Sin médicos en los pueblos: más de la mitad de las plazas de profesionales de atención primaria quedan desiertas en Aragón

Atención a un paciente en un centro de Atención Primaria.

Hasta 20 zonas de Aragón se han quedado sin ningún médico nuevo de atención primaria tras el llamamiento único realizado por el Salud para ocupar las plazas vacantes. Son pueblos de toda la comunidad y barrios de Zaragoza que van a tener plazas de profesionales de atención primaria sin cubrir debido a una “pésima gestión”, según la Federación Aragonesa de Sindicatos y Asociaciones de Médicos Titulares y de Atención Primaria, FASAMET.

Una responsable de este sindicato asegura que “esto es el fruto de años que llevamos ya de plantillas mermadas y de disminución en calidad asistencial y en retribuciones. Llevamos tiempo reclamando el relevo generacional, hay muchas más jubilaciones que médicos que se incorporan al servicio activo. De esos que se incorporan haciendo el MIR muchos se nos están yendo a otras comunidades o incluso fuera de España porque las condiciones laborales son mucho mejores que en Aragón”.

La misma responsable cuenta, refiriéndose a un informe de 2017 sobre recursos humanos en la medicina de familia, que en dos o tres años un 30% de la plantilla se jubilará “y no han profesionales suficientes para hacer el relevo”.

Entre los factores para irse a otras comunidades, desde FASAMET hablan de la falta de valor de la medicina de familia en la universidad, la falta de plazas MIR o las condiciones laborales, aunque también resalta que “últimamente estamos consiguiendo concursos de traslados anuales y ciertas mejores que permiten que los profesionales se queden aquí”.

De las 91 plazas ofertadas, solo se han asignado 40

Las zonas que han salido más perjudicadas son Alcañiz y Barbastro. La primera ha cubierto dos de las diez plazas que se ofertaban en ese sector sanitario, la de Híjar y Valderrobres. Alcañiz, Cantavieja, Caspe, Maella y Más de Las Matas han quedado con la plaza o plazas desiertas. Algo similar ocurre en Barbastro, de las 10 plazas que estaban disponibles en el sector se ha asignado una de las tres de Fraga. Aínsa, Benabarre, Binéfar y Graus quedan con todas sus plazas libres.

Otros sectores como Calatayud han cubierto la mitad de las ocho vacantes, dejando libre una en Ateca, otra en Calatayud-Norte, otra en el Sector Calatayud Norte/Sur y otra en Saviñan. Lo mismo ocurre en Teruel, que ha cubierto seis de las 12 plazas disponibles. Albarracín (tres plazas), Baguena, Monreal del Campo y Utrillas son las que han quedado sin asignar. Los vecinos de esta última localidad, de Utrillas, anunciaron a finales del mes pasado su intención de reclamar que su centro de salud, que atiende a 12 localidades que suman 6.000 habitantes, recupere el personal sanitario con el que contaba a principios de 2020 ya que, en estos momentos, hay tres plazas sin cubrir.

Zaragoza en su conjunto ha adjudicado 17 de las 40 plazas ofertadas. El sector que más lo ha hecho (cinco de las ocho disponibles) es Zaragoza II, aunque han quedado sin cubrir las de Torrero-La Paz y Alagón. En el sector Zaragoza I solo se han cubierto dos de las 12 plazas, las de Bujaraloz y una de la Jota. El tercer sector de Zaragoza ha adjudicado la mitad de sus veinte plazas, quedando sin ningún facultativo La Almunia, Sos del Rey Católico y Gallur.

En el otro extremo se encuentra el sector de Huesca, con sus nueve plazas con un profesional de atención primaria asignado.

Para incentivar el traslado de los médicos y médicas a estas zonas rurales de difícil cobertura se inició en 2018 un sistema mediante un incentivo de puntuación de cara a las bolsas y oposiciones. Sin embargo, “se hizo una lista de centros de difícil cobertura, pero ahora está obsoleta, fuera de Zaragoza es difícil de cubrir y no se dan los puntos de difícil cobertura”.

En cuanto a la solución, desde FASAMET destacan que “hay que mejorar los contratos y condiciones laborales, hay que incentivar la medicina de familia desde la universidad, aumentar el lunero de plazas MIR, mejorar las condiciones en cuanto a flexibilización de jornada y reorganizar el mapa sanitario porque se hizo hace muchos años cuando en la zona rural había mucha gente viviendo y ahora mismo hay plazas con muy pocos pacientes y en otros centros de salud a muchos. Y dar más incentivos para las zonas de difícil cobertura”. 

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2021 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats