Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

"El colectivo animalista es uno de los primeros con quien se reunió la Marea Atlántica"

Rubén Pérez Sueiras

Tiene 29 años y lleva desde los 22 tratando de convencer a los políticos gallegos de que los animales importan. Diplomado en Trabajo Social y Posgrado en Dirección y Planificación de ONG, el activista por los derechos animales Rubén Pérez Sueiras se ha centrado en el campo de la incidencia política y la estrategia comunicativa de las organizaciones animalistas. Bajo su coordinación, la delegación gallega de la Asociación Animalista Libera! se ha convertido en referente en la Comunidad para los profesionales de los medios de comunicación. 

Pérez Sueiras ha elaborado más de 300 iniciativas para diferentes partidos políticos y cámaras legislativas (Concellos, Parlamento de Galicia, Europarlamento), impulsando una reforma histórica de la Ley de Protección Animal gallega, aprobada por práctica unanimidad, así como otras proposiciones, como la prohibición del acceso de menores de 12 años a eventos taurinos en la misma Comunidad. Actualmente, inicia el procedimiento para prohibir la munición de plomo en todos los espacios cinegéticos del territorio gallego, iniciativa legislativa admitida a trámite por todos los grupos.

Como impulsor de la campaña abolicionista de A Coruña, Pérez Sueiras celebra que el Gobierno municipal de Xulio Ferreiras haya cerrado el grifo de las subvenciones taurinas por primera vez en 24 años. En buena medida, se debe a su trabajo, que este joven activista centró en "la creación de redes entre los grupos políticos, la confluencia ciudadana y la presión mediática".

Tras haber participado activamente en el proceso, ¿cómo se siente ante la medida tomada por Xulio Ferreiro?

Es un magnífico punto de partida para una legislatura que también pondrá a los animales en el eje de las políticas del Gobierno municipal. No hay que olvidar que han sido siete años de duro trabajo, en donde hemos abierto las perspectivas de un movimiento social demasiado acostumbrado a la protesta pero muy poco implicado en el campo político.

Creaste la plataforma 'Galicia Mellor Sen Touradas' (GMST) hace siete años. ¿Cuáles eran sus fines y qué la ha diferenciado de una ONG?'Galicia Mellor Sen Touradas'

La principal diferencia ha sido implicarse en la batalla política. Hicimos una lectura que era muy necesaria: había que llegar a donde se decidían las leyes y las ordenanzas, y a quién las podía promover. Trabajamos con muchos cargos electos a diferentes niveles. Desde diputados a concejales, hemos tratado de hacerlos partícipes de las demandas de la ciudadanía gallega. Y en este campo estaba claro: ni un euro para corridas de toros; fuera los menores de esos coliseos de tortura; y comencemos un camino colectivo hacia la abolición.

Has trabajado por los caballos con cepo en Galicia con la campaña 'SenPexas'. ¿Se ha avanzado? ¿Cuáles son los pasos a dar para acabar con ese maltrato?'SenPexas'ese maltrato

Creo que se ha logrado poner el debate sobre la mesa. Muchos periodistas se han interesado por una práctica que se creía menos habitual de lo que al final resulta. Llevamos muchas denuncias e incluso una iniciativa en el Parlamento de Galicia ha reclamado medidas contra esta clase de maltrato. Fue una propuesta que aprobaron todos los grupos políticos y que demuestra que la lucha contra la crueldad hacia los animales puede, y debería ser siempre, transversal a las ideologías.

Los siguientes pasos son implicar todavía más a la Xunta de Galicia y a los ayuntamientos. No puede haber medias tintas a la hora de identificar a los autores y llevarlos ante la Justicia. Porque no olvidemos que se trata de una conducta delictiva.

También promoviste y coordinaste las plataformas EPDA (Espazo Parlamentar pola Defensa dos Animais) y Fronte Antitaurina. ¿Qué son esas estructuras y en qué sirven a la causa de los derechos animales?

Nos arriesgamos a crear plataformas políticas y la propuesta está saliendo bastante bien. Son espacios en donde los diputados y diputadas colaboran en la elaboración de propuestas y preguntas, y en el control de las políticas -o su carencia- en materia de protección y bienestar animal. Se han presentado cientos de iniciativas y proposiciones. Es todavía un experimento y debe consolidarse pero considero que estamos sacando buena nota, implicando a la clase política en la defensa de los animales.

En materia de animales de compañía, ¿qué tipo de campañas promueves desde Galicia?

