Entrevista Marc Ros, vocalista de Sidonie

"Necesito los libros como el aire que respiro, y esto se transforma en mis canciones"

La banda Sidonie.

La idea ya llevaba rondando la cabeza de Marc Ros desde hace tiempo: escribir una novela. Ese es el punto de partida de "El regreso de Abba", el último trabajo de Sidonie, que se convierte en banda sonora de un libro con el mismo nombre, un proyecto novedoso del que el propio cantante explica que no tuvo referencias, por lo que fue como "lanzarse al vacío". Ahora, el grupo vuelve a pisar los escenarios con unos conciertos más personales, como el que podrá disfrutarse en Santander este martes 27 de julio, junto a Viva Suecia, en el festival Magdalena Deluxe.

En esta gira tan atípica, ¿qué le espera a las personas que acudan a su concierto en Santander?

En tiempos de pandemia decidimos no dejar de tocar por una cuestión de salud mental propia, como es el hecho de estar activos y vernos en el local, aunque fuera para comentar la situación, o hasta criticar una película o un grupo, todo nos servía para estar mucho más sanos, y si en algún momento aprovechábamos para tocar y ensayar, pues mucho mejor. Entonces, decidimos, a diferencia de otros grupos que han preferido quedarse en casa esperando a que la situación mejore, retomar los escenarios. Una decisión que creo que ha sido la correcta y para nuestra cabeza está siendo muy sano volver. Así, lo que estamos haciendo es presentar "El regreso de Abba", continuando la explicación de esos tres personajes que forman parte de la novela sobre los escenarios. Tocamos las canciones que forman parte de estos personajes pero sin olvidarnos de todo el demás repertorio de la banda, que también va a estar presente.

¿Cómo han adaptado sus espectáculos a la nueva manera de hacer conciertos?

Todo depende del espacio. Si es en un teatro, a lo mejor nos sentamos en taburetes y hacemos una cosa más íntima, pero al salir al exterior te sale esa cosa de que quieres hacer algo más de ruido. El sol, o las estrellas que te reflejan en la cara estando fuera, te dan ganas de aullar, y vamos a la cosa eléctrica. Lo que no hemos hecho es adaptarnos mucho al hecho de que la gente esté sentada y con mascarillas, porque es como recordarles que estamos en pandemia y viviendo una situación difícil. Lo que tratamos de hacer es que la gente se olvide de esa situación y buscar compartir con ellos lo mejor de nuestra música.

Compartirán escenario con Viva Suecia.

Lo único que me preocupa es que Rafa, su cantante, canta mucho mejor que yo [ríe]. No, en realidad me encanta compartir escenario con ellos... Rafa estuvo en la canción "Fascinados" que sacamos con varios grupos y cantantes, y somos muy fans y además amigos de ellos. Pero siempre, cuando tocas con un grupo que te gusta y que son tan buenos, tienes ese punto de competitividad de querer gustar más. Todo dentro de una rivalidad sana que hará que el concierto tenga un plus.

La pandemia ha llevado a muchos grupos y cantantes a componer más. ¿Cómo lo ha sobrellevado en su caso?

Es que yo compuse mucho antes de la pandemia, escribiendo tanto la novela como las propias canciones del disco, por lo que ahora mismo no me sale nada, solamente escribir algunos haikus. Estoy haciendo lo mínimo e intentar aguantar física y mentalmente para centrarme en los conciertos. Porque todo sea dicho, este tipo de conciertos desgastan muchísimo, con todos los controles, pruebas de antígenos, no poder recibir a gente, no poder salir a saludar después ni tomarte unas copas, todo esto cansa y lógicamente va siendo duro. Intento mantener la calma en casa, meditando, leyendo el Tao o viendo pelis antiguas. Claro que hemos sentido fatiga pandémica. La he notado ahora, no me di cuenta al principio porque estaba concentrado en promocionar tanto la novela como el primer single, algo que me tocó hacer a mí solo porque estaba solo en casa y haciéndolo por Zoom, una manera horrible de hacer promociones. Estaba ocupado hasta que me di cuenta de que, joder, me estaba afectando, como a todo el mundo, por lo que sigo intentando cuidarme.

La psicodelia reverbera muy bien en mi cuerpo, es la música que más adoro. Nosotros somos culos inquietos, y aunque nos inspiramos en este género, hacemos de todo a lo largo de nuestra carrera, pero la psicodelia siempre asoma

Se ha atrevido a publicar su primera novela, que se titula igual que su último disco y se convierte en la banda sonora del mismo, ¿la literatura siempre ha sido algo esencial en Sidonie?

Siempre ha estado ahí. Recuerdo el disco "Costa Azul" que sacamos en 2007 y estaba inspirado en "Suave es la noche" de Fitzgerald, y muchas canciones están inspiradas en literatura, básicamente porque me encanta y es algo esencial para mí. Paso tanto tiempo leyendo como escuchando música, es algo vital, necesito los libros como el aire que respiro, y esto se transforma en mis canciones.

¿Qué le llevó a decidirse por publicarlo?

El tiempo, ese tiempo que no tuve antes. Siempre quise escribir algo fuera del formato de las canciones, aunque tampoco me atrevía a hacer poesía, porque creo que para ser poeta tienes que ser capaz de reducir todo a la mínima expresión y con ello transmitir mucho, y no me veía con la capacidad para hacerlo, como un Joan Miró en pintura pero escrito. Por tanto, vi que la novela era el formato para mí y aproveché el año sabático que teníamos con Sidonie para ponerme a escribir y contar esta historia. Lo que tampoco sabía es que esa historia iba a acabar convirtiéndose en un disco, con la complicación del asunto de que no tenía ejemplos previos de una novela más disco, por lo que ha sido como lanzarse al vacío.

Se acerca más al sonido psicodélico de sus primeros años, y hasta incorporan en alguna canción el sitar, instrumento que ha ido apareciendo en diferentes ocasiones a lo largo de sus álbumes.

La psicodelia reverbera muy bien en mi cuerpo, es la música que más adoro. Escucho de todo, pero si entraran a mi casa se vería que toda la música es de esos maravillosos discos de pop de los años 66-68. Nosotros somos culos inquietos, y aunque nos inspiramos en este género, hacemos de todo a lo largo de nuestra carrera, pero la psicodelia siempre asoma. En "El regreso de Abba" aparece en canciones quizá más experimentales, o de sonidos que recuerdan a esos primeros discos de Sidonie en los que solo hacíamos esto.

El regreso de Abba es un trabajo sumamente personal de Marc Ros. ¿Cómo lo acogieron Axel y Jes?

Como me ha tocado ser el compositor del grupo siempre ha sido una cosa muy personal que después comparto con ellos, y los dos se toman las canciones como si fueran suyas desde siempre. Aparte, es que este disco no es autoficción, los personajes pueden tener similitudes porque he sacado material de mi experiencia como músico, pero no tienen nada que ver conmigo. Todos nos hemos tenido que poner en el papel de estos personajes como si fuéramos actores. No sé si es el disco más Sidonie hasta la fecha, porque al ser doble hay más espacio para conocer al grupo. Si viene un terrícola que no tiene ni idea del grupo lo primero que le diría es que escuchara este disco, porque así somos y eso es el reflejo de lo que hacemos.

¿Qué planea la banda en lo que queda de verano y de 2021?

Pues vamos a tratar de tener las vacaciones que no hemos hecho en agosto, donde no nos vamos a ver las caras y seguro que va a ser algo bastante sano. Después, volveremos, seguiremos tocando y llevando las canciones por todos los sitios donde nos quieran ver. La pena es no poder hacer el viaje trasatlántico, estuvimos en Argentina y Colombia y todo se ha cortado, por lo que nos gustaría poder retomar eso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps