Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Supremo quiere juzgar a Puigdemont por terrorismo "de baja intensidad"
La industria de la carne lleva años pagando para bloquear políticas climáticas
Un paso más del Supremo contra la ley de amnistía. Opina Javier Pérez Royo

“El problema es que no ven el problema”: Andalucía aborda cómo proteger del porno a los menores en internet

El grupo de trabajo atiende la comparecencia del presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía, José Francisco Domínguez del Postigo

Javier Ramajo

0

Francisco Mora es maestro. Sabe de lo que habla cuando dice que ha observado a alumnos de 5º o 6º de Primaria consumiendo pornografía en sus dispositivos móviles. Desde hace poco más de un año es director general de Infancia, Adolescencia y Juventud de la Junta de Andalucía, y ha relatado su experiencia al respecto en el 'Grupo de trabajo para garantizar la protección de menores ante el acceso a la pornografía en internet', que ha arrancado este lunes en el Parlamento de Andalucía con más de un centenar de comparecencias programadas. “El problema es que ellos no ven el problema”, ha dicho a ese respecto, tomando como referencia los problemas y preocupaciones de los propios menores y jóvenes expuestos por ellos mismos en el último Barómetro de Opinión de la Infancia y la Adolescencia de Unicef España, presentado en febrero.

Sabedor de la Fiscalía Superior de Andalucía alertaba recientemente del aumento de delitos sexuales en menores por el consumo de pornografía, el director general de la Junta ha advertido de las “consecuencias” en la sexualidad de los jóvenes y en la violencia machista derivadas del consumo de un porno al que “cada vez llegan antes”. Ante la falta de competencias directas para regular el uso de internet, considera clave partir de “la educación, la prevención y la construcción de jóvenes críticos” para evitar un equivocada utilización. Efectivamente, la última edición del barómetro dejó algunas conclusiones llamativas como una “disminución de la preocupación por las desigualdades de género, el machismo y la violencia machista”, una cuestión derivada del consumo de contenidos pornográficos explícitos en menores según ha trasladado el compareciente. La pornografía, de acuerdo al barómetro, no es que no preocupe a los jóvenes sino que ellos mismos no la presentan como una de sus principales preocupaciones en su respuesta espontánea a la encuesta.

“Prohibir no es una opción”, ha comentado ante los portavoces de los grupos parlamentarios en este grupo de trabajo, inserto en la Comisión de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad. Mora ha trasladado la “preocupación” de la administración autonómica en este sentido, motivo por el cual será una cuestión prioritaria en el inminente III Plan de Infancia y Adolescencia 2023-207 que ultima la Junta. En él se incluirán programas para manejarse correctamente en el uso de las tecnologías, con cinco guías didácticas dirigidas a las familias a fin de “reforzar procesos preventivos” porque eso es “lo que más les protege”, apostando por construir “jóvenes críticos”. También se reforzará el “uso correcto” de los dispositivos móviles e incidirá en que los padres y madres “transmitan ejemplo”. “Ser digitalmente competente es saber qué está bien y qué esta mal”, ha incidido, anunciando para el año que viene campañas de sensibilización por parte de la Junta trabajar en combatir ese “maltrato invisible” que es, según ha puesto como ejemplo, “darle un móvil a un niño de dos años”.

“Durmiendo con su enemigo”

“¿Cómo ayudamos como padres en algo que no hemos vivido?”, se ha preguntado el primer compareciente, en este caso el presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía, José Francisco Domínguez del Postigo, a partir de su experiencia con su hijo de 13 años recién cumplidos. “Mi mayor pelea -ha confesado- es tener siempre en sus relaciones personales una pantalla de por medio”. Y esa tecnología “me la pone la sociedad a la fuerza”, con una dimensión que “nos pilla muy poco informados”, asegurando que se trata de una cuestión a la que se ha de afrontar “en defensa propia” tanto “por los daños a nuestros hijos y también al futuro”, porque las pantallas y esas formas de relacionarse “generan un adulto determinado”.

Por eso ha recordado que en el Consejo quisieron en primavera “abrir las puertas para dimensionar un problema que puede ser grave” con el encuentro 'La indefensión de los menores ante la pornografía en Internet', celebradas precisamente en el Parlamento autonómico, que han servido de punto de partida para este grupo de trabajo y donde numerosos expertos abordaron la dimensión de “un problema verdaderamente grande”. “Si hemos tenido que acuñar nuevos términos es porque nos han ocurrido cosas nuevas”, ha reflexionado acerca del sexting o el grooming.

“Una vez que entran, pueden llegar hasta donde consideren”, ha advertido Del Postigo, indicando que los menores “buscan sensaciones que se convierten en un mundo cerrado de lo correcto en su crecimiento”. El representante del audiovisual ha concluido que esta materia “puede ser un problema de estado” y que “la aplicación de la normativa legal al respecto no parece ser fácil”, a tenor de los problemas que conllevan, citando una película para el hecho de que los menores de edad se vayan a la cama con un dispositivo móvil en su mesita de noche: durmiendo con su enemigo.

Del Postigo ha señalado también que el porno al que acceden los menores “no es el que se veía antes con amigos en las revistas” sino que les provoca “un aislamiento que se acaba convirtiendo en estar todo el día 'flipando' mientras la máquina se va alimentando con su audiencia” y que les lleva a “ir malcreciendo”. “Las pantallas no son malas por sí”, ha añadido, “pero, ¿de qué sirve internet si se utilizan para chatear diciendo estupideces, pasándose enlaces y engancharse a porno?, ha cuestionado. ”Se pueden hacer cosas“ y ”en ello estamos“, ha apuntado al final, señalando que ”no se puede responsabilizar a los padres“ de esta problemática ni a los efectos del control parental que establezcan en los dispositivos.

Filtros “insuficientes”

Por su parte, Francisco Javier Fernández, secretario general de la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, ha repasado las líneas de actuación y de formación puestas en macha por la Junta, entre otras, en los colegios e institutos, también a partir del currículum escolar, incluso desde la primera etapa de Infantil, ha incidido.

El representante de la Junta ha citado los diversos protocolos dirigidos al “buen uso de la tecnología” y donde se promueven “estrategias” para que el alumnado conozca “medidas preventivas en entornos digitales”, con énfasis en la identidad digital, el abuso en los tiempos de conexión, etc., cuestiones que “requieren un completo abordaje” desde administraciones y desde la sociedad en su conjunto.

Raúl Jiménez Jiménez, director-gerente de la Agencia Digital de Andalucía, ha comparecido telemáticamente para ofrecer una visión más técnica de la cuestión abordada, y ha recordado cómo ha ido evolucionado la regulación del acceso a internet en otros países como Reino Unido y los “filtros que también” se han aprobado en España para restringir la entrada a determinados sitios web.

“No es suficiente”, ha expuesto a ese respecto, aludiendo a “incumplimientos” respecto a “políticas ya aprobadas”, aludiendo a la autenticación segura de la mayoría de edad para el acceso a webs de contenido adulto, entre otras cuestiones complementarias a las educativas y que ya están operativas a nivel europeo, instando al Gobierno de España a su aplicación en nuestro país. Jiménez ha indicado que la web de Andalucía Vuela ofrece con cursos de formación digital para configurar e implementar las herramientas de control parental para un uso responsable de la tecnología.

Por último, el Defensor de la Infancia y Adolescencia de Andalucía, Jesús Maeztu, ha abogado por la educación como recurso más efectivo ante el acceso de menores a contenidos pornográficos a través de internet, incluida una educación afectiva sexual que evite que internet sea el principal instrumento de formación de los niños, niñas y adolescentes. El Defensor ha destacado el papel de padres y madres en la misión de acompañar y orientar a sus hijos en un uso adecuado de las nuevas tecnologías, al igual que los centros educativos como medio para modular los conocimientos, las actitudes, los hábitos del uso de Internet y también para prevenir de sus peligros y riesgos.

El Defensor, que abordó esta problemática en el estudio específico Acceso de niños y adolescentes a material pornográfico en internet: de la prohibición a la educación en 2020, ha advertido sobre el protagonismo que tiene internet en el proceso educativo de los niños y adolescentes y ha señalado que, según varios estudios, la edad de acceso al porno ha bajado a los 8 años, una vez se tiene acceso a dispositivos móviles, con páginas gratuitas sin control. Por ello, entre las medidas que impidan, o cuando menos dificulten, el acceso de niños y niñas a este tipo de contenidos, el Defensor ha apuntado a la autorregulación y los códigos de conducta por parte de la industria del sector, así como al papel que deben desempeñar los poderes públicos en la aprobación de normativas y estrategias de sensibilización y formación.

Nutrido grupo de trabajo

El grupo de trabajo aceptó en una reunión celebrada el pasado 25 de octubre las propuestas de comparecencias presentadas por los cinco grupos con representación parlamentaria, que suman más de un centenar. este grupo de trabajo a instancia de una iniciativa del Grupo Popular que cosechó el apoyo casi unánime de la Cámara, por cuanto recibió 101 votos a favor y las cinco abstenciones del Grupo Por Andalucía.

En los listados de comparecientes propuestos por los grupos parlamentarios había coincidencias en algunos nombres, como los de la fiscal decana de menores de Sevilla, Marta Valcarce; la catedrática de Psicología Evolutiva de la Universidad de Sevilla Carmen Moreno; el doctor y director del Centro Adcom, del Hospital Gregorio Marañón, Francisco Ferre, y Carmen Ruiz Repullo, profesora de Sociología de la Universidad de Granada. Además, entre las propuestas de los grupos también hubo coincidencias a la hora de citar a representantes de entidades como el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), Unicef, Save the Children, Google España, la Agencia Española de Protección de Datos, la Fundación ANAR o la asociación 'Dale una vuelta'.

Por grupos, el PP-A es el que registró un mayor número de propuestas de comparecencias para este grupo de trabajo, hasta 59, seguido por el PSOE-A, con 26, y por el Grupo Mixto-Adelante Andalucía, con 20. Por detrás de ellos figuran las 16 solicitudes de Por Andalucía y las 13 de Vox.

Está previsto que este grupo de trabajo, que preside la diputada del PP-A Berta Centeno, sustancie estas comparecencias en sesiones que se programarán, sobre todo, en enero, cuando podrían celebrarse en horario de mañana y tarde para acoger el grueso de citas acordadas.

Etiquetas
stats