Hay dos propuestas ahora mismo. Por una parte la campaña 'Sencadeas' (Sin cadenas), para denunciar casos de perros encadenados o cautivos con cuerdas. Es, desgraciadamente, algo muy habitual y la intención es hacer pedagogía con nuestras denuncias. No son multas excesivas pero sí pueden fomentar un cambio de conciencia en una parte de las personas que practican esta barbaridad.

La otra parte tratará de trabajar desde el ámbito municipal. Hemos planteado campañas de sensibilización a diferentes ayuntamientos con el objetivo de visibilizar una política pública que estaba olvidada. La finalidad no es otra que fomentar el respeto hacia los animales y una forma de convivencia real, no sólo basada en textos legales sino en la práctica diaria. Las personas que custodian a un animal merecen disfrutar de las ciudades tanto como aquellas a las que no les gustan los animales.

Tu equipo está compuesto por voluntarios y activistas. ¿Es imprescindible "el equipo" para avanzar en estas reivindicaciones?

Una única persona es imposible que logre avanzar en el campo que sea. El activismo es necesario para dar soporte a muchas tareas que requieren más manos. Sería imposible pegar 3000 carteles o participar en las asambleas si estás solo. La participación ciudadana es una máxima que las organizaciones de todo tipo deberían fomentar. Es el alma del colectivo y la base de sus resultados.

¿Qué papel pueden jugar los activistas en la nueva política que se abre camino? ¿Qué aporta el activismo al ejercicio de la política?

El que ya estábamos jugando hace unos años, cuando se inició un proceso de incidencia política desde varios colectivos. Nuestro papel es fundamental y es algo que recordé en la reciente III Jornada Parlamentaria de la APDDA (Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos Animales): somos expertos en muchas materias pero no nos acercamos al político de turno para trasladarle la información.

Hay políticas municipales, como la gestión de colonias felinas, por ejemplo, que requieren necesariamente contar con los activistas. Se rompen la cara y los zapatos cada día para defender a unos animales que necesitan comer y tener una vida digna.

¿Es un momento crucial para que los animales ocupen el espacio que les corresponde en la agenda política?

Sin duda. Después de las elecciones municipales se abre un escenario en el que pueden cambiar muchas cosas. Podemos pasar de la defensa acérrima de la tauromaquia y sus retransmisiones en TVE a un contexto de mayor respeto hacia los animales. Y ello pasa necesariamente por la participación directa en política y por reforzar aquellas candidaturas que nos han apoyado y que muestran sensibilidad por una problemática que va desde el abandono de animales hasta la normativa que permite su cautividad extrema en un parque zoológico.

¿Crees que esa nueva política puede hacer más por los animales que los partidos tradicionales? ¿Por qué?

Creo que sí, y por dos factores diferenciados. El primero es que estas candidaturas han partido también de activistas animalistas, que en casos como A Coruña han estado prácticamente desde el inicio de la propuesta política. De hecho, el animalista es de los primeros colectivos con quien se reunió la Marea Atlántica para comprometerse a crear un grupo de trabajo sectorial estable.

Y el segundo factor interesante es que las nuevas candidaturas han servido para generar un aviso a navegantes a los partidos con más implantación temporal. Así, cada vez más formaciones políticas están incluyendo propuestas pragmáticas, sean iniciativas de confluencia o de la política más tradicional en cuanto estructura y funcionamiento.

Las Elecciones Generales son, para muchas personas, una oportunidad plebiscitaria porque no se juegan sólo su futuro como ciudadanos para los próximos años, sino que además tienen la capacidad de escoger opciones políticas con propuestas, y quién sabe si con candidatos animalistas con serias posibilidades de asumir una responsabilidad pública en el Congreso y en el Senado.

La alcaldesa de Ciempozuelos (Madrid), María Jesús Alonso (Ahora Ciempozuelos), ha recibido amenazas de muerte por no seguir apoyando la tauromaquia con fondos públicos, y concejales de Sí Se Puede Alcobendas tuvieron que salir escoltados del pleno del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes (Madrid) al ser agredidos por taurinos. ¿Qué valoración haces de estas reacciones?ha recibido amenazas de muerteagredidos por taurinos

Resulta significativo que quienes apelan a conceptos como la libertad sean los primeros en agredir verbal e incluso físicamente a representantes de la ciudadanía elegidos en procesos electorales. La violencia contra estos ediles es un severo ataque a la democracia y evidencia cuánto deben avanzar algunos iluminados. Están fuera de la sociedad y lo demuestran defendiendo con agresividad su espectáculo de maltrato animal. Debería ser objetivo de cualquier institución pública el ostracismo de estos individuos, y eso empieza por no recibirlos en las casas consistoriales.

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2015 - 19:41 h

Descubre nuestras apps

stats