El PP de Granada se rompe también por Motril entre acusaciones de traiciones y vetos

Luisa García Chamorro, alcaldesa y futura presidenta del PP de Motril

Al Partido Popular de Granada no paran de crecerle los problemas. La formación, que está inmersa en un periodo de renovación interna de sus estructuras locales, lleva meses viendo cómo Motril, su alcaldía más importante en la provincia, se ha convertido en una trinchera en la que unos y otros guerrean para sobrevivir. Una lucha en la que destaca la alcaldesa PP de Motril, Luisa García Chamorro, que saldrá elegida como presidenta local sin el apoyo de la mayor parte del millar de militantes, pero saldrá porque es la única candidata. La lideresa es el blanco de las críticas de la mayoría de afiliados motrileños y a ella le achacan los males que están haciendo que algunos militantes se den de baja.

El PP de Granada se queda sin pulso y sin "autocrítica" en el inicio del curso político

El PP de Granada se queda sin pulso y sin "autocrítica" en el inicio del curso político

El contexto en el que está sucediendo este proceso se enmarca dentro de la celebración del Congreso local que debe elegir al presidente o presidenta de los populares de Motril para los próximos años. Esa cita, que tendrá lugar el próximo 8 de octubre, llega con las cartas marcadas porque García Chamorro será reelegida al quedarse sin rivales en el último momento, después de semanas de enfrenamientos que hunden sus raíces en la última década.

Para empezar porque la elección de García Chamorro supone la salida como presidente local, tras 20 años ostentando el cargo, del diputado en el Congreso por Granada, Carlos Rojas. Algo que no se termina de comprender en el seno del partido porque el mandatario saliente es una de las figuras más reconocidas de la estructura granadina de los populares. Pero sobre todo porque la figura de la alcaldesa está tocada porque desde que García Chamorro logró su primer mandato como regidora motrileña en 2012 precisamente para sustituir a Rojas, la situación ha cambiado mucho. Según fuentes del partido, la militancia le ha dado la espalda y sobrevive gracias a la relación de poder que guarda con algunos de los pesos pesados del Partido Popular de la Costa Tropical.

La situación es tal que dos de las personas que formaron parte del círculo de confianza de García Chamorro han amagado con presentarse como rivales para la presidencia local. La exconcejala del PP en el anterior mandato, Manuela Santiago, y un militante del partido, Aladino Fernández. Este último llegó a buscar los avales para presentarse como alternativa de cara al 8 de octubre, pero se ha tenido que retirar al no alcanzar los 70 apoyos necesarios para presentar candidatura. "La idea era evitar que nadie se presentara y meter miedo. Se propuso que la votación fuera a mano alzada y, hasta ahora, nunca habían pedido tantos avales”, dicen fuentes internas del PP de Motril. Según ha podido saber elDiario.es Andalucía, en el último Congreso local ni siquiera se solicitaron.

Un giro inesperado

Además de ellos, hubo un tercer contrincante cuya presencia era más llamativa. José García Fuentes, presidente de la Autoridad Portuaria de Motril desde 2019, reunió a parte de las bases del partido para presentar una lista y competir contra García Chamorro con la que no tenía una buena relación. De hecho, la enemistad entre ambos no era ningún secreto en tierras motrileñas. Sin embargo, y contra todo pronóstico, García Fuentes pasó de liderar una alternativa contra la alcaldesa a unirse al equipo de García Chamorro como secretario general del Partido Popular en la estructura local. Un cambio tan radical que ha decepcionado a algunos de los que se pusieron de su lado y que ha levantado las sospechas de un posible enjuague entre bambalinas entre dos personas que llegaron a ser irreconciliables.

En clave interna, hay quienes están convencidos de que la renuncia de José García Fuentes se ha producido porque el presidente provincial, Francisco Rodríguez, ha maniobrado para que la única candidata sea Luisa García Chamorro y se aparente una unidad que nunca ha sido tal. Porque José García Fuentes y Luisa García Chamorro llevaban casi una década enfrentados. Desde que la lideresa motrileña alcanzó la alcaldía en 2012 por la marcha de Carlos Rojas al Parlamento de Andalucía, todo se torció. Lo que en un principio iba a ser un mandato interino hasta que renunciase en favor de García Fuentes, acabó derivando en que la alcaldesa se quedaba en su puesto ante la sorpresa de todos, incluido su compañero de partido.

Cuentan algunos afiliados, que lo han vivido en primera persona, que aquella "traición" desató una tempestad entre los dos a pesar de que llegaron a compartir gobierno municipal. La disputa no se calmó ni siquiera cuando García Fuentes fue elegido presidente de la Autoridad Portuaria de Motril hace dos años. De hecho, las mismas fuentes aseguran que Luisa García Chamorro daba órdenes de ignorar en todos los actos públicos a José García Fuentes.

“La acción política de la alcaldesa deja mucho que desear”, dicen desde el PP motrileño. “Al final lo único que hacen es repartirse el poder entre los mismos de siempre, a costa de lo que sea”. Sobre eso, recuerdan que la alcaldesa lo es en este mandato porque en 2019 llegó a un acuerdo con Ciudadanos y Más Costa Tropical y porque tiene en su gobierno a dos concejales que dimitieron de Andalucía Por Sí, una formación de izquierdas nacida del antiguo Partido Andalucista. Los dos ediles ocupan hoy las concejalías de Salud y Deportes estando en el grupo de no adscritos.

El PP provincial respalda a Chamorro

Hay militantes que llevan tiempo advirtiendo a la dirección provincial de los populares de la situación de “ambiente irrespirable” que hay en la formación en Motril. Sin embargo, pese a que el presidente del PP, Francisco Rodríguez, es consciente de las protestas de los militantes, prefiere no hacer nada al respecto. Al contrario, hace unas semanas hizo en Motril su primer acto de inicio de curso político desde que es dirigente del PP de Granada. Un gesto que se interpretó como un apoyo explícito al Gobierno de Luisa García Chamorro con la que tiene una buena amistad desde que ambos estaban juntos en la Diputación de Granada, según cuentan fuentes populares.

Sin embargo, la alcaldesa tiene un aval mucho más importante. Desde diversos sectores del partido aseguran que García Chamorro cuenta con el respaldo del secretario general del Partido Popular nacional, Teodoro García Egea. Una figura de autoridad que le da alas y fuerza a la alcaldesa de Motril para seguir manteniendo su línea de mando. “Se siente muy segura y capaz de hacer lo que le da la gana. Está acostumbrada a amedrentar a la gente si algo no está como a ella le gusta”, llegan a decir afiliados con los que ha podido hablar este medio.

Pero los problemas no acaban ahí porque no solo es que la militancia le esté dando la espalda a la regidora, sino que tiene algunas causas judiciales abiertas por diferentes asuntos, algunos de ellos relacionados con su posición dentro del partido y su puesto como alcaldesa de Motril. Cuestiones en las que no entran fuentes oficiales del PP de Granada consultadas por elDiario.es Andalucía. Al respecto, se limitan a decir que el Congreso local se celebrará con todas las garantías y que no se ha dado orden de que se le dé un trato preferencial a nadie.

“Es un proceso abierto en el que todos pueden concurrir”. No obstante, si hay algún problema, el proceso cuenta con su propia comisión de seguimiento local, a la que da libertad de actuación la Ejecutiva provincial. Este medio también ha tratado de conocer la visión de Luisa García Chamorro sobre las críticas que se vierten sobre ella, pero la alcaldesa y futura presidenta ha declinado la invitación para hablar, salvo para decir que prefiere mantener "una actitud prudente".

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2021 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats