La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera

El Gobierno niega conflictividad en los centros de MENAs en Cantabria y que haya bajas de personal por agresiones

Imagen de archivo de menores extranjeros que llegan a España sin acompañantes.

El Gobierno de Cantabria le ha pinchado a Vox el globo de la supuesta conflictividad en los centros de atención a Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) negando la mayor y poniendo de relieve que ningún trabajador se ha dado de baja a resultas de una agresión o situación conflictiva.

CCOO denuncia la "indefensión" del personal de los centros de MENAS por falta de recursos y de protocolos

CCOO denuncia la "indefensión" del personal de los centros de MENAS por falta de recursos y de protocolos

Vox no es, sin embargo, el único que afirma que hay conflictividad. A mediados de este año, la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria denunciaba la "indefensión, la desprotección y el abandono" de los trabajadores que desarrollan su labor en los siete centros de Menores Extranjeros No Acompañados (MENAs) que hay en Cantabria.

Armando Blanco, diputado de la formación de extrema derecha, formuló una pregunta escrita al Ejecutivo autonómico interesándose por las medidas para reducir la conflicitividad. La respuesta de este es que "no existe un incremento de incidentes y conflictos en los centros de atención a menores extranjeros en Cantabria, tal como muestran los datos de la memoria de la Fiscalía".

"No existe un clima de conflictividad en los centros, que en los informes de accidentalidad proporcionados por la mutua de accidentes del año 2019 ni una sola trabajadora o trabajador ha causado baja IT por accidente en una unidad MENA fruto de agresión o interacciones conflictivas con usuarios", añade en una respuesta por escrito consultada por eldiario.es.

En todo caso, el Ejecutivo informa a Vox que hay protocolos disponibles en caso de que se produzcan situaciones de riesgo. Las unidades residenciales disponen de un protocolo para derivaciones de urgencia en el caso de que se produzca alguna situación de agresividad o violencia que ponga en peligro la integridad de cualquier persona en el hogar, "y haga necesario el traslado de urgencia de un menor a la unidad especializada para el abordaje de la crisis, pudiéndose realizar de un modo inmediato".

Asimismo, las unidades residenciales también disponen de un protocolo de prevención y abordaje de conductas de acoso entre menores, que incluye varias medidas preventivas, de supervisión y mediación en caso de existir comportamientos susceptibles de derivar en situaciones de acoso.

129 MENAs atendidos

Actualmente hay en Cantabria 118 plazas disponibles en centros del Gobierno de Cantabria, estando ocupadas todas ellas, aunque hay capacidad de ampliación si las circunstancias obligaran a ello. De hecho, el número de menores atendidos, a fecha 29 de septiembre, es superior: 129.

Existen básicamente dos tipos de centros: uno residencial y otro de día. El primer tipo está vinculado también a las familias de acogida que dan atención a menores en sus viviendas y reciben una contraprestación por ello.

Los centros oficiales tienen al frente un director y hay un educador y un auxiliar por cada 10 menores acogidos. Los centros de día disponen del mismo número de colaboradores aunque por cada 15 menores.

En cuanto a las familias de acogida, el Gobierno de Cantabria les proporciona 400 euros mensuales para gastos, siempre que la familia esté integrada en el Programa de Acogimiento regional. Si el menor tiene alguna necesidad especial o es bebé o niño de corta edad, la ayuda se eleva a 600 euros.

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2019 - 17:05 h

Descubre nuestras apps

stats