Los últimos trabajadores de Forja XXI, seis meses sin cobrar

Los empleados de Forja XXI han hecho públicas sus protestas / Imagen: @FTHIN

El número de trabajadores de Forja XXI con contrato vigente no supera actualmente la treintena. Este jueves celebran una nueva asamblea. Llevan seis meses sin cobrar después de haber llevado a cabo numerosos proyectos de formación, empleo e inserción laboral a través de diversos programas. Ahora, la actividad ha quedado paralizada. Quizá cuando más haga falta. Y las consecuencias las pueden pagar los que menos lo merecen. Es el caso, por ejemplo, de 17 jóvenes del 'Plan +18', procedentes de centros de menores de la Junta de Andalucía. Después de 16 años de programa, "es una pena que de aquí a poco no se vaya a hacer nada por el futuro de muchos chavales", dice un empleado de Forja XXI, ahora en huelga por los impagos.

Denuncian los trabajadores que la última reunión del patronato, celebrada hace escasamente una semana, solo asistieron 6 de los 19 patronos que integran la Fundación Forja XXI, "dando la espalda a toda la actividad social que ha llevado a cabo la fundación y al propio personal", sin responsabilizarse de la situación.

La reunión del patronato precedente, del 19 de diciembre, tampoco difirió mucho: "Ninguna de las personas asistentes tuvo a bien acercarse al personal, ni tan siquiera teniendo en cuenta las fechas que se avecinaban, para interesarse personalmente por la situación dejando nuevamente al director general como único interlocutor", lamentaban los trabajadores. Ya entonces anunciaban que dejaban en mano de sus abogados el asunto para interponer las correspondientes demandas.

Los empleados siguen criticando la "insensibilidad" y la "falta de preocupación" del patronato ante esta situación. Y eso que, según recuerdan, advirtieron del problema a través de cartas dirigidas a la comisión ejecutiva y al propio patronato el pasado año. No se tomaron medidas a pesar de la "urgente necesidad", por lo que subrayan la "falta de implicación" del patronato cuando la crisis también ha llegado a Forja XXI.

Sobre todo, de un tiempo a esta parte, cuando los focos se han ido alejando. "Casi todos los patronos asistían a las sucesivas convocatorias y participaban en posteriores almuerzos ofrecidos por el alumnado de la fundación. En ocasiones, los eventos eran mucho más visibles en los medios de comunicación en su condición de personas benefactoras satisfechas. Al fin y al cabo no arriesgaban nada y podían ganar notoriedad", apuntaban en un comunicado reciente suscrito por 24 miembros del personal con contrato vigente. Más de medio millar se quedaron en el camino a medida que se fueron extinguiendo los contratos, denuncian los trabajadores.

Preconcurso de acreedores y ERE

El patronato, realmente, sí ha dado una respuesta, más bien dos: colocar a la fundación en preconcurso de acreedores, y a los trabajadores, en expediente de regulación de empleo. Entienden los empleados que tal decisión "agrava aún más" su "precaria situación", apuntando incluso que ya hay familias afectadas por los impagos que están siendo atendidas por Cáritas. Fernando Yélamos, abogado del dueño de Persán, José Moya, según los trabajadores afectados, se mostró partidario del preconcurso en el último encuentro que mantuvieron. Eldiario.es/andalucia ha intentado contrastar su posición pero no ha sido posible.

Quien sí se ha pronunciado al respecto, y contundentemente en contra, ha sido Juan José Ruíz Márquez, director general de Forja XXI: "Ni se está planteando la disolución de la Fundación, ni un concurso de acreedores ni nada. No estamos ahí, sino intentando salir de la situación, manteniendo la Fundación negociando con los bancos y la Administración".

En cuanto al mencionado 'Plan +18' de inserción social y laboral para jóvenes, el director inidca que "va a seguir funcionando hasta lo que fija el convenio con la Consejería de Igualdad, que termina el 31 de mayo. Después depende de si la Consejería lo renueva y se compromete a pagar el programa".

La Fundación Forja XXI cuenta con sedes en todas las provincias andaluzas, actualmente cerradas excepto la sede social en Sevilla, y ha desarrollado entre otras actividades cursos de formación profesional, escuelas taller, talleres de empleo, asesoramiento al personal autónomo, programas de orientación profesional, programas de experiencias profesionales para el empleo.

Además de contar con el mencionado 'Plan +18' en San Fernando (Cádiz) y Sevilla, dispone de otra actividad en funcionamiento: la Escuela de Jardinería Joaquín Romero Murube, un centro de formación profesional ocupacional ubicado en el Parque de María Luisa de la capital hispalense. Nueve profesores y 120 alumnos, que desde el año 2000 trabajan al amparo de un convenio específico, vigente para este curso y el que viene, cuya labor "corre serio peligro de desaparición".

"Se trata de un centro único en Andalucía y es referencia técnica, académica y científica en su materia -la jardinería, el paisajismo y la conservación del medio ambiente en el ámbito autonómico y nacional", señalan. A pesar de contar "con el unánime apoyo de la comunidad técnica, empresarial, formativa e institucional”, este proyecto de formación ocupacional "parece tener los días contados por una errónea gestión estratégica y económica, de la que no tiene culpa alguna".

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2014 - 00:08 h

Descubre nuestras apps