La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera

Bajan los casos nuevos de COVID pero la incidencia acumulada confirma que Cantabria se enfrenta a una tercera ola de la pandemia

UCI Covid Hospital Valdecilla

Cantabria se ha internado en una dinámica ascendente de contagios de COVID que está siendo confirmada con los datos de la tasa de comunidad desde la pasada Navidad. Desde ese 25 de diciembre y hasta este domingo, la tasa prácticamente ha subido un tercio pasando de 157 casos por 100.000 habitantes a los 193/100.000 de este domingo, una proporción que sitúa a la Comunidad con un registro similar al del 21 de octubre en que la tasa se situaba en 211 casos por 100.000 habitantes y que siguió creciendo en lo que se vino a denominar la segunda ola de la pandemia por coronavirus.

Desde Nochebuena y Navidad, en una semana la región ha sumado más de 600 nuevos positivos, un 44 por ciento más que la anterior, y la previsión es que la situación siga empeorando debido a las celebraciones navideñas. Lo ha advertido así este lunes en declaraciones a los periodistas el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, quien ha indicado que a la vista de estas cifras y la previsión el Gobierno regional no se plantea levantar el cierre perimetral de la Comunidad Autónoma, que se retomará a partir de Reyes y en principio hasta el día 16, ni el toque de queda, decretado de diez de la noche a seis de la madrugada.

Es más, de confirmarse la tendencia y el pronóstico, se revisarán todas las medidas de la fase de alerta tres, en la que se encuentra Cantabria, y se estudiará implementar otras por si se pasa de nivel, relacionadas con la revisión de aforos y limitación de actividades que supongan interacción social.

Los datos del pasado domingo apenas han reflejado un respiro engañoso. No se produjeron fallecimientos y los nuevos positivos fueron 86, 21 menos que los detectados un día antes. Sin embargo, la tasa de comunidad a 14 días, que es el referente que las autoridades sanitarias utilizan para adoptar medidas de control de la pandemia, ha entrado en una dinámica ascendente desde el día de Navidad. Desde entonces, no ha parado de subir lo que sitúa a Cantabria en la fase ascendente de una tercera ola, repitiendo el esquema del mes de octubre en que la segunda ola creció hasta alcanzar una tasa de 547/100.000 el 18 de noviembre.

Cuando todavía la tasa de incidencia de la segunda ola no se había reducido como se deseara (en junio la tasa llegó a ser simbólica con 4 casos por 100.000 habitantes), la propagación del virus SARS-CoV-2, causante de la COVID, ha vuelto a remontar. La progresión desde el 'pico' del 11 de noviembre ha sido lo constata, con un descenso paulatinoo hasta el 25 de diciembre (296/100.000 casos el 4 de diciembre y 157/100.000 casos el día de Navidad) y un repunte continuo a partir de entonces (187/100.000 el 2 de enero y 193/100.000 casos el pasado domingo). En los últimos 10 días se ha constatado una subida continua de la tasa de comunidad a 14 días, un escenario que parece confirmar que la Comunidad, al igual que el resto del país, se encuentra inmersa en las estribaciones de una tercera ola.

Los datos del domingo facilitados por la Consejería de Sanidad indican que hay hospitalizadas en Cantabria 97 personas, de las cuales 22 se encuentran ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos, lo que significa cuatro ingresos hospitalarios más que el sábado, aunque ningún nuevo ingreso en UCI.

Los ingresos hospitalarios están repartidos del siguiente modo: 54 personas en el Hospital Valdecilla, 19 en el Hospital Sierrallana, 17 en el Hospital de Laredo y siete en el Hospital Tres Mares. De este modo, la ocupación hospitalaria se sitúa en el 6,6%, mientras que la ocupación de la UCI es del 20,2%.

La incidencia acumulada en Cantabria a 14 días se sitúa en 193 casos por 100.000 habitantes, mientras que la tasa a siete días es de 114 por cada 100.000 habitantes, superior en dos casos a la del sábado. La tasa de positividad, que mide el porcentaje de casos positivos sobre el total de pruebas practicadas es del 7,8%

Desde que se iniciara la pandemia, en Cantabria se han detectado 19.450 casos positivos (18.313 mediante test PCR y 1.137 a través de test de detección de anticuerpos). Del total, 17.725 personas se han curado (91%); 401 han fallecido; y 1.324 se consideran casos activos, 1.227 de los cuales se encuentran en cuarentena domiciliaria. En total se llevan realizados 353.057 test (60.736 por cada 100.000 habitantes). 

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2021 - 12:49 h

Descubre nuestras apps

stats