Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La última bola extra del PP para acabar con Begoña Gómez, por Sáenz de Ugarte
Esteban González Pons desvela ante el Parlamento Europeo su sobresueldo
OPINIÓN | 'Tiempos de violencia', por Rosa María Artal

Más de 20.000 agricultores, ganaderos y cazadores de Castilla- La Mancha en el 20M Rural de Madrid

Decenas de miles de personas se manifiestan, en la plaza de Cibeles, al comienzo de la marcha ‘20M’, a 20 de marzo de 2022

AgroalimentariaCLM

0

Más de 20.000 agricultores, ganaderos y cazadores de Castilla- La Mancha han acudido en masa a Madrid para reivindicar un medio rural “justo y vivo”, participando en la gran manifestación del 20M Rural.

En esta protesta organizada por ASAJA, UPA, COAG, Real Federación Española de Caza, Oficina Nacional de la Caza, Alianza Rural, Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agro- alimentarias, el sector rural castellanomanchego, que ha desplazado 200 autobuses desde distintos puntos de la región, ha participado muy activamente en esta movilización que ha comenzado en la plaza del Emperador Carlos V, en Atocha, y se ha prolongado hasta las inmediaciones del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, donde se ha realizado la lectura del manifiesto en el que se recogen las 18 reivindicaciones clave del mundo rural español, según recoge Europa Press.

Bajo el lema 'El mundo rural despierta', los manifestantes, más de 200.000 personas, según las estimaciones de las organizaciones convocantes que se han trasladado a Madrid en 1.500 autobuses, han reclamado al Gobierno soluciones urgentes y un plan de choque con medidas para el campo en una cita que califican como “cita histórica”.

Durante el transcurso del acto reivindicativo, que se ha iniciado pasadas las 11 horas, agricultores y ganaderos portaron carteles con lemas 'Por un mundo rural vivo sin limosnas' o 'La supervivencia del campo es de todos'.

La movilización se ha desarrollado en un ambiente festivo, con 45 tractores, un gran número de animales, entre ellos caballos o gallos, y tamborradas, se ha iniciado en en la Plaza Emperador Carlos V y ha recorrido el Paseo de la Castellana para llegar a la Plaza de San Juan de la Cruz, sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y terminar frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La precariedad del medio rural, el despoblamiento, la escasez de servicios públicos y privados, una PAC insuficiente para solventar los principales problemas del mundo agrario, la subida de precios de carburantes y otros materiales, el aumento de los costes de producción, la falta de relevo generacional, una Ley de Bienestar Animal que “amenaza a la caza” son alguna de las razones que ha llevado a estos colectivos a salir a la calle.

Consideran que se trata de una legislación ambiental “excluyente y sin visión social que ataca a la línea de flotación de la caza, despreciando una actividad generadora de economía, fijadora de empleo y sustento de muchas poblaciones rurales, que aporta enormes beneficios sociales, culturales, económicos y medioambientales y está fuertemente arraigada en la cultura española, han llevado al sector rural a salir a la calle”.

Por ello, han exigido “una necesaria convivencia y respeto del mundo urbano y rural donde”, han señalado, las políticas se adapten a las necesidades de todos los ciudadanos, y no se confunda medio ambiente y conservación con abandono y prohibiciones, reto demográfico con despoblamiento o animales auxiliares y de producción con mascotas.

El sector rural ha reclamado servicios sociales, sanitarios y educativos adecuados que permitan el mantenimiento de la España rural, un plan de choque ante el incremento de los costes de producción, una PAC más justa, unas condiciones de contratación laboral que permitan la temporalidad, la reducción de las tarifas eléctricas y planes que permitan la incorporación de jóvenes agricultores.

Pero, también han pedido la retirada de la iniciativa legislativa de la Ley de Protección y Derechos de los Animales, la aplicación de políticas de bienestar animal que no impidan el desarrollo de actividades dentro del mundo rural, y la retirada del Real Decreto de Núcleos Zoológicos, así como la modificación del Código Penal que pretende hacer extensible el maltrato animal a todos los animales vertebrados.

Recuperar la caza sostenible de especies migratorias, el silvestrismo y la caza en parques nacionales son otras de las reivindicaciones de estos colectivos, que piden también que se deje de considerar al lobo como especie protegida y se desarrollen planes de gestiones sostenibles de la especie.

Que se defienda la caza ante las políticas de Europa para que no se prohíba el uso del plomo como munición sin una alternativa viable o evitar que se acabe con la caza de especies cinegéticas como la perdiz, codorniz o zorzal han sido otras de sus reclamaciones.

APROCA Castilla-La Mancha: “Estamos hastiados de que la sociedad tenga tantos prejuicios”

El presidente de Aproca Castilla-La Mancha, Luis Fernando Villanueva ha señalado que esta “multitudinaria” manifestación termina en el Ministerio de Transición Ecológica porque el mundo rural quiere decir “basta ya”.

“Estamos cansados, hastiados de que la sociedad tenga los prejuicios que tiene hacia actividades tradicionales tan importantes como es la caza. Decisiones como la prohibición de la caza en los parques nacionales viene a aumentar los problemas de despoblación y crear problemas medioambientales”, ha defendido.

Villanueva ha asegurado que la prohibición de la caza del lobo, que supondrá el cierre de cientos de explotaciones ganaderas en el norte de España; echarle la culpa del cambio climático a la ganadería, o el desarrollo actual de la Ley de Protección y Derechos de los Animales, son decisiones que tiene como denominador común ir “en contra del mundo rural”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, ha asegurado que las reivindicaciones desde el sector cinegético son muy claras. “Queremos que se retire la Ley de Protección y Derechos de los Animales que atenta contra la actividad cinegética y también exigimos que se retire la modificación del Código Penal que pretende criminalizar al sector”, ha defendido.

Para Rabadán, esta manifestación, “que ha sido un clamoroso éxito”, debe llevar al Gobierno a reconsiderar decisiones tan dañinas para el sector cinegético como permitir la caza en parque nacionales, permitir la caza de la tórtola o el no prohibir la actividad del silvestrismo.

El PP se vuelca en la marcha

En la marcha también han participado alcaldes como el de Malagón, en Ciudad Real. Adrián Fernández Herguido, del PP, estaba acompañado de la concejala de Bienestar Social , Olga Bastante Palomares ha acudido a esta manifestación “para apoyar con su presencia a nuestros agricultores, ganaderos y cazadores, y en general a todos las personas del sector primario y del ámbito rural”.

“El mundo rural se manifiesta en contra de las decisiones que están siendo llevadas a cabo por las decisiones del Gobierno Central y que están abocando al campo a una situación crítica e insostenible. En esta protesta tan importante no podía falta el pueblo de Malagón y por tanto estamos aquí para mostrar nuestro apoyo”.

De hecho, a la marcha acudía una amplia representación del PP castellanomanchego encabezado por el presidente regional, Paco Núñez quien ha pedido de “manera urgente” un cambio de rumbo en las políticas socialistas de Sánchez y Page: “El mundo rural vive una situación dramática”, decía.

En su opinión, los Gobiernos socialistas están “ahogando a nuestro campo” y que, las políticas de Page, “lejos de ayudar” lo que están haciendo es “seguir perjudicando más a nuestra agricultura y nuestra ganadería y está atacando a sectores estratégicos como los toros y la caza”. Reclama una bajada generalizada de impuestos. Ayer el PP situó mesas informativas en varios puntos de Castilla-La Mancha en el día previo a la manifestación.

También ha ha pedido que se mejoren las ayudas directas al campo para hacerlas “más rápidas y eficaces” y una mejora en la negociación de la PAC para evitar la pérdida “de un solo céntimo”. “Es indispensable garantizar que el agua sea un elemento de generación de riqueza y no de enfrentamiento”.

El PSOE dice entender “ la preocupación y la situación” del sector agrícola y ganadero

Mientras, el portavoz de Desarrollo Sostenible del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Julián Martínez, ha trasladado el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page con el mundo rural. “Entiende su preocupación y trabajará incansablemente en buscar ayudas”, ha dicho, para criticar después a los que “politizan” las reivindicaciones del sector.

“Entendemos la preocupación y la situación por la que está pasando el sector agrícola y ganadero, el mundo rural en su conjunto”, una situación “que una coyuntura de problemáticas a nivel mundial todavía acrecienta y agrava más”, ha defendido, según ha informado el partido.

Dicho esto, ha mostrado el desacuerdo del PSOE con “esa politización por parte de algunos partidos políticos que aprovechan esta coyuntura de dificultad para intentar buscar ese beneficio, en ese río revuelto, por la situación que se está atravesando”.

De igual modo, ha apuntado que el Gobierno de España también “está buscando soluciones, que no pueden ser de un día para otro como es lógico”, si bien ha señalado que ya “se han aplicado algunas medidas” estableciendo “reducciones de algunos impuestos” como el de la electricidad.

Con todo, ha insistido en mostrarse en contra de los que “politizan” las reivindicaciones del mundo rural, pues ha afirmado que “lo que no se puede es actuar de una manera en la oposición y de otra completamente diferente” cuando se tiene la posibilidad de gobernar.

El sector de la caza asegura que el Gobierno está “entregado al ecologismo y al animalismo”

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Manuel Gallardo, ha clamado en la manifestación en defensa del medio rural contra las “políticas anticaza” del Gobierno “entregado al ecologismo y el animalismo” y le ha advertido de que “no puede prohibir el plomo”.

“¡Basta ya!”, ha aseverado Gallardo, quien ha reivindicado que la “caza será punta de lanza en Madrid” en la jornada de movilización, a la que la RFEC ha desplazado, según ha afirmado, más de 1.000 autobuses con personas del sector cinegético.

Al Ejecutivo, le ha avisado de que no puede prohibir “la caza en parques nacionales o la tórtola” y no puede obligar a “castrar a los perros”, entre otras cuestiones.

“No podemos permitir que el Gobierno acabe con un sector que mueve 6.500 millones de euros en este país y genera 200.000 puestos de trabajo. Es motor y generador de oportunidades en el mundo rural”, ha defendido.

PACMA responde y habla de “mala praxis” en algunas actividades en el campo

Unas afirmaciones que han tenido respuesta del Partido Animalista (PACMA). Su presidente, Javier Luna, sostiene que los colectivos de cazadores, ganaderos y taurinos, que llevan semanas haciendo campaña e invirtiendo cantidades astronómicas de dinero (casi medio millón de euros en autobuses solo por parte de la Federación Andaluza de Caza) para llevar manifestantes al encuentro.

Ha explicado que el movimiento animalista y medioambiental “no tiene por objetivo asediar al mundo rural ni perjudicar a las personas que viven directamente de él, sino informar y promover «las buenas prácticas y respeto por la vida y la biodiversidad”. Sin embargo, apunta que el ejemplo de muchos agentes del campo es “el principal promotor de la actitud negativa que la sociedad ha adoptado hacia determinados sectores”.

“El Partido Animalista se encarga, entre otras cosas, de documentar y denunciar prácticas que resulten negativas para terceros, ya sean animales o personas, y de proteger el medioambiente a través de la elaboración y presentación de propuestas políticas, además de ejercer presión a las administraciones cuando no actúan”, explica Luna.

Cree que el problema radica en la “mala praxis” que impera en múltiples actividades del campo, según la formación animalista, “además de la total y deliberada ignorancia hacia la capacidad de sintiencia de los animales. Nos guste o no, es imposible seguir viviendo al margen del hecho de que los animales que se explotan en el campo, sea para el fin que sea, ya están reconocidos como seres sintientes. Tienen percepción de su existencia, establecen vínculos afectivos, tienen sentimientos y experimentan miedo como nosotros”, afirma la formación política animalista, que añade que “la sociedad exige que sean respetados, y es imposible si las cosas no cambian ya”.

PACMA manifiesta que la información “es y será la herramienta que llevará a la sociedad a entender por qué las actuales prácticas del mundo rural son insostenibles y urge reconvertir unas por completo, a la vez que abolir otras totalmente innecesarias.”

En su opinión, “tanto la caza como la tauromaquia tienen un interés principalmente económico; ni tradiciones, ni campo, ni forma de vida, ni cuidado de lo rural”, expone la portavoz del partido, Yolanda Morales.

Aluden al estudio 'El impacto de la caza en España', de Ecologistas en Acción, que señala que las consecuencias de la prácrtica cinegética inciden también en la morfología del campo: “La proliferación de vallados cinegéticos, tiraderos, caminos, comederos, balsas de agua y embalses, casas y hasta palacetes o pabellones de caza, son elementos que además de antropizar el medio natural, artificializan el ejercicio de la caza tradicