Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ley de vivienda cumple un año: los expertos dan soluciones a la falta de pisos
El PSOE da por desactivado el desgaste de la amnistía tras el éxito electoral en Catalunya
Opinión - El suicidio de Europa. Por Rosa María Artal

La renuncia de Macarena Olona a su escaño en el Congreso no es definitiva y podrá volver tras las elecciones andaluzas

Macarena Olona, en el Congreso.

Álvaro López / Iñigo Aduriz

21

Macarena Olona sigue siendo diputada por Granada en el Congreso, pese a que el pasado 4 de junio anunció su renuncia al escaño. Según ha podido saber elDiario.es Andalucía por fuentes de la presidencia de la Cámara Baja, la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por el partido de extrema derecha Vox podrá seguir manteniendo su escaño si así lo desea tras los comicios del 19 de junio porque su baja no es definitiva. Según matizan las fuentes consultadas, el documento presentado por la candidata es una renuncia “en diferido” que le permite seguir en su puesto como representante en Madrid, como ya adelantó El Periódico de España.

Esta situación contrasta con las palabras que la propia Olona ha pronunciado en una entrevista en Herrera en Cope este miércoles en la que ha asegurado que su despedida del Congreso de los Diputados es “irrevocable” y que tendrá efectos el 14 de julio cuando se constituya el Parlamento de Andalucía. Por contraste, la líder de la extrema derecha por Andalucía no ha presentado su renuncia de forma inmediata, como ocurriese el año pasado con Pablo Iglesias o este pasado abril con Pablo Casado, sino que esta ha quedado supeditada a lo que ocurra tras las elecciones andaluzas que se celebran la próxima semana. Es decir, Macarena Olona tiene ante sí la posibilidad de no tener que despedirse de su escaño, a pesar de que en su escrito de despedida ante la Mesa del Congreso expresó su “profundo agradecimiento a todos los servicios de la Cámara por su trabajo incansable durante estos años”. Unas palabras que suenan a un adiós definitivo pero que en realidad deja una puerta abierta.

No obstante, el documento para renunciar en diferido a su escaño fue tomado en consideración este martes por parte de la Mesa del Congreso de los Diputados sin que esto suponga su baja definitiva como representante por Granada en la Cámara Baja. Si bien Olona asegura que su renuncia no es inmediata porque perjudicaría a su carrera administrativa al estar condicionada por “este lapsus temporal como abogada del Estado” por su condición de “funcionario en servicios especiales”. Sin embargo, fuentes jurídicas aclaran que este proceso no “perjudica en absoluto a su carrera”. Tal y como aparece reflejado en el artículo 87 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Una despedida “en diferido”

Además, se da la circunstancia de que el documento que ha presentado para tramitar su baja como diputada no es el habitual en estos casos. Según confirman desde el Congreso a preguntas de este medio, el trámite más común es que se curse la renuncia con efecto “inmediato” una vez que pasa por la Mesa del Congreso, algo que no va a ocurrir en el caso de Macarena Olona ya que ella misma reconoce que su adiós no será definitivo hasta el 14 de julio.

Dicha fecha tampoco es casualidad ya que ese día, además de ser en la que tendría que constituirse el Parlamento de Andalucía, también está dentro del plazo que estipula la ley electoral, que da 25 días para que se constituyan las cámaras autonómicas tras unos comicios y cuyo límite acabaría el 16 de julio. Como Olona hasta esa jornada puede seguir siendo diputada por el Congreso, no podría ser parlamentaria andaluza al ser incompatible según la normativa, una vez que accediese a la cámara regional. Si la alicantina decidiese no hacer uso de su puesto en el Parlamento de Andalucía, podría seguir siendo diputada en el Congreso si no convierte en definitiva su baja cursada en “diferido”, según explican fuentes de la Cámara Baja.

Por otra parte, se da la circunstancia de que su sustituto en el Congreso de los Diputados, Onofre Miralles, número 2 en la lista de Vox por Granada, aún no tiene la credencial que emite la Junta Electoral para acceder al puesto que dejaría Macarena Olona, dado que este proceso de renuncia aún no es definitivo. Si finalmente la candidata de la extrema derecha a la Junta de Andalucía se marchase del Congreso, Miralles no sería diputado efectivo hasta el siguiente pleno que se convocase tras presentar toda la documentación pertinente.

Etiquetas
stats