Extinction Rebellion llena de 'cadáveres' la Plaza del Ayuntamiento de Santander para alertar contra el cambio climático

Performance de Extinction Rebellion frente al Ayuntamiento de Santander.

«Deshidratación», «golpe de calor extremo» o «insuficiencia respiratoria» son algunas de las causas de muerte relacionadas con la crisis climática que aparecen junto a «cadáveres» esta mañana en Santander, en la Plaza del Ayuntamiento, y en el resto del país en una acción del movimiento contra la emergencia ecológica Extinction Rebellion (XR).

Por la tarde, los ecologistas marchan por el santanderino Paseo Pereda para visibilizar la «situación crítica» respecto a la subida del nivel del mar y sus próximos efectos en Cantabria.

Durante la acción matutina, la plaza del Consistorio de la capital cántabra ha aparecido esta mañana repleta de «cuerpos» ―personas tumbadas bajo sábanas blancas fingiendo estar muertas― para simbolizar a las víctimas pasadas, presentes y futuras de la crisis climática, señalando que la inacción respecto a la emergencia climática supone la muerte.

XR asegura que la crisis climática causa y causará 2miles de millones de muertes", y cita al científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Fernando Valladares: «El cambio climático mata. Este año morirán del orden de un cuarto de millón de personas de forma directa, pero la cifra asciende a decenas de millones si incluimos las causas indirectas».

Esta acción, que respeta las medidas de seguridad, ha tenido lugar no solo en Santander, sino también en Barcelona, Granada, Valencia, Ibiza, Málaga, Cádiz y Murcia. Extinction muestra como hilo conductor durante este periodo de rebelión, entre el 5 y 13 de octubre, los lemas «Inacción es muerte» y «Queremos vivir».

Dentro de estos enfoques, dan especial importancia a la situación actual, por lo que resaltan la relación directa entre pérdida de biodiversidad y aumento del número de pandemias.

Así lo explican en el manifiesto leído esta mañana: «No hablamos de osos polares al otro lado del mundo. Hablamos de todos los fallecidos estos meses por la COVID-19, causada por la deforestación y el comercio de animales salvajes que han roto la barrera de seguridad que nos protege de las pandemias: la biodiversidad».

En la movilización vespertina han querido acercar el foco a la realidad regional, y se basan en un estudio de Climate Central para afirmar que, para el 2050, la bahía de Santander -donde residen más de la mitad de los cántabros- y diversas poblaciones se verán afectadas por, al menos, una inundación anual.

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2020 - 13:45 h

Descubre nuestras apps

stats