Ciudadanos mantiene la incógnita en su primera toma de contacto con el PP en Santander

Javier Ceruti (Cs) y Gema Igual (PP) durante su reunión en el Ayuntamiento de Santander.

Los santanderinos siguen sin saber quién tomará el bastón de mando de la ciudad diez días después de la celebración de las elecciones municipales del 26M. Ni siquiera la primera ronda de contactos entre todos los partidos con representación en el Ayuntamiento ha despejado las dudas. Todos apuran los tiempos. Este inicio formal de las negociaciones, propiciado por la actual alcaldesa en funciones y candidata a la reelección por el PP, no ha resuelto ninguna de las incógnitas que siguen sobre la mesa.

Ciudadanos duda sobre si propiciar el cambio en Santander mientras aboga por "aire fresco" para el Gobierno de Cantabria

Ciudadanos duda sobre si propiciar el cambio en Santander mientras aboga por "aire fresco" para el Gobierno de Cantabria

Gema Igual sigue siendo la gran favorita, porque encabeza a la fuerza más votada en las urnas y eso le otorga un comodín extra, pero Ciudadanos continúa deshojando la margarita, y sin la colaboración de la formación naranja es imposible dar nada por hecho. Sus resultados fueron manifiestamente mejorables, muy por debajo de las expectativas marcadas, pero la aritmética les ha dado la llave y no piensan soltarla. Pueden decidir entre un gobierno alternativo de corte progresista junto a PSOE y PRC o apostar por la continuidad, sosteniendo a los populares por segunda legislatura consecutiva, y de momento se dejan querer por todos.

"Estaremos en el próximo equipo de Gobierno de Santander sí o sí. O con unos o con otros", ha asegurado Javier Ceruti, el cabeza de lista de la formación naranja. Eso es lo único que tienen claro de momento. Todo indica que se decantarán por un pacto de derechas junto al PP y Vox, como prevé hacer Ciudadanos en todo el país, aunque en Santander mantienen todas las puertas abiertas al diálogo y establecerán contactos con el resto de fuerzas para 'vender' más caro su voto. Diez días después de abrirse las urnas, sus postulados siguen sin estar definidos y su apuesta por el cambio se limita a decir que "el cambio llegará con Ciudadanos en el gobierno".

En cualquier caso, lo que sí tienen claro todos los partidos es que el tablero en el que se juega el futuro de Santander no está en la ciudad precisamente. Ceruti mira de reojo los argumentarios que llegan desde Madrid y cumple las órdenes dictadas desde la cúpula de su partido, reiterando en cada una de sus intervenciones públicas su falta de independencia para tomar decisiones autónomas, mientras que PRC y PSOE, enrocados en su negociación a dos para formar un nuevo bipartito en Cantabria y sumar un apoyo más a la investidura de Pedro Sánchez, juegan al gato y al ratón y se ocultan sus cartas mutuamente.

La que parece que no tiene dudas a estas alturas es Gema Igual, que se muestra abierta "a todo" para conservar la Alcaldía. La premisa es aferrarse al poder y evitar la debacle interna que supondría para el PP perder los resortes del Ayuntamiento por primera vez en la historia. Aunque se niega a definirlo así, está dispuesta a aceptar la enmienda a la totalidad a su mandato que pretende hacer Ciudadanos: desde suprimir el carril-bus asociado al fallido Metro-TUS hasta renunciar a los espigones de La Magdalena, el desarrollo urbanístico que han defendido siempre los populares y que tumbó una sentencia del Tribunal Supremo o el plan firmado para la reordenación ferroviaria.

Todo está en cuestión. Los proyectos 'estrella' del PP durante la pasada legislatura pueden tumbarse de un plumazo -o dejarse en suspenso- y en ningún caso aparecen líneas rojas si con ello se garantiza la investidura de Igual. "No hemos encontrado ningún obstáculo en las peticiones que han realizado", ha asegurado la todavía alcaldesa tras la reunión con el representante de Cs. "Hemos perfilado temas y quedado en continuar hablando, pero no hemos resuelto nada", ha reconocido.

Vox, al margen

Surgen más escollos a la hora de aceptar o no el apoyo de Vox. No para el PP, que ha defendido que tienen "plena legitimidad" y "todo el derecho" a entablar conversaciones con su único concejal en el Ayuntamiento. Cuestionada por la preocupación del candidato socialista de que "el PP se ponga en manos de la extrema derecha fascista", Igual ha señalado que Pedro Casares "no ha podido distinguirse ni en programa ni en su propuesta y no le queda otra que descalificar a otros", acusándolo al tiempo de "intentar ser alcalde a cualquier precio"

Ciudadanos, sin embargo, sí ha expresado más reticencias sobre Vox y, aparentemente, se niega a compartir equipo de Gobierno con los pupilos de Santiago Abascal. PP y Cs sumarían juntos 13 concejales, cuando la mayoría absoluta en el pleno está fijada en 14 ediles. Eso no sería gran problema en la investidura, ya que el representante de la fuerza ultra no va a propiciar ningún gobierno alternativo al de Gema Igual, pero sí complicaría la gobernabilidad si el acuerdo no es a tres bandas. Cualquier moción tendría que ser negociada con él y los presupuestos municipales quedarían en sus manos a partir de ese momento.

Más dispuesto a allanar los problemas que surjan al respecto se muestra el propio concejal de Vox, Guillermo Pérez-Cosío, que ha mostrado su apoyo incondicional al PP y ha estado a punto de dar un cheque en blanco a la alcaldesa, a la que no ha puesto ninguna exigencia sobre la mesa ni ha reclamado nada para garantizarle su apoyo, ya que su principal preocupación es "que no haya un gobierno de izquierda radical y podemizada" en Santander.

Cuestionado por las dificultades para alcanzar ese pacto al no querer Cs estar en EL gobierno con Vox, el concejal electo de extrema derecha ha confiado en que las negociaciones que se están llevando a cabo en Madrid entre PP y su partido "puedan reconducir esa situación". En caso de que finalmente se lograse ese pacto, Pérez-Cosío ha dicho que le gustaría poder trabajar en determinadas áreas de gobierno del Ayuntamiento como Policía Local o Cultura, aunque ni siquiera eso suponga pedir una concejalía.

Precisamente, las reuniones entre PP y Vox no continuarán a priori ya que Igual no ha emplazado a Pérez-Cosío a un nuevo encuentro. "Hay que esperar y cuando me llame la alcaldesa pues ya tendremos las reuniones que correspondan y al ritmo que ella marque", ha dicho el candidato de Vox. En cualquier caso, y de necesitar el PP su apoyo, sí ha avanzado que ya pondría sobre la mesa "la posible entrada en el equipo de gobierno" en función de la "intensidad de apoyo" que los'populares requieran de él.

Saro, mediador por el cambio

La reunión más breve de todas las que ha mantenido la alcaldesa este miércoles ha sido la que ha protagonizado el cabeza de lista de Unidas por Santander, Miguel Saro. El representante de la confluencia integrada por Izquierda Unida, Podemos, Santander Sí Puede y Equo, único edil en la corporación de esta fuerza política, ha trasladado su intención de "hacer todo lo posible para que haya un cambio en Santander en el que obviamente no puede estar el PP ni Gema Igual".

"Estoy dispuesto a hacer lo que haga falta, y es mediar entre el resto de partidos para que haya un acuerdo para investir un alcalde alternativo, y la única posibilidad para ello es la unión de PSOE, PRC y Ciudadanos", ha señalado Saro, que ha indicado que Unidas por Santander podría apoyar ese gobierno alternativo aunque no entraría en él.

PSOE y PRC piden "valentía"

Pese a que todo parece abocar a un pacto de gobierno entre el PP y Ciudadanos, con la cooperación necesaria de Vox, Ceruti ha insistido en que el posible acuerdo "no está más cerca ni más lejos" tras esta ronda de contactos. De hecho, el representante de Cs ha hablado esta misma mañana con Fuentes-Pila cuando se han encontrado en el Ayuntamiento.

"He quedado en llamarle para quedar y reunirnos y hablaré también con Casares, porque tenemos que empezar a reunirnos inmediatamente, al menos así lo propondremos nosotros", ha dicho en referencia a negociar un posible pacto alternativo con quienes "también tienen posibilidades de gobernar".

"Ciudadanos es quien tiene la llave para evitar un gobierno radical entregado a Vox y apostar por un gobierno moderado que trabaje por el futuro de Santander y, por ello, confiamos en el que al menos Ciudadanos no opte por lo primero", ha expresado Casares, que además ha avanzado que el PSOE hará "todo lo que esté en nuestras manos" para que a partir del 15 de junio, cuando se constituirá la corporación, haya "cambio".

Para ello, los socialistas tienen previsto también una ronda de contacto con los partidos con representación en el Ayuntamiento una vez concluyan estas primeras negociaciones promovidas por el PP, por ser el partido más votado. "Vamos a esperar a ver el resultado de esta primera ronda, pero el PSOE también opta por abrir un tiempo nuevo", ha insistido Casares, que ha explicado su partido y Ciudadanos a nivel autonómico ya han mantenido los primeros contactos con Santander como eje de las conversaciones.

Más críptico se ha mostrado el candidato del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, que al tiempo que ha manifestado que el Ayuntamiento y la ciudad necesitan un "cambio", se volverá a reunir con el PP en los próximos días para continuar hablando de la capital y su futuro con un documento con proyectos y actuaciones encima de la mesa, un movimiento que va en la línea de lo que está haciendo su partido a nivel regional, donde también mantiene abierta la puerta a los populares.

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2019 - 23:20 h

Descubre nuestras apps

stats