Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ultraderecha global se vuelca en las elecciones europeas
Las mujeres retrasan la maternidad por la economía y por no encontrar hombres
OPINIÓN | 'Una juventud frustrada', por Enric González

La OMS amaga con romper su convenio con la Escuela Andaluza de Salud Pública si se diluye en el nuevo Instituto de Salud

Archivo - Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). (Foto de archivo).

Álvaro López

4

La Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) dejará de ser centro asociado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) si finalmente se integra en el futuro Instituto de Salud de Andalucía (ISA). Así lo explica la propia OMS a través de un correo electrónico enviado a la escuela en el que detalla que el acuerdo bilateral se extingue si cambia la personalidad jurídica porque no es “transferible”. Un asunto en el que la Consejería de Salud dice estar negociando para que, una vez puesto en marcha el instituto, la EASP selle un nuevo pacto con la OMS.

En concreto, la entidad internacional que vela por la salud mundial detalla que el acuerdo bilateral, que se selló en 1989, se hizo “entre una entidad jurídica y la OMS y estos acuerdos no son transferibles”. Por lo tanto, continúa el correo electrónico al que ha tenido acceso este medio, “cuando la entidad jurídica deja de existir (por ejemplo, porque cesa sus operaciones o es absorbida por otra entidad jurídica) la designación existente llega automáticamente a su fin”.

Un hecho que ocurrirá en 2025 cuando está previsto que el Instituto de Salud e Andalucía (ISA) empiece a operar y la independencia de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) termine como centro con su propia organización. Esa es la fecha marcada en rojo de un calendario de acontecimientos que empezó en la anterior legislatura de Juan Manuel Moreno Bonilla al frente de la Junta de Andalucía, entonces en un bipartito con Ciudadanos, y que llegó a frenarse por la presión de la propia escuela y parte de la sociedad científica y política no sólo de Granada, sino de la comunidad autónoma. A pesar de que llegó a haber incluso una auditoría privada que defendía el cierre.

La escuela como tal es una entidad de reconocido prestigio internacional que tiene su sede en Granada y que fue clave, por ejemplo, en el impulso de la atención primaria en los años 80, cuando fue fundada. Los objetivos principales de la EASP pasan por la prevención y la formación en materia de salud pública, lo que le ha llevado a tener un máster propio con la Universidad de Granada desde 1988 o a ser centro asociado de la OMS desde 1989. De hecho, tanto la propia universidad como la OMS se han pronunciado en varias ocasiones para reconocer el prestigio de la escuela y tratar de frenar su disolución dentro del ISA.

Negociaciones para otro acuerdo

En todo caso, el correo electrónico enviado por la OMS es en respuesta a otro que se remitió desde la propia EASP para consultar sobre la situación en la que quedaría una vez se consumase la pérdida de la entidad jurídica por la integración en el instituto. Al respecto, además de decir que se romperá el acuerdo bilateral que hay desde hace 35 años entre la EASP y la OMS, la propia Organización Mundial de la Salud abre la puerta a que se renueve un futuro pacto, pero una vez que empiece a funcionar el ISA.

“Independientemente de lo anterior y sujeto a los criterios y condiciones habituales para la designación, un departamento de la OMS puede proponer una nueva designación para una entidad elegible en cualquier momento. En un caso como el que se describe a continuación, la OMS puede considerar la posibilidad de renunciar al requisito de al menos dos años de colaboración exitosa en actividades planificadas conjuntamente”, señala el organismo internacional.

Una respuesta a la que se agarra la Consejería de Salud para evitar el final de la relación entre ambas entidades. Fuentes oficiales insisten en que la colaboración “no se va a interrumpir” y que “se están manteniendo contactos con representantes de la OMS para preparar la reasignación del centro colaborador de la EASP al instituto”. De hecho, según Salud, ya se han producido varias reuniones en las que se ha trasladado “la voluntad de continuar como centro colaborador”.

Además, la Consejería detalla que se trabaja en: “La voluntad de ambas partes de continuar con el plan de trabajo establecido con la EASP, a través del Instituto tras la integración de ésta en él. El compromiso de OMS de agilizar los trámites burocráticos de la reasignación en virtud de la trayectoria de trabajo de la EASP con la institución. La relevancia de la colaboración y designación del Instituto como Centro colaborador, al ser más patente su carácter de administración pública, ya que integra servicios de la propia Consejería de Salud y Consumo”.

“Cansancio” entre la comunidad educativa de la EASP

Más allá de eso, lo cierto es que la situación dentro de la escuela actualmente es de “desazón y cansancio”, según apuntan fuentes del profesorado. El hecho de que el PP pueda llevar a cabo la constitución del ISA sin tener que negociar con nadie y asumiendo que el horizonte ya está en 2025, hace que los profesionales que siguen en la EASP hayan perdido la esperanza de que la misma mantenga su independencia. Creen que está en juego el prestigio internacional que ha adquirido en las últimas décadas y señalan que desde hace algún tiempo se están tomando “medidas y acciones arbitrarias” que afectan al día a día de la escuela dejando a parte de la comunidad educativa fuera de los procesos de decisión.

Sin ir más lejos, la escuela ha financiado con 225.000 euros desde 2020 las becas de un centro privado de Madrid en el que la propia EASP simplemente pone su logo y no interviene ni en la elección de los becados ni en el programa docente del Máster de Oncología Molecular del Centro de Estudios Biosanitarios (CEB). Sobre este tema, la escuela andaluza, con sede en Granada, se limita a decir que conocen a los becarios puesto que el centro madrileño les pasa un listado, pero no responden sobre por qué la institución carece de intervención alguna en el máster, más allá de financiar las becas.

Por su parte, desde el CEB explican que “el programa docente del Máster de Oncología Molecular para el que se otorgan las becas es público (https://mom.ceb.edu.es/es/) y la EASP lo conoce, así como quiénes son los beneficiarios de las becas, pues se les entrega la resolución de las mismas cada año y las mencionadas becas se entregan en acto público también cada año, acto en el que la persona que la EASP entrega el diploma de la beca al beneficiario tras la lectura pública del acta de resolución”.

Etiquetas
stats