Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El órdago de Abascal contra el PP rompe las costuras de Vox
Las otras prórrogas de García Castellón antes: caso Villarejo y homenajes a ETA
“El CIS de Tezanos” y ¿“Sala Segunda de Marchena”? Opina José Precedo

Los acuerdos salariales con los médicos en Cantabria ahondan la brecha entre facultativos, enfermeras y auxiliares

Sanitarios trabajando en un quirófano del Hospital Valdecilla.

Javier Fernández Rubio

Santander —

0

La Sanidad cántabra está en pie de guerra por los acuerdos salariales entre el Gobierno de Cantabria, el Colegio Oficial de Médicos y el Sindicato Médico. Si bien 2024 había empezado aplicándose una subida del 20% a la profesión médica -derivada de la huelga realizada en puertas de las elecciones de 2023 y que se saldó con una subida del 10%, duplicada por el Ejecutivo de María José Sáenz de Buruaga (PP)-, el nuevo incremento de 400 euros mensuales de forma lineal para los próximos años que se ha aprobado recientemente ha disparado las alarmas del resto de sectores sanitarios, que han visto que sus reivindicaciones siguen postergadas o no escalan en la misma proporción.

Y es que los médicos cántabros percibirán este año un incremento salarial de 210 euros mensuales que ascenderán a 400 de manera progresiva hasta 2028. Se trata de uno de los compromisos que incluye el pacto profesional sellado hace días, dejando fuera del mismo a algunos de los colectivos implicados y levantando ampollas en otros sectores.

Esta semana, la Consejería de Salud que dirige César Pascual (PP) ha visto cómo la Enfermería ha acordado salir a la calle a protestar, convocando una manifestación prevista para el 26 de junio en Santander, y sin descartar una huelga en Atención Primaria y Especializada. También los auxiliares de Enfermería, como los representados por el sindicato ATI, se han movilizado. Este pasado jueves se concentraron como lo han hecho los afiliados de CCOO ante la sede de la Consejería.

Con la manifestación, las enfermeras pretenden mostrar su “descontento” por ese acuerdo, que no se ha alcanzado con estas profesionales, a las que se ha propuesto una mejora retributiva de 220 euros en el mismo periodo, esto es, un 55 por ciento menos, ha explicado la secretaria de SATSE-Cantabria, Ana Samperio.

Los auxiliares de Enfermería también están en pie de guerra porque ven que hay una bolsa económica para mejoras que el PP está repartiendo de forma desigual. “Pascual siempre tiene dinero para los médicos pero no para el resto de categorías, a las que les asigna las migajas”, ha dicho ATI, que ha recordado que la propuesta a los TCAE (Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería) es de 80 euros en el mismo periodo, pese a ser “esenciales” en el sistema sanitario.

CCOO va en la misma línea. “La cuestión está clara: o el consejero César Pascual comienza a negociar de manera seria y justa o nos encontrará protestando a diario en los diferentes centros”, ha advertido la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Cantabria, Arantxa Cossío. CCOO entiende que la partida de 10 millones de euros de incentivos prevista por el Gobierno para el aumento de las retribuciones es “insuficiente”, debido, en su opinión, a que “el reparto que ha decidido de forma unilateral esta Consejería con el colectivo médico ha sido de un 42-43% de la partida presupuestaria para 2.200 trabajadores y el resto, para 8.200”.

Retribuciones médicas

Pero, ¿cuánto cobra un médico, una enfermera o un auxiliar? Con la vista puesta solo en lo que a Atención Especializada se refiere, la diferencia a favor de los facultativos es palmaria y la brecha entre sanitarios se va abriendo cada vez más. A título de ejemplo, un médico puede cobrar brutos al año cerca de 57.000 euros mientras una enfermera 28.500. Un auxiliar de Enfermería no llega a los 20.000 euros anuales.

El sistema retributivo del personal sanitario se rige por la Resolución de la Dirección General de la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud, en la que se dictan las instrucciones para la elaboración de las nóminas del personal. Dicha resolución es de enero de 2024 por lo que no incluye el último acuerdo con el Sindicato Médico y el Colegio de Médicos, que está además asociado a lo que pueda ocurrir en la Mesa Sectorial.

La Resolución incluye, por lo tanto, el incremento del 20% que pactó el Gobierno de Buruaga nada más tomar posesión (un 10% más de lo acordado tras la huelga de 2023 y en los términos reivindicados inicialmente por la profesión médica), lo que quedó recogido en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de Cantabria para 2024.

La escala retributiva de los sanitarios cántabros es compleja, ya que recoge numerosos conceptos que repercuten en las nóminas y la casuística de grupos profesionales es amplia. Según la Resolución del SCS, un médico FEA (Facultativo Especialista de Área) o adjunto cobra brutos 50.259 euros, que se elevan a 56.732 si sus condiciones de trabajo conllevan alguna singularidad. Un jefe de Departamento tiene un salario bruto de 66.273 euros; un jefe de Servicio, 64.632 o 71.105 euros; y un jefe de Sección, 57.400 o 63.872 euros, según el caso.

En este campo hay otras categorías como la del Coordinador de Urgencias, Admisión o Trasplantes, cuyo salario es de 57.400 o 63.872 euros, mientras una matrona cobra 26.987 euros y un fisioterapeuta, 28.788 euros, lo mismo que un podólogo.

En lo que atañe a Enfermería, una enfermera o enfermero cobra brutos al año 28.519 euros, con independencia de que se encuadre en unidades hospitalarias, como las de Quirófanos o Urgencias, o bien trabaje en los Servicios Centrales, Consultas Externas o en Centro de Especialidades.

Los técnicos auxiliares de Enfermería no pasan de 19.699 euros, siendo indiferente que trabajen en Consultas Externas, Quirófanos, UCI, UVI o Servicios Centrales.

En Atención Primaria, la brecha entre médicos y el resto de sanitarios se mantiene. Por poner un ejemplo, un médico de un SUAP (Urgencias de Atención Primaria) cobra brutos 48.947 euros, mientras que una enfermera de SUAP cobra 30.191 euros. No obstante, por lo general, los profesionales de Enfermería cobran menos: su sueldo oscila entre 29.450 y 28.776 euros. Un auxiliar de Enfermería, por poner un caso dedicado a la Ayuda a Domicilio, cobra 18.629 euros, lo mismo que si trabaja en Consultas.

Etiquetas
stats