La justicia suspende de manera cautelar la orden de cierre de los bares a la una de la madrugada en Aragón, excepto en las zonas más afectadas por los rebrotes

Una terraza cerrada ante la Basílica del Pilar de Zaragoza. EFE/Javier Cebollada/Archivo

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha acordado la suspensión cautelar de una disposición de la Orden SAN/703/2020 del Ejecutivo autonómico, de fecha 5 de agosto, que restringe el funcionamiento de los establecimientos de hostelería y restauración de toda la Comunidad a la una de la madrugada. Sin embargo, se mantiene esa limitación en las comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Comarca Central de Zaragoza, Monegros y municipio de Huesca.

La Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia y la Asociación de Restaurantes de Zaragoza-Horeca Restaurantes Zaragoza presentó un recurso pidiendo medidas cautelares, al objeto de equiparar el horario de cierre de los establecimientos de hostelería a lo que dictaminan las condiciones establecidas en su licencia y recuperar la actividad en las barras.

El auto da de plazo hasta las 15.00 horas del 12 de agosto a la Consejería de Sanidad, la administración demandada, para justificar la medida de prohibir el servicio en barra. El auto indica que es existen razones “de urgencia que aconsejan la suspensión” de la medida que establece el cierre a la una de la madrugada: "Ante la falta de justificación suficiente frente a la grave repercusión que, para un sector como el hostelero, en plena temporada vacacional tendría la ejecutividad inmediata de la medida de limitación impuesta, con el carácter de generalidad que se le imprime".

Asimismo, en los razonamientos jurídicos, arma el tribunal que "no queda desarmada la Administración en modo alguno para proseguir la lucha contra la pandemia, a juzgar por la copiosa batería de medidas que se contiene en la Orden de 19 de junio de 2020".

Se mantienen las limitaciones en los territorios con más positivos

No obstante, el TSJA mantiene la medida que contiene la Orden del Gobierno aragonés, de fecha 13 de julio, por la que se adoptan medidas especiales en materia de salud pública para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19 en las comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Comarca Central y municipio de Huesca, por la que se limita la consumición en el interior de los locales de hostelería y restauración.

Igualmente, los magistrados mantienen la disposición de la Orden del 24 de julio, en la que establece la limitación horaria hasta la una de la madrugada en los establecimientos de hostelería y alimentación en las comarcas de Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Monegros y Comarca Central. En relación con las órdenes de 13 y 24 de julio, que también han sido impugnadas, "habiendo transcurrido, prácticamente un mes del comienzo de vigencia de las primera y prácticamente dos semanas de la segunda", el tribunal no aprecia la concurrencia de circunstancias de especial urgencia para adoptar tal medida sin oír a la parte contraria", es decir al Gobierno de Aragón.

"Nos hallamos ante una limitación que ya figuraba en las órdenes de julio, referidas a las comarcas concretas que constituyen el respectivo ámbito territorial de las mismas, limitación que incluso era más intensa, de suerte que por la del 5 de agosto se ha operado una atenuación en la intensidad de la medida. No procederá, por consiguiente, la suspensión de la ejecutividad por razones de urgencia", considera.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats