La portada de mañana
Acceder
El choque del PSOE con sus socios por los desalojos amenaza la ley de vivienda
Por qué el BCE es prisionero de su objetivo del 2% de inflación
OPINIÓN | 'Sadoeconomía', por Antón Losada

El Andalucía Big Festival ignora la legislación de consumo al retrasar el reintegro por la cancelación de RATM

Rage Against the Machine se cayó del cartel inicialmente anunciado.

Néstor Cenizo


0

El Andalucía Big Festival, el gran evento musical que Mad Cool pretende organizar en Málaga, está teniendo una trayectoria trufada de inconvenientes. Hace un mes que los promotores admitieron que no se celebraría en la playa de Sacaba, como habían anunciado. A ello se unió que uno de sus cabezas de cartel, Rage Against the Machine, se cayó del menú por motivos médicos. Tanto el cambio de ubicación como de banda conllevan el derecho a solicitar la devolución de la entrada, pero la promotora está interpretando la legislación de consumo en perjuicio de los asistentes, muchos de los cuales se están quejando en las redes sociales de los inconvenientes para obtener el reintegro de lo que pagaron después de dos cambios sustanciales. 

La oposición carga contra el Gobierno andaluz por el "despilfarro" del Andalucía Big Festival

La oposición carga contra el Gobierno andaluz por el "despilfarro" del Andalucía Big Festival

La presencia de Rage Against the Machine era (junto a Muse y Jamiroquai) uno de los platos fuertes del próximo Andalucía Big Festival, previsto para los próximos 8, 9 y 10 de septiembre en Málaga. El anuncio de que una lesión de Zack de la Rocha daba al traste con toda su gira europea cayó como un jarro de agua fría entre gran parte del público. Cuando dieron la mala noticia, hace ahora una semana, los organizadores explicaron que ya estaban trabajando para encontrar una banda sustituta, y que cuando lo hicieran abrirían el proceso de devolución. Así lo han confirmado también a diversos usuarios que han planteado la cuestión a través de las redes sociales.

Sin embargo, condicionar la apertura del proceso de canje al momento en que se fiche a un sustituto es una solución al margen de lo previsto en la legislación andaluza de consumidores, que obliga a ofrecer la devolución del importe desde que se anuncia una modificación “sustancial”. “La devolución del importe del billete se iniciará desde el momento de anunciarse la suspensión, aplazamiento o modificación y finalizará cuatro días después del fijado para la celebración del espectáculo público o actividad recreativa o quince minutos antes del inicio del mismo en caso de modificación”, dispone el artículo 23 del Reglamento General de la Admisión de personas en los Establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas en Andalucía.

Facua cree que el plazo debería estar abierto

Muchos de quienes habían adquirido abonos o entradas para el festival lo habían hecho contando con la posibilidad de ver en directo a la banda norteamericana, que este año volvía a los escenarios tras once años de ausencia. Encontrar un grupo que sustituya a la banda de Tom Morello y De la Rocha es tarea compleja, especialmente a falta de tres semanas. En ello estarían trabajando los organizadores, pero no hay muchos capaces de concitar un entusiasmo similar y, de los pocos que hay, una parte no está de gira o tiene otros compromisos.

Algunos asistentes están mostrando su malestar en las redes sociales del Andalucía Big Festival, porque no entienden que tengan que esperar para devolver la entrada cuando su gran motivación para acudir al evento era RATM, que habían generado unas enormes expectativas. Para ellos, quién sea el sustituto es irrelevante. Apurar para abrir los plazos de devolución puede suponer la imposibilidad de obtener el reintegro de los alojamientos o del transporte a quienes tuvieran previsto acudir desde fuera de Málaga.

La organización de consumidores Facua cree que se debería de haber abierto el plazo para la devolución del dinero cuando se anunció la cancelación de la banda. Además, la organización de consumidores asegura que los asistentes tienen derecho a solicitar una indemnización por los gastos (por ejemplo, en transporte) “que no van a poder recuperar”.

Como en todas las informaciones sobre este evento, elDiario.es Andalucía ha remitido varias preguntas al departamento de prensa del festival, sin obtener respuesta.

El primer proceso de devolución no se anunció

Las quejas sobre los procesos de devolución del Andalucía Big Festival no son nuevas. La organización ya abrió esta posibilidad después de anunciar que cambiaba la ubicación prevista de la playa de Sacaba al recinto ferial del Cortijo de Torres. Sin embargo, sólo se abrió al canje después de recibir numerosas críticas y sin anunciarlo en sus redes sociales o escribir un correo electrónico a los asistentes. Días después de anunciar que no habría festival en la playa (algo que sabía desde “principios de julio”, según el ayuntamiento de Málaga), añadió una línea final a un comunicado que había publicado en su web una semana antes: “Debido al cambio de recinto, el plazo de devolución de entradas estará habilitado hasta el día 3 de agosto de 2022 a las 23:59h”.

El pretendido cambio de ubicación de la playa al recinto ferial indignó a muchos asistentes. Lo cierto es que el festival nunca realizó ningún trámite para para usar la playa de Sacaba ante Delegación Territorial de Medio Ambiente, única competente para autorizar la ocupación del dominio público marítimo-terrestre.

Después, la comunicación de la posibilidad de pedir el reintegro fue tan discreta que muchos asistentes denunciaron después no haberse enterado. Además, algunos han relatado a este medio las dificultades para hacer efectiva esta posibilidad. El plazo estuvo abierto menos de una semana.

En su día, FACUA denunció el plazo “excesivamente breve” impuesto para la devolución del dinero de las pulseras cashless en el Mad Cool de Madrid, lo que atentaría contra la buena fe y generaría un enriquecimiento injusto del festival, según la organización de consumidores. Esto podría aplicarse al festival andaluz.

Las polémicas del Andalucía Big Festival

El Andalucía Big Festival by Mad Cool cuenta con un patrocinio público de 3,5 millones de euros más IVA, concedidos a dedo por la empresa pública de Turismo de la Junta de Andalucía, dirigida en la pasada legislatura por Juan Marín (Ciudadanos). Un 80% de ese dinero público se imputa a los fondos europeos FEDER, con la justificación de que contribuirá a “mejorar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas” y al fomento de la “internacionalización de las empresas andaluzas”, tal y como ha desvelado este medio. Sin embargo, la empresa promotora fue constituida hace apenas un año con el fin específico de organizar este festival y ni siquiera es andaluza, sino madrileña. La oposición pedirá explicaciones al Gobierno andaluz por esta cuestión.

El Andalucía Big Festival fue anunciado en su día por Juan Marín, que asumió un gran protagonismo en su defensa y llegó a ser interpelado en el Parlamento Andaluz. Este nuevo festival, que los organizadores pretenden prorrogar en próximas ediciones, aterriza en un contexto de fuerte competitividad, previsto para una semana después de un evento de características similares en Mijas, y en una temporada marcada por la presión de una burbuja generada en torno a la elevada oferta y la escasez de recursos humanos y materiales para satisfacerla. Ha habido graves incidentes de seguridad (el trágico suceso en el Medusa Sunbeach Festival, donde falleció un joven), el Reggaeton Beach Festival de Tenerife y el Madrid Puro Reggaeton fueron cancelados poco antes de su celebración, y en otros casos se han producido relevantes cambios de cartel y de ubicación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats