Sobre este blog

Arsenio Escolar es periodista y escritor. Con sus 'Crónicas del poder' –información, análisis y opinión de primera mano–, entrará semanalmente en eldiario.es en los detalles del poder político, económico, social... y de sus protagonistas.

Retoques para acelerar los pagos del Ingreso Mínimo Vital

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, a su llegada a la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados. En Madrid, (España), a 9 de septiembre de 2020.

6

La puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, una de las medidas sociales estrella del Gobierno de coalición, va algo más lenta de lo que en una parte del Ejecutivo se esperaba y está generando alguna pequeña tensión interna. "Lo que no podemos decir es que se tenga calma con el Ingreso Mínimo Vital, que lo técnico es complicado. Hay cosas por las que hay que correr. Igual con lo del rey emérito no había prisa", declaraba el pasado 8 de septiembre el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la entrevista en la Cadena Ser en la que revelaba que la salida de España del rey emérito había provocado "una fuerte discusión" suya con el presidente, Pedro Sánchez". Parecía que el vicepresidente aprovechaba otro debate, el del rey emérito, para saldar alguna cuenta interna.

"Desarrollaremos el Ingreso Mínimo Vital como prestación de la Seguridad Social", decía en su punto 2.4.2. el pacto de diciembre pasado entre PSOE y Unidas Podemos que dio lugar al Gobierno de coalición. Los dos socios hacían así bandera de su lucha conjunta contra la pobreza severa, que en España golpea a una parte de la población de modo más intenso que en otros países de nuestro entorno europeo. 

Ni el Ingreso Mínimo Vital ni la mayoría de las medidas acordadas en diciembre tenían calendario. Eran propuestas para los cuatro años de legislatura. La pandemia de coronavirus y sus terribles consecuencias sanitarias, económicas y sociales han hecho que unas acaben aparcadas, quizás sine die, y que otras se aceleren, entre ellas la del ingreso Mínimo Vital. En esta, además, ya hubo en abril, en las primeras semanas de confinamiento, una poco disimulada pugna por quién lideraba el proyecto dentro del Gobierno, si el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, o si el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que no milita en el PSOE, pero que ha sido nombrado por Sánchez porque en el pacto se decidió que ese ministerio quedaría en el área de decisión socialista. Al final, ha sido el departamento de Escrivá el que lleva el asunto. Las críticas de Iglesias de hace una semana ¿apuntaban solo al ministro o también al presidente?

Los datos más recientes disponibles sobre el Ingreso Mínimo Vital son estos:

-Se han recibido 900.000 expedientes o peticiones de acogerse a ese ingreso. (Los expedientes son de unidades familiares, no de personas).

-Ya se han tramitado unos 330.000, algo más de un tercio.

-De los tramitados, se han concedido unos 86.000, que totalizan unos 260.000 beneficiarios. De estos, unos 120.000 son adultos y unos 140.000 son menores de edad.

-Se ha reclamado documentación a cerca de 100.000 de los expedientes tramitados.

-Unas 31.000 solicitudes se han cancelado, la mayoría de ellas por duplicidades. "Hay un caso de una persona -cuentan en el ministerio- que ha realizado decenas de solicitudes".

-Se han suspendido unas 64.000 solicitudes porque al cruzar los datos presentados con los de la Agencia Tributaria se ha comprobado que incumplen las condiciones establecidas para acceder a la prestación. "Aunque a se están revisando los cruces para reconfirmar", añaden en el ministerio. 

-Al ritmo que van, esperan llegar a finales de septiembre o primeros de octubre a los 150.000 expedientes aprobados, con unos 400.000 beneficiarios. 

En el ministerio que dirige Escrivá admiten que las primeras semanas iban lentos en la gestión de los expedientes, pero que el ritmo ahora es mucho más alto, insisten en que echar a andar una nueva prestación es complicado y aseguran que les ha surgido alguna casuística que no estaba prevista en la norma, razón por la que esta se va a retocar "este mismo mes" para agilizar los trámites. 

Los retoques normativos traen alguna novedad relevante. Por ejemplo, ampliar el periodo de retroactividad, que ahora estaba en el 15 de septiembre, hasta el 31 de diciembre. Es decir, que a quienes presenten su solicitud antes de ese último día del año y se les apruebe, recibirán el ingreso con efectos retroactivos a 1 de prestación antes de esa fecha. Ademas, el requisito previo de estar inscrito en las listas de los Servicios Públicos de Empleo se va a convertir en una obligación a posteriori. 

"No tenemos fecha para terminar de tramitar las solicitudes -añaden en el ministerio- pero sí creemos que el ritmo seguirá incrementándose en los próximos meses". Y concluyen: "En estos dos meses, toda la organización ha aprendido mucho".

Una de las banderas estrella del Gobierno de coalición, en conclusión, aleja el riesgo de patinar. La pugna interna por apuntarse el éxito, cuando se confirme, es más que probable que se mantenga. 

Sobre este blog

Arsenio Escolar es periodista y escritor. Con sus 'Crónicas del poder' –información, análisis y opinión de primera mano–, entrará semanalmente en eldiario.es en los detalles del poder político, económico, social... y de sus protagonistas.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 08:55 h

Descubre nuestras apps

stats