La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Fisureros Wallnuts y Halfnuts de DMM

Fisureros Wallnuts y Halfnuts de DMM

Por Ismael Ordóñez "Iogrea"


0

Con algo más de 40 años en el mercado, la empresa Galesa tiene una dilatada experiencia en la fabricación de aseguradores para escalada y sus fisureros son una buena muestra del buen hacer.

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de escalar múltiples y variadas fisuras con un par de juegos de fisureros DMM que se complementan para crear un conjunto muy polivalente y eficaz.

Tanto los Halfnuts como los Wallnuts, son fisureros de peso muy reducido y que expresan conceptos diferentes.

Características:

Wallnuts:

En el caso de los más conocidos Wallnuts hemos probado el pack de 6 fisureros numerados del 3 al 8 y con la resistencia y colores de la siguiente tabla:

Están fabricados en aluminio forjado en caliente y la numeración completa que ofrece la marca es del 1 al 11 cubriendo un rango amplio.

Según el tamaño de cada pieza lleva una aleación diferente. Los pequeños son más duros que los grandes.

Su cable doble galvanizado está soldado con un sistema muy avanzado que garantiza la máxima resistencia y seguridad. Son bastante rígidos aunque flexan bien, lo que facilita la inserción y dificulta que salten al sobrepasar el primero la altura de inserción.

En las medidas probadas, del tres al seis tienen muescas centrales y el siete y ocho cavidades forjadas para aligerar.

 Su cabeza en la orientación secundaria es simétrica y plana pero no están diseñados en planos paralelos lo que posibilita mayor amplitud de adaptación a los caprichos de la roca.

Las caras de la orientación principal son curvas con diferente radio presentando una cuña pronunciada de bordes redondeados y longitud de la cabeza proporcionada.

Sus caras convexas opuestas permiten siempre tres puntos estables de contacto aumentando el poder de sujeción y posibilitando el anclaje a ambos lados.

Halfnuts:

Nos encontramos ante la versión ligera y reducida diseñada para reducir peso y poder insertarlos en grietas o fisuras poco profundas o de difícil acceso.

Hemos podido probar las medidas del 1 al 7 que cuentan con la resistencia y colores de la siguiente tabla:

Están construidos con la misma tecnología que sus hermanos mayores, los Wallnuts, pero prácticamente son la mitad de su medida equivalente.

Comparten código de color y tienen las mismas caras en la orientación secundaria. La orientación de sus caras principales es también curva pero al ser la mitad de su equivalente en Wallnut no tienen muesca y las medidas más grandes están aligeradas por sus caras secundarias a partir del número siete.

Proporcionalmente a su tamaño así disminuye su resistencia frente a su equivalente aunque presentan una fuerza de impacto igual o superior a modelos de la competencia con el doble de tamaño y mayor peso.

La aleación utilizada en los Halfnuts es más dura que la de los Wallnuts presentando menos muescas y desgaste ante el uso en la misma fisura.

Hemos probado a escalar la misma fisura utilizando una vez el juego de Halfnuts y en otra subida los Wallnuts y en los segundos es más visible el roce.

Análisis:

Ambos juegos entran con facilidad en la fisura amoldándose con fluidez y encajando muy rápidamente. Podremos utilizarlos sin problema en todo tipo de roca debido a su amplia polivalencia, pero funcionan mejor en rocas duras como el granito siendo algo más inestables en roca blanda precisamente por su dureza.

Aunque comparten numeración y color, DMM ha tenido la deferencia de etiquetar los Wallnuts con letras plateadas sobre fondo negro frente a las letras negras sobre fondo del mismo color que la cabeza en el caso de los Halfnuts. Gracias a esto podemos distinguir cada tipo de fisureros con facilidad cuando llevamos el manojo completo colgado del mismo mosquetón de porteo.

Cada juego tiene su función y sus fisuras pero los Wallnuts se nos hacen un imprescindible en nuestro arnés tanto por rango cubierto como por la resistencia aportada.

El doble cable permite una mayor facilidad de recuperación al poder meter el saca fisureros por la cabeza en caso de imposibilidad de empujar desde la parte trasera mientras que los Halfnuts, al llevar el único cable insertado en la cabeza, solo nos permiten empujar en la dirección contraria al tirón de encaje.

En ambos modelos el bucle del cable es generoso para cualquier tipo de mosquetón y la apertura preformada es consistente y aguanta bien las tensiones.

Eficaces y de alta calidad son un plus de seguridad a la hora de elegir el material que llevaremos en el arnés, aunque pecan de un diseño tal vez demasiado clásico que otras marcas están variando aportando mayores grados de apoyo para fisuras complejas.

Conclusión:

El conjunto analizado de Wallnuts 3-8 y Halfnuts 1-7 nos ofrece una compensación muy equilibrada entre ligereza/resistencia y utilidad, siendo las medidas “recomendables” para una escalada clásica normal. Con 214 g de los Wallnuts, más los 112g de los Halfnuts, en 326 g que pesan un par de Friends Dragon, llevamos 16 piezas de gran versatilidad que nos solucionarán la mayoría de situaciones no específicas siendo una de las mejores opciones ahora mismo en el mercado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats