Granada registra varios terremotos de hasta 4,3 grados de magnitud y decenas de réplicas durante la noche

Terremoto de magnitud 4,3 en Granada

Un temblor de tierra se ha sentido este martes hacia las 22:30 horas cerca de la localidad de Santa Fe, a escasos kilómetros de Granada capital. Al seísmo, de magnitud inicial 4,3 según el Instituto Geográfico Nacional (IGN), le han seguido otro terremoto de 4,2, con epicentro en Cúllar Vega a las 22:45 horas, y otro de 4,5 grados, a las 22.54 en Santa Fe, así como varios más de menos magnitud y decenas de réplicas durante toda la noche.

Los temblores han hecho que numerosos vecinos de estas localidades y de la capital –saltándose el toque de queda impuesto por la pandemia de coronavirus– se hayan echado a la calle, inquietos por que la situación pueda ir a más. "Esta noche vamos a dormir poco", ha dicho un vecino del Paseo de Ronda de la capital, en la Cadena SER. De momento no se han notificado daños materiales ni personales.

En redes sociales están circulando fotos mostrando algún desperfecto en la calzada de la capital, pero por ahora es imposible confirmar la veracidad de dichos daños.

Este nuevo terremoto, en una zona de alta sismicidad, ha podido sentirse incluso en otras provincias como Córdoba y Málaga. Desde los últimos días, y también en las últimas horas, la zona de Atarfe y Vegas del Genil ha venido registrando temblores.

"Los temblores no cesan estos días en la provincia de Granada y esta noche se acaban de producir varias réplicas, alguna se ha sentido también en Málaga. Muy pendiente de su evolución", ha tuiteado el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Según la Junta de Andalucía, Granada ha pasado a fase de pre-emergencia del Plan de Emergencia Ante el Riesgo Sísmico, nivel que se caracteriza por el seguimiento instrumental y estudio del fenómeno además de por medidas de información a órganos, autoridades y población.

Reciente sismicidad

Los expertos atribuyen la reciente sismicidad en la Vega de Granada a la aproximación continua de 4 a 5 milímetros al año entre las placas eurasiática y africana. Concretamente, a la liberación brusca de la energía acumulada en las fallas debido a este movimiento entre placas, informa Europa Press.

Los periodos de mayor actividad sísmica como el actual corresponden a enjambres, con numerosos terremotos de diferentes magnitudes en localizaciones próximas. Se desencadenan cuando la actividad de una falla produce un efecto dominó y dispara la actividad de otras fallas próximas, según explicó esta semana el investigador de la Universidad de Granada Jesús Galindo-Zaldívar.

Hasta el mediodía de este pasado lunes el IGN había detectado 90 réplicas del terremoto de magnitud 4,4 con epicentro en Santa Fe que se produjo el pasado sábado. Las réplicas de mayor intensidad hasta ahora habían sido tres terremotos de magnitud 3,3, uno en Chauchina el lunes; otro en Atarfe el domingo y el tercero el mismo sábado en Santa Fe horas después del seísmo principal.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 23:19 h

Descubre nuestras apps

stats