eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

El desembarco de una empresa de VTC en el taxi: empresas pantalla, jornadas maratonianas y condiciones abusivas

Una empresa de VTC adquiere mediante empresas pantalla una docena de licencias de taxi en Málaga a pesar de que la ordenanza prohíbe tener más de una

Cabrera llama a "denunciar las agresiones" en el sector del taxi para "frenar los incidentes"

Las condiciones laborales de las VTC están llegando al taxi. En Málaga, varias sociedades pantalla (interpuestas) vinculadas a una empresa de VTC han adquirido al menos doce licencias de taxi, aplicando a sus conductores condiciones que, según una denuncia del sindicato CGT, son irregulares. Jornadas de 12 o más horas al volante. "Un salario declarado de 1.030 euros al mes y el resto en negro"; "pago a medias de las cotizaciones de la Seguridad Social"; "conducción indistinta de un taxi o de un vehículo con licencia VTC…". CGT ha puesto en conocimiento de la inspección de trabajo estos presuntos abusos laborales. La empresa dice que se defenderá en la inspección, si es que ésta se produce.

Detrás de estas condiciones está un grupo de empresas vinculado a una sociedad, Torroval y López Servicios Profesionales, S.L., que explota licencias de VTC y ofrece servicios de transporte a hoteles y grupos organizados. Los administradores de esta empresa desembarcaron en el sector del taxi malagueño a finales de 2018.

Doce sociedades pantalla

La actual ordenanza del taxi de Málaga, vigente desde 2017, recoge la prohibición de ser titular de más de una licencia de taxi. Además, el artículo 6, que establece la "obligación general de explotación directa", señala que las licencias se expiden únicamente a personas físicas o sociedades cooperativas de trabajo, "que no podrán ostentar un número superior de licencias al de personas socias trabajadoras que la integren". El espíritu de esta norma es evitar que las licencias se conviertan en instrumento especulativo.

Sin embargo, esta ordenanza se ha quedado desfasada en lo relativo a quién puede ser titular de licencias. Desde 2018 el Tribunal Supremo obliga a admitir que las empresas lo sean. El Alto Tribunal también suprimió la obligación de explotación directa, según explica el propio ayuntamiento. En la actualidad, hay dieciséis licencias de taxi en Málaga en manos de empresas, nueve de ellas de Automóviles Zafiro.

Para burlar la prohibición de acumular varias licencias, que sí está vigente, los administradores de Automóviles Zafiro, S.L. crearon doce sociedades limitadas en diciembre de 2018. Todas estas sociedades instrumentales operan ante los clientes como una sola, tienen el mismo socio único, el mismo administrador único, la misma fecha de constitución y el mismo domicilio. Se diferencian solamente por una letra del alfabeto griego: Automóviles Zafiro Alpha, S.L., Automóviles Zafiro Beta, S.L… Su socio único es la matriz Automóviles Zafiro, S.L., y al frente de todas figura Francisco Torroba Tejedor, que comparte con Sandro Valdrés la administración de la matriz.

El propio Valdrés admite, en conversación telefónica, que Automóviles Zafiro puede operar con varias licencias porque opera con varias empresas y CIFs diferentes, tantas como licencias explota. De esta forma, cada una de las doce filiales explota una licencia de taxi, si bien tres de ellas han sido vendidas hace poco tiempo. Todos los coches, VTC o taxis, operan bajo la marca comercial Iberian Mobility.

El Ayuntamiento de Málaga no ve fraude de ley en la acumulación de licencias mediante sociedades pantalla o interpuestas. Según el consistorio, no hay ninguna limitación legal respecto a la "posible titularidad por sociedades matrices". 

La denuncia de CGT

Miguel Montenegro, secretario general de CGT Andalucía, ya había denunciado a Torroval y López, la empresa de VTC, y cree que el desembarco en el taxi está trasladando las condiciones de algunas empresas de VTC a este sector. El sindicato ha presentado varias denuncias ante la inspección de trabajo por las condiciones en las empresas de Automóviles Zafiro. Sandro Valdrés, gerente de todas ellas, se muestra sorprendido, asegura que responderá ante la inspección si se produce y no aporta más información a este medio.

CGT relata en su denuncia que los taxistas acumulan jornadas de 12 horas o más, poniendo en riesgo la seguridad. Cobran el 50% de lo generado, una vez descontado el combustible y la mitad de la cotización a la Seguridad Social, que asumen los trabajadores. De esta forma, si piden vacaciones deben abonar a la empresa 14 euros por día para cubrir su parte de la contribución, según denuncian.

Según varias fuentes, se exigen unos ingresos mínimos de 3.500 euros al mes para garantizar un salario de 1.030 euros netos, que puede aumentar si facturan más. Aseguran que, si se quedan por debajo, la empresa abona 1.030 euros, pero descuenta la diferencia de sus nóminas futuras. Si lo superan, el dinero se entrega en mano, según la denuncia.

Aunque los contratos laborales son de 35 horas semanales, la presión por aumentar los ingresos facilita que los turnos, que teóricamente son de doce horas, se alarguen varias más. "Se han dado casos de trabajo de 23 horas diarias de jornada", dice la denuncia.

Los taxistas dicen no contar con el obligatorio registro horario en el vehículo, una práctica que la inspección de trabajo ya detectó en Torroval y López, la empresa de VTC, según ha podido verificar eldiario.es/Andalucía. Para operar las licencias, cada empresa Zafiro contrata uno o dos taxistas por taxi, que pueden ser reasignados de una a otra. Este medio ha podido constatar que se han recibido encargos para prestar servicio de VTC después del fin de su turno teórico de taxi.

Las condiciones de las VTC se acercan al taxi

Son condiciones similares a las aplicadas por algunas empresas de VTC, que fijan una retribución por porcentaje, con una cuantía mínima de facturación. Al final, muchos trabajan más horas de las establecidas, como relatan dos conductores de VTC en este reportaje de eldiario.es.

Fuentes del taxi en Málaga hablan también de un sistema que engorda la cuenta de este tipo de empresas: por servicios como el traslado a puntos turísticos o a hoteles se cobra a los clientes una cantidad a tanto alzado muy superior a la tarifa de taxi, que, sin embargo, es la que se remunera al trabajador. Es decir, el trabajador descuenta el combustible e ingresa en su nómina la mitad de la tarifa oficial, mientras la empresa se queda la otra mitad y todo lo cobrado de más al cliente.

Aunque operan en el mismo mercado, hasta ahora existía una diferencia radical entre VTC y taxi porque les rigen distintas normas y operan distintos actores. Para empezar, en Málaga se trata de un sector completamente atomizado porque la ordenanza prohíbe, en teoría, la acumulación de licencias. Las diferencias se están difuminando y una empresa de VTC ya ha desembarcado en el taxi malagueño.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha