La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

La entrada y salida a La Inmobiliaria será por la confluencia de Pintor Salces con Julián Urbina

Aspecto de una calle de La Inmobiliaria unas horas antes del confinamiento del barrio.

El Ayuntamiento de Torrelavega ha establecido esta tarde los controles de acceso y salida a la zona del barrio de La Inmobiliaria incluida dentro del cordón sanitario establecido por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria para intentar controlar el brote de coronavirus surgido en este lugar. Así, de la zona afectada se podrá salir o entrar, por razones de fuerza mayor y justificadas, por la calle Pintor Salces que confluye con Julián Urbina.

Cantabria impone un cordón sanitario en cinco calles del barrio La Inmobiliaria de Torrelavega por un brote descontrolado

Cantabria impone un cordón sanitario en cinco calles del barrio La Inmobiliaria de Torrelavega por un brote descontrolado

Además, agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han intensificado su presencia en el barrio para comprobar que se cumplen las medidas adoptadas y que se recogen en la resolución que se ha publicado este mismo viernes en el Boletín Oficial de Cantabria.

Según ha explicado el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, en un comunicado, el acceso y salida al interior del área incluida en el cordón sanitario será por la citada confluencia entre Pintor Salces y Julián Urbina, donde habrá presencia policial "permanente". También se han instalado indicaciones en las calles que han quedado sin salida, para que todos los vehículos se dirijan a la de Pintor Salces por Julián Urbina.

Además, Ceferino Calderón está abierta al tráfico y la circulación solo estará limitada en las perpendiculares, es decir, la calle Bonifacio del Castillo, Leonardo Torres Quevedo y Marqueses de Valdecilla y Pelayo. En el caso de la calle Padre Rábago, en la confluencia con la calle José María Pereda, el acceso estará abierto exclusivamente para los residentes.

PCR en el colegio

En cuanto a los test PCR que se están realizando en el colegio José María Pereda, que permanece cerrado para la actividad escolar, el edil ha indicado que este viernes y sábado tendrán preferencia los vecinos de las calles Marqueses de Valdecilla y Pelayo y Leonardo Torres Quevedo. El horario de atención es de 8.00 a 20.00 horas.

El domingo y el lunes, la preferencia la tendrán los vecinos de las calles Bonifacio del Castillo y de Julián Urbina, y el martes las personas que vivan en las calles Juan XXIII y Ceferino Calderón.

Finalmente, el miércoles quienes residan en Casimiro Sainz y Pintor Salces y el jueves los vecinos de la calle Pintor Varela.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats