eldiario.es

Menú

Atados y bien atados

La memoria histórica no es sólo acabar con el legado de la dictadura, es inaugurar la democracia respetando los derechos de vivos y muertos

No es la izquierda la que no supera el franquismo, es la derecha la que no quiere superarlo y lo mantiene vivo

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Ha empezado, por fin, la primera exhumación del Valle de los Caídos, la mayor fosa común del franquismo y aún hoy monumento de exaltación del régimen fascista español. Han tenido que pasar 42 años de la muerte de Franco, más de los que duró la dictadura, para que tres familias puedan recuperar a sus seres queridos.

Los muertos son de ambos bandos, así que Pablo Casado no puede decir que son los carcas de la izquierda, "todo el día con la fosa de no sé quién". Debería estudiar más Historia de España, en lugar de perder el tiempo con cursillos de pega en Aravaca. No son no sé quién, son gente con una identidad, a la que precisamente sus familias quieren sacar de un hoyo anónimo para devolverles el nombre que es lo primero que nos dan y lo último que nos deben quitar, porque es lo que nos convierte en alguien y recuerda nuestro paso por la vida.

Eran Manuel y Antonio Lapeña, fusilados en el 36, y Pedro Gil y Juan González, muertos del bando nacional. Esto demuestra que no es una cuestión de ideología sino de empatía y que lo que piden las familias no es venganza sino dignidad y justicia. Por eso la memoria histórica no es un problema del pasado, es un asunto del presente. No es sólo acabar con el legado de la dictadura, es inaugurar la democracia respetando los derechos de los vivos y los muertos.

Los países democráticos que se han levantado de las ruinas de los totalitarismos han hecho las paces con su pasado para poder construir un futuro en paz. La Memoria Histórica no es una obsesión de mirar atrás, es una vocación de poder mirar hacia adelante. No es abrir heridas sino cerrarlas para cicatrizar a un país roto. Y no es la izquierda la que no supera el franquismo, es la derecha la que no quiere superarlo y lo mantiene vivo.

Es el PP, con su presidente a la cabeza, el que protege las calles de franquistas y genocidas, es el PP el que ha vetado en esta legislatura exhumar a Franco de Cuelgamuros y a más de 100.000 personas de las cunetas; es el PP el que alega que no puede asumir los 200 millones que dice que costaría abrirlas, pero se gasta 4.000 millones en rescatar autopistas; es el gobierno el que ha destinado cero euros a la Ley de Memoria Histórica en estos presupuestos y se gasta medio millón al año en el Valle de los Caídos. A las pruebas me remito: la derecha española sigue atada y bien atada al franquismo.

Es el PP el que no pasa la página de Franco porque quiere seguir en ella. Lo demuestra Zoido cuando utiliza a la policía nacional para hacer patriotismo en tuiter, para golpear a votantes en Catalunya o para requisar peligrosas camisetas amarillas en la Copa del Rey. Lo demuestra el gobierno de Rajoy que ha dejado a la escuela pública en cifras de la crisis, pero invierte en la concertada (mayoritariamente de la Iglesia) más que antes de los recortes.

El gobierno adoctrina y reprime como antaño para tenernos atados y bien atados.

Si quienes disfrutáis de nuestros contenidos, hacéis una aportación al programa, la que sea, podremos seguir haciendo esta radio y este periodismo. Gracias.

.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha