eldiario.es

9

ARAGÓN

Teruel despierta su “Marea Blanca” con 10.000 personas reclamando "igualdad de trato" en la sanidad

Casi un tercio de la población sale a la calle para pedir suficientes especialistas y que no se cierren servicios hospitalarios porque “ser pocos no resta derechos”

La falta de planificación sanitaria, denuncian los colectivos profesionales, hace que no se hayan formado suficientes profesionales para satisfacer las necesidades del sistema y asegurar el relevo generacional

Unas 10.000 personas salieron a la calle en Teruel para reclamar mejoras en los servicios sanitarios

Unas 10.000 personas salieron a la calle en Teruel para reclamar mejoras en los servicios sanitarios Elisa Alegre Saura / Teruel

Tras las manifestaciones para demandar mayores inversiones, mejoras en el ferrocarril o para una transición justa del carbón, Teruel ha despertado a su propia “Marea Blanca” logrando congregar en las calles a 10.000 personas -un tercio de la población de la ciudad- para reclamar que no se cierren servicios en el hospital público por falta de especialistas y que en el medio rural no falten los servicios sanitarios básicos. “Ser pocos no resta derechos”, decían los manifestantes este domingo tras una pancarta sin siglas que encabezaba la manifestación que acabó a las puertas del único hospital, que atiende a más de media provincia. El movimiento ciudadano Teruel Existe, la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando, convocantes de la protesta, la calificaron de “histórica” por haber sido la más numerosa en la ciudad desde la huelga general que paralizó la provincia hace casi 20 años.

La manifestación se convocó con apenas cuatro días de antelación, pero consiguió congregar a miles de personas y demostrar que Teruel tiene una “ciudadanía activa y comprometida”, como explicaba el presidente de la Federación de Vecinos, Pepe Polo, que destacó la "llamada de atención" que supone para todos los partidos, porque “antes gobernaban unos y luego otros”.

Como Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe, se mostraba satisfecho y emocionado por el compromiso de la gente que entendía que “con la salud no se juega”.

Entre las principales reivindicaciones ciudadanas está la construcción por fin del nuevo hospital de Teruel, que sustituya al actual Hospital Obispo Polanco, el segundo más antiguo de España. Pero también que se tomen medidas para asegurar la dotación de médicos en el medio rural y de especialistas en el actual hospital. Un problema “crónico” según los convocantes pero cuyas últimas carencias en Otorrinolaringología o Reumatología han sido el detonante de esta manifestación.

El presidente de la sección de Especializada del sindicato médico de Aragón, CESM, Jesús Martínez, valoraba tras la manifestación que “se están cubriendo plazas” en el hospital, pero siguen sin atenderse todas las necesidades. Denunciaba que existe un Plan de Incentivos en Aragón, aprobado hace algo más de un año, pero la mayor parte de los puntos "no se están cumpliendo". Se trata de cuestiones, decía, como las medidas de conciliación familiar o las de revisiones de plantilla, entre otras.

Un problema que se agravará

El problema de Teruel, aunque endémico según denuncian los profesionales, no es único. Otros hospitales pequeños tienen problemas para cubrir las plazas en un escenario de falta de profesionales por la, denuncian, “mala planificación sanitaria”. Y el problema se agravará en el futuro en Aragón por la falta de relevo generacional.

Tras su última reunión, el Consejo de Colegios de Médicos de Aragón alertaba de que en la próxima década el 30 % de los médicos especialistas en activo y colegiados en Aragón se jubilará y denuncia que el problema de la falta de médicos afecta a las tres provincias.

“El mantenimiento del sistema de salud no está adaptado a las necesidades actuales por la poca planificación de los recursos humanos que ha habido en los últimos años”, explican en un comunicado.

“No se va a poder cubrir la tasa de reposición al 100 % por no disponer de los profesionales necesarios por especialidad”, advierte la presidenta del Consejo de Colegios de Médicos de Aragón y presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer. “No digamos ya para cubrir las nuevas necesidades de la cartera de servicios, que los centros sanitarios han implantado ya o tienen previsto implantar”, puntualiza Ferrer.   

El Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, además, critica la falta de un proyecto atractivo para que los profesionales de la comunidad se queden y no se vayan a trabajar a regiones cercanas como País Vasco o La Rioja.

“Desde la gestión del Salud se han dejado arrastrar por la inercia sin grandes previsiones, ni cambios en el modelo a largo de los últimos años, donde la respuesta ha sido dejar correr la situación, sin asumir retos que se conocían de antemano”, explica Concha Ferrer.

Según el análisis presentado en el Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, y en función de los datos de la colegiación de las tres provincias aragonesas, las principales especialidades en riesgo por jubilaciones en los próximos 10 años son:

Medicina de Familia, Medicina de Trabajo, Medicina Legal y Forense, Inmunología, Reumatología o Neumología son algunas de las especialidades en riesgo por jubilaciones en los próximos años

La presidenta del Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, propone “planificar nuestras necesidades sanitarias con arreglo a un estudio detallado de aquellas especialidades que van a sufrir falta de profesionales”.

Será preciso, asimismo, “aumentar las plazas MIR crear incentivos para la cobertura de las plazas difíciles, mejorar las bolsas de trabajo y retomar la carrera profesional, paralizada desde 2009”.

Aragón cuenta con un total de 8.946 colegiados, de los cuales 7.376 están en activo y 1.570 están jubilados. Por provincias, Zaragoza tiene 7.237, Huesca 1.034 y Teruel 675. El rango de edad con mayor número de colegiados es de 55 a 64 años, con 2.167.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha