La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

Sanidad sitúa a Marbella, Córdoba y Granada en "alto riesgo de transmisión descontrolada" y pide al Gobierno andaluz un "refuerzo asistencial"

Visitantes de la Mezquita-Catedral de Córdoba durante la 'Noche del Patrimonio'.

Marbella, Córdoba y Granada son, por este orden, las tres únicas ciudades andaluzas que registran más de 250 contagios por cada 100.000 habitantes, un umbral de "alto riesgo de transmisión descontrolada", según el documento que el Ministerio de Sanidad negocia este miércoles con las comunidades autónomas para introducir nuevas restricciones contra la pandemia basadas en criterios homogéneos. "Una tasa de incidencia por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes puede considerarse un indicador de alto riesgo de transmisión descontrolada en el territorio afectado y, por lo tanto, se debe garantizar un alto nivel de capacidad de detección, control de la transmisión y refuerzo asistencial para evitar un gran impacto en la población y, en particular, en los grupos más vulnerables", reza el borrador, al que ha tenido acceso este periódico.

Los criterios comunes que establece el departamento de Salvador Illa, negociados previamente con el Gobierno madrileño de Isabel Díaz Ayuso, son tres: la incidencia acumulada del virus, la positividad de las pruebas PCR y la presión hospitalaria. La propuesta del Ministerio establece las medidas más duras para los municipios de más de 100.000 habitantes con una tasa de 500 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, con restricciones a la movilidad, semiconfinamientos y adelantar la hora del cierre de bares y comercios. Ninguna de las 12 localidades andaluzas con esa población -incluidas las ocho capitales de provincia- presenta ese índice de infectados por coronavirus.

Sin embargo, Sanidad también advierte del "alto riesgo" que corren los municipios con más de 250 casos por cada 100.000 habitantes -sin plantear medidas restrictivas concretas- y por encima de esa cota están Marbella, Córdoba y Granada (muy por encima de las tasas propuestas en la Unión Europea para países de riesgo: 60 casos por 100.000 habitantes. 

Marbella, con 141.463 vecinos censados, tiene ahora mismo 293 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, una tasa de positivos por PCR del 11% -en la media andaluza- y una presión hospitalaria del 12% -también en la media de la comunidad-. Es el municipio de la Costa del Sol que, el pasado agosto, fue objeto de un informe del área de epidemiología del distrito sanitario alertando de "una transmisión comunitaria activa", esto es, una propagación incontrolada del virus, con más de 300 casos por cada 100.000 habitantes, cuando el tope de alerta roja fijado por la Consejería de Salud eran 30.

Córdoba [población: 325.701 personas] es la capital andaluza que registra más infectados por cada 100.000 habitantes -248 positivos- seguida de Granada [población: 232.462 personas] con un promedio de 213 contagios. La situación de la pandemia es más grave en Sevilla y Málaga, que registran más infectados y hospitalizados diarios, pero su volumen poblacional es mayor, y su promedio de positivos por cada 100.000 habitantes está por debajo de la marca de 250 casos que establece Sanidad: 193 casos tanto en Sevilla como en Málaga.

Si prospera la propuesta del Ministerio, en las 11 ciudades de España con un promedio de contagios superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes se aplicarán medidas que revierten la desescalada que se culminó el pasado junio: Los comercios tendrán que cerrar a las 22:00 y los bares, restaurantes y casas de apuestas a las 23:00, aunque no podrán aceptar clientes a partir de las 22:00. No estará permitido el consumo en barra. Hay en total once medidas restrictivas para los grandes municipios gravemente afectados que cumplan los criterios y dos recomendaciones: evitar todo movimiento o desplazamiento “innecesario” de la ciudadanía dentro de los límites de la localidad –pero es eso, una recomendación y no una prohibición– y la aprobación de planes de actuación autonómicos para controlar la expansión del virus en aquellos territorios que, aunque no cumplan el requisito de los 100.000 habitantes, sí presenten una incidencia superior a los 500 casos, una tasa de positividad que supere el 10% y una ocupación de UCI del 35%.

El Gobierno andaluz acaba de aprobar medidas similares para el municipio sevillano de Casariche, el primero confinado de la comunidad, tras alcanzar una tasa de 4.500 contagios por cada 100.000 habitantes (la población es de 5.500 vecinos). Otros 11 pueblos, todos más pequeños, también presentan una incidencia alta y las normas de restricción para establecimientos hosteleros también son de aplicación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats