eldiario.es

9

Cs fulmina la vicealcaldía pactada con el PP para intentar salvar su Gobierno municipal en Granada

Ciudadanos no llevará a pleno la modificación del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) que incluía ese nuevo cargo para evitar una derrota ante la negativa de Vox de apoyarlo

Dicha vicealcaldía recaía en el líder del Partido Popular en el Consistorio, Sebastián Pérez, quien asegura que se alternará en la alcaldía con Luis Salvador 

Ahora Pérez tendrá que conformarse con ser teniente de alcalde

Sebastián Pérez (izquierda) se queda sin la vicealcaldía que pactó con Luis Salvador (derecha)

Sebastián Pérez (izquierda) se queda sin la vicealcaldía que pactó con Luis Salvador (derecha)

El Ayuntamiento de Granada va tomando forma en mitad de la tormenta política que lo azota. A sólo unos días de que se tenga que celebrar el pleno de organización -aún sin fecha- en el que se tienen que dirimir, entre otras cuestiones, cómo estará estructurado el Gobierno municipal, ya se sabe que uno de los cargos que se anunció tras la investidura no lo será. Sebastián Pérez, líder del Partido Popular en el Consistorio, no será vicealcalde después de que Ciudadanos haya decidido eliminar la tramitación de dicho puesto.

Según ha podido saber eldiario.es/andalucia por fuentes municipales entre las que se encuentran voces de Cs, la formación naranja no llevará al pleno de constitución del Ayuntamiento la posibilidad de que se cree la vicealcaldíaque se pactó entre Ciudadanos y Partido Popular durante la configuración de su Gobierno compartido. De hecho, ambos partidos publicaron un documento el pasado 27 de junio en el que detallaban las competencias de cada uno de los concejales delegados y en este se incluía la figura de la vicealcaldía que iba a recaer en Sebastián Pérez.

Pero aquel anuncio encendió la polémica desde el primer minuto tanto entre la oposición de PSOE y Podemos-IU como entre los aliados de este nuevo Gobierno municipal. Vox, pieza fundamental de la ecuación que ha permitido a Luis Salvador ser alcalde pese a haber logrado sólo cuatro concejales, criticó que se crease ese nuevo cargo municipal en una coyuntura económica tan delicada como la que vive el Ayuntamiento de Granada. La vicealcaldía no sólo sería un puesto representativo sino que tendría su propio jefe de gabinete y secretaría obligando a un elevado desembolso que algunas fuentes cifran en 100.000 euros.

Además de eso, la vicealcaldía se entendió como un guiño de que Sebastián Pérez podría ser el primer edil dentro de dos años fruto de la alternancia que supuestamente se pactó antes de la investidura, tal y como el líder popular ha defendido desde entonces. Pero al eliminar ese puesto y tras la reunión del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, con el alcalde de Granada, Luis Salvador, vuelve a quedar de manifiesto que Pérez ha quedado relegado a un segundo plano que no se pronosticaba antes de las elecciones de mayo cuando se daba por seguro que sería alcalde o líder de la oposición.

Evitar una derrota

Dos semanas después de anunciarse tal vicealcaldía, que fue entendida en los pasillos del Consistorio como una manera de crear la figura de un segundo alcalde de la ciudad, la tramitación de este nuevo puesto ha quedado fulminada, según se habló en la junta de portavoces, por lo que no irá a pleno y hará que Sebastián Pérez tenga que conformarse con ser primer teniente de alcalde. Su aspiración de ser vicealcalde pasaba porque ese cargo fuese aprobado en la próxima sesión de organización mediante la modificación del Régimen Orgánico Municipal (ROM). Para lo que se requiere una mayoría absoluta que hoy por hoy no tienen Cs y PP debido a que Vox no está por la labor.

En Ciudadanos sostienen que nunca dijeron que la modificación del ROM para crear la vicealcaldía se fuese a llevar al próximo pleno de organización. Que la aprobarían "lo más pronto posible" y argumentan que el procedimiento para crear tal cargo requiere de varios meses y que por eso no era viable que fuese a la sesión organizativa. Sin embargo, fuentes jurídicas consultadas apuntan que efectivamente la tramitación es lenta, pero que esta podía iniciarse sin problemas en el pleno de organización en el que, efectivamente, se tiene que definir la estructura municipal. Aunque sin mayoría de votos, es inviable que se apruebe el organigrama.

Ahí reside el principal motivo por el que no habrá vicealcaldía en el Ayuntamiento, al menos de momento. Hasta que las tres derechas no logren ponerse de acuerdo para sumar siempre los 14 concejales que les dieron la mayoría absoluta en la investidura de Luis Salvador, ninguna modificación que la requiera podrá salir adelante. Onofre Miralles, portavoz de la extrema derecha en el Consistorio, explica a este medio que "pretendo hacer valer mi condición de concejal y que comprendan que nos van a necesitar durante los cuatro años".

Miralles recuerda que no asistirá al pleno de organización y lo hace asegurando que "no voy de farol". No está de acuerdo con el Gobierno planteado por Ciudadanos y Partido Popular y por eso desde Vox no pondrán fácil la gobernabilidad de la ciudad. Es más, anuncia que "si Luis Salvador sigue insistiendo en la estructura que ha propuesto, Vox no la apoyará y tendrá que conformarse con la que tenía el anterior alcalde". No obstante, en Cs abren la puerta a entenderse con PSOE o Podemos para lograr la mayoría absoluta que necesitan con tres votos más.

El caramelo de la dedicación exclusiva

Con la incógnita de la vicealcaldía resuelta, Ciudadanos quiere tener un pleno de organización lo más plácido posible para sacar adelante el Gobierno que proponen junto al PP. Por ese motivo, fuentes del Ayuntamiento de Granada aseguran que se habría puesto encima de la mesa la posibilidad de ofrecer a Vox que sus concejales lo fuesen con dedicación exclusiva. Es decir, premiarles con un sueldo mayor por el mero hecho de ser representantes de los ciudadanos en el Consistorio.

Lo que se estaría buscando con esa fórmula sería convencer al menos a dos de los tres concejales de la extrema derecha para que acabaran votando a favor de las diferentes propuestas de la coalición entre Cs y PP. Pues pese a que Miralles anuncia que no irá a dicho pleno, hay cuestiones que pueden ser aprobadas por mayoría simple y en esas el voto de calidad del alcalde Luis Salvador valdría doble para desempatar entre los síes de la derecha (13) y los noes de la izquierda (13).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha