La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

El brote de la residencia de Quijas contabiliza 23 ancianos y 3 profesionales contagiados por COVID tras ser vacunados

Un anciano sale de un centro residencial para mayores.

Los casos positivos por COVID registrados en la residencia de mayores de Quijas, en el municipio cántabro de Reocín, que se sometió a un segundo cribado este pasado miércoles tras detectar un brote la semana pasada, se sitúan actualmente en un total de 26, de los que 23 son ancianos y tres profesionales. Según datos de los Servicios Sociales de Cantabria, de los 23 residentes contagiados, 20 permanecen ingresados en el centro y tres están hospitalizados.

Estos 23 usuarios del centro de Quijas son los únicos ancianos positivos detectados en la actualidad en las residencias de Cantabria que, además de los tres profesionales de la de Reocín, registra otros tres profesionales más contagiados. Así, el resto de profesionales positivos pertenecen a las residencias de mayores de Los Robles (Mortera), Oropea Santander y Virgen del Faro (Santander), con un caso cada una.

Estos nuevos casos positivos en el centro de Quijas se suman a los 19 que se habían detectado hasta este jueves. Con estos datos, los centros de Servicios Sociales de la región acumulan desde el inicio de la pandemia del coronavirus un total de 1.929 usuarios afectados, con 1.631 curados y 275 fallecidos.

Vacunados y contagiados

Sobre este asunto se pronunció esta misma semana el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla (PRC), quien avanzó que "se está estudiando" si ha podido haber algún "fallo" en el mantenimiento de la cadena de frío de las vacunas. Revilla ha reconocido que es "bastante curioso" que, tras la vacunación a usuarios y trabajadores de las residencias, solo se haya registrado, por ahora, en un centro un brote así, con un número tan elevado de nuevos casos.

Sin embargo, señaló que, según le ha indicado un experto en la materia, lo "más probable" y la explicación "más lógica" de lo ocurrido en Quijas es que esos contagios se hayan dado en personas a los que la vacuna no les ha hecho efecto. El presidente ha recordado que la vacuna contra la COVID, aunque es "una de las más eficaces de la historia", no tiene una efectividad del 100%.

Sin embargo, y a pesar de que entre las hipótesis que se han barajado estos días se encontraba la posibilidad de que se hubiera producido un fallo en la cadena de frío de las vacunas de Pfizer aplicadas en esta residencia, ese escenario se descartó por parte de la Consejería de Sanidad tras haber estudiado el caso.

"En ningún momento hemos detectado un cambio de temperatura", aseguró Reinhard Wallmann, director general de Salud Pública, en una rueda de prensa en la que dio cuenta de la situación epidemiológica en Cantabria y abordó esta circunstancia. Así, explicó que las dosis llegan monitorizadas y que en el Servicio Cántabro de Salud se introducen en neveras específicas de ultracongelación. "Si se hubiese alterado la temperatura hubiese saltado una alarma. No fue el caso", resaltó antes de conocerse estos nuevos positivos entre personas inmunizadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats