de producción artística les quedan muy lejos.

Interior de los espacios de trabajo en la residencia de artistas La Fragua.

Interior de los espacios de trabajo en la residencia de artistas La Fragua.

Creación, estudio, producción y exposición de arte contemporáneo internacional en pleno medio rural. Esa es la síntesis del proyecto La Fragua, una residencia para artistas que cumple ahora tres años en Belalcázar (Córdoba), un pueblo de unos 3.500 habitantes donde sus vecinos tienen la oportunidad de ver de cerca y participar en creaciones artísticas que, de otra manera, tan lejos les quedaría.

La Fraguanació como una iniciativa independiente de sus promotores, Javier Orcaray y Gabrielle Mangeri, que gracias a un acuerdo con las monjas clarisas de Belalcázar, pudieron establecer esta residencia para artistas en el ala norte del Convento de Santa Clara, una joya arquitectónica del siglo XV con más de 7.000 metros cuadrados.

Allí, artistas llegados de distintos países y también de diversos puntos de España, tienen un lugar “para crear algo nuevo, distinto de lo que harían en otro lugar. Tienen un contexto rural totalmente distinto para experimentar”, cuenta Orcaray a eldiario.es/andalucia.

En La Fragua se habla en inglés como lengua común entre artistas de distintos orígenes, porque entre sus paredes residen cada temporada más artistas internacionales que nacionales. Y, por supuesto, se entienden mediante el lenguaje creativo. “El lenguaje del arte es un lenguaje común a todos”, señala su promotor que, aclara, “no somos un hotel para artistas”. A La Fragua, se viene a crear.

Un espacio integral de producción, estudio y creación

Inscrita en la Red de Residencias Internacionales, durante estos tres años de vida, por sus estancias han pasado más de 90 artistas. Desde un pequeño pueblo, se abre al mundo. “Tenemos una vocación internacional”, explica Orcaray. “Que estemos en el medio rural no significa que no estemos en el mundo”.

Precisamente su intención es ofrecer a los artistas un espacio singular en el medio rural para que su actividad creativa tenga un punto y seguido en esta residencia. “Hay artistas que dan vueltas por el mundo y deciden, en un momento dado, pararse en La Fragua”. Y aquí es donde desarrollan su producción artística contemporánea, centrada en diversos tipos de artes visuales. Se les ofrece un espacio integral de producción, estudio y exposición de arte contemporáneo fuera del ámbito urbano. Un espacio amplio acorde con sus necesidades, enclavado en un medio nuevo para muchos de ellos.

Trabajos de los artistas en la residencia La Fragua.

Trabajos de los artistas en la residencia La Fragua.

Interacción y colaboración con los vecinos del pueblo

La respuesta de los vecinos del pueblo, ante algo que de otra manera “les queda tan lejos en los centros habituales de producción artística”, también es algo destacable. “Siempre hay gente que se deja enredar para un proyecto”, cuenta irónicamente Orcaray. “La gente está dispuesta”, porque son los propios vecinos los que colaboran con los artistas en sus instalaciones en el municipio. “Hemos trabajado con agricultores, con vecinos con otros oficios del pueblo, con grupos y asociaciones. Y la gente siempre colabora cuando se hacen instalaciones en las calles del pueblo”.

Ese es uno de los beneficios de La Fragua con su entorno. La interacción con los vecinos, el acercarles el arte contemporáneo, convivir con los artistas nacionales e internacionales, mostrarles otra culturas. Los artistas, recíprocamente, se retroalimentan de ese entorno y de sus vecinos. Y alguno de ellos, incluso, se ha quedado a vivir una temporada en el pueblo.

Ahora, en los meses de diciembre y enero, La Fragua se acondiciona para recibir a los artistas que residirán entre sus paredes la próxima temporada a partir de febrero de 2014. Ya están confirmadas las plazas de los creadores que vivirán y trabajarán en el ala norte del Convento de Santa Clara. Y mientras, se prepara una iniciativa novedosa: durante el primer semestre del próximo año, La Fragua tendrá un satélite en Córdoba, un lugar para darle visibilidad en la capital, ante cordobeses y turistas, a la creación que se realiza desde esta residencia de artistas.

Vista general del convento de Santa Clara de Belalcázar donde se ubica la residencia de artistas La Fragua.

Vista general del convento de Santa Clara de Belalcázar donde se ubica la residencia de artistas La Fragua.


Parejas de residentes formadas por un artista nacional y otro internacional mostrarán sus trabajos en la capital. Se trata, en definitiva, de buscar una mayor interacción para que más personas conozcan el trabajo que se desarrolla en La Fragua y, por ende, la experiencia que año tras años se vive en Belalcázar.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha