Cantabria notifica por primera vez desde el 25 de octubre una incidencia acumulada por debajo de 300

UCI del Hospital Valdecilla de Santander.

Cantabria ha notificado este sábado una bajada en su incidencia acumulada a 14 días a 296, un dato que la comunidad no tenía desde el pasado 25 de octubre, ya que solo un día después se colocó en los 300 para continuar su escalada. Este dato, que es uno de los medidores más importantes para controlar la evolución de la COVID-19, establece el número de casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Y tras diez días negros en lo que a fallecimientos se refiere, la comunidad no ha registrado ninguna muerte más a lo largo de la jornada del viernes, lo que no mueve el número de decesos y lo hace permanecer en 324. Además, hay 143 curados más, elevando este número hasta los 12.833 recuperados del total de 17.074 acumulados positivos que ha habido desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, Sanidad ha contabilizado en este día 47 casos menos que en la jornada previa y una subida en la tasa de positividad del 0,2%. Sin embargo, los casos activos se reducen en 32 y en este momento Cantabria tiene 3.917 personas infectadas de las que 3.748 se encuentran en cuarentena domiciliaria.

Sobre la presión hospitalaria, esta también ha conseguido rebajarse al haber abandonado los hospitales seis personas más, de las que cuatro estaban siendo tratadas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Por lo que en este momento hay 169 personas atendidas en centros hospitalarios, de las que 29 están en estado crítico. Ambas bajadas se han traducido en una reducción en la tasa de ocupación hospitalaria hasta el 11,5% y en la ocupación en UCI del 26,6%.

Por último, la comunidad ha realizado ya 305.180 test de detección, lo que supone 52.500 por 100.000 habitantes.

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2020 - 12:28 h

Descubre nuestras apps

stats