La portada de mañana
Acceder
Transición Ecológica dinamita el negocio de los clubes náuticos
Trabajo plantea responsabilidades penales por no cumplir la Ley Rider
Opinión – Recúrreme otra vez..., por Elisa Beni

Mochila Stratos 34 litros de Osprey

stratos 34

Por Fran Salgueiro

0

Hablar de Osprey es sinónimo de mochilas. La marca americana es una referencia en el mundo de la montaña y raro es el montañero que no haya visto algún modelo en sus salidas. Es complicado encontrar a alguien que dude de la calidad, comodidad y durabilidad de sus productos y nosotros no vamos a ser menos. Sus casi 50 años de experiencia hablan por si solos y cada temporada siguen mejorando y aportando nuevos detalles a sus mochilas.

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar el modelo Stratos de 34 litros. Como bien sabemos, la mochila no deja de ser un tipo de material imprescindible para cualquier montañero y de cualquier aventura y actividad en montaña. No obstante, es un producto que debe reunir unas características más especificas si está orientada a una actividad muy técnica, o algo más generales, aderezado con los detalles siempre propios de la marca, si lo que vamos a hacer es una actividad más sencilla.

En este caso, la Osprey Stratos 34 litros ha resultado ser una mochila ideal para senderismo y jornadas de un día, aunque desde nuestro punto de vista también la emplearíamos incluso en jornadas de alpinismo. Es polivalente, versátil y con un diseño bonito (la marca ofrece 4 colores distintos). Sus 34 litros nos ofrecen la posibilidad de almacenar muchos objetos –sobre todo debido a la gran cantidad de bolsillos– e incluso hacer travesías de algunos días, depende de lo minimalistas que seamos, ya que dispone de un gran volumen en el compartimento principal.

Su peso final es de 1.390 gramos y tiene unas dimensiones de 62 x 30 x 31 cm. De estos datos deducimos que no es una mochila ligera, pero si todo terreno, ya que la podremos utilizar tanto en temporada estival como en invernal, y nos da plena confianza de que va a ser una mochila duradera y va a poder ser empleada en muchas y diferentes actividades montañeras.

Almacenamiento

Lo primero que nos llamó la atención fue su cinturón lumbar, que se adapta a la anatomía, apoya y distribuye la carga de una forma cómoda y equilibrada. Además, el respaldo, las hombreras y el citado cinturón vienen acolchados con espuma EVA troquelada y ventilada cubierta con una malla para una excelente comodidad, lo que nos lleva a poder cargar más equipo. Todo esto, unido al ajuste de compresión superior y de pecho, que incluye silbato de emergencia, dotan a la mochila de una gran firmeza y sujeción, lo que se agradece enormemente con el paso de las horas si cargamos peso y se va sumando kilómetros y llega el momento en el que donde cualquier movimiento continuado tiende a molestar.

Cuenta además con dos grandes bolsillos con cremallera que dan acceso seguro y rápido a pequeños elementos esenciales que necesitemos en nuestra aventura. El cierre ErgoPull proporciona un ajuste ceñido y una transferencia de carga óptima.

Si seguimos hablando de comodidad, otra de sus grandes cualidades es su sistema de suspensión Airspeed. El panel posterior de malla transpirable tensada en 3D crea un espacio entre espalda y mochila que se agradece mucho en esas jornadas de mucho calor o actividades más potentes, y que nos ofrece una mejora de ventilación constante respecto al modelo anterior de un 40%, según datos propios de la marca. Otro detalle es el ajuste en escalera que nos proporciona un rango de 10 centímetros aproximadamente para subir o bajar las hombreras.

Bolsillos, en general, cuenta con unos pocos, lo que dotan a la mochila de una gran versatilidad. El bolsillo superior interior de malla con cremallera exterior dispone de un clip para sujetar las llaves, además de ser un buen sitio para llevar, por ejemplo, la documentación. Además tiene dos bolsillos frontales superiores exteriores independientes muy cómodos y que nos dan acceso rápido a material necesario como pueden ser unas gafas, mapa, etc.

Hay otro bolsillo inferior exterior con revestimiento para guardar un saco ligero o sábana saco o cualquier objeto que necesitemos tener a mano sin tanta disponibilidad. El bolsillo inferior, incluye la funda de lluvia fabricada con un tratamiento repelente al agua (DWR). Los dos bolsillos en el cinturón , mencionados anteriormente, son perfectos para guardar un GPS, el móvil o algo de comida…

Finalmente, hay bolsillos porta-botellas de malla elástica con compresión InsideOut, además de un espacio interior para una bolsa de hidratación con tubo flexible(Camelback). Todos estos bolsillos suman un total de diez, más el principal, lo que aporta al usuario un acceso rápido y sencillo a los diferentes objetos que llevemos en nuestra aventura. El bolsillo principal viene con una gran cremallera que nos da acceso al compartimento general de la mochila.

Equipo

Siguiendo con el análisis de esta robusta mochila, algo que nos sorprendió gratamente es el sistema Stow-on-the-Go, dos fijaciones reforzadas en el lado izquierdo para poder llevar los bastones cómodamente plegados. Es todo un detalle, y nos recuerda a las mochilas de carreras por montaña. Al final nos da agilidad en nuestra aventura por montaña ya que en algún momento puntual, sea una cresta o un paso complicado, si hay que echar mano de ellos se recogen y sujetan a la mochila de una manera rápida y sencilla. Otro punto a su favor y que hemos podido comprobar es que no molestan y quedan bien sujetos.

Dispone de un bucle para piolet con fijaciones elásticas y, como bien dijimos en la introducción, esta mochila podría ser una gran aliada para alguna jornada de alpinismo. Lo que echamos de menos, en este caso, es una fijación específica para casco. Otras fijaciones son las correas amovibles en la parte inferior para sujetar, por ejemplo, una esterilla. En los dos laterales cuenta con dos correas de compresión. Los tiradores de las cremalleras son robustos y a buen seguro no se romperán con facilidad.

La mochila la pusimos a prueba en diferentes zonas del Pirineo, desde aproximaciones a refugios y largas jornadas de un día, hasta jornadas de varios días en rutas circulares. Una detalle interesante que nos gustaría compartir es que la llevamos cargada, con todo lo necesario para sobrevivir dos días durante una ruta circular exigente, de unos 100 kilómetros en total, caminando y corriendo, y no tuvimos ni una rozadura ni molestia reseñable.

Para finalizar, nos gustaría destacar que la Stratos 34 litros de Osprey es una mochila todo terreno y muy robusta, pensada para aguantar lo que le echen encima y más. Es un modelo muy polivalente transpirable, cómoda y, sobre todo, muy montañero. La Stratos 34 litros pide aventura y jornadas de monte desde el primer momento. Eso sí, no es minimalista, ni técnica, para eso hay otras opciones en el mercado, pero es un modelo que seguro va a encantar, tanto al que se inicia en montaña, como al montañero más exigente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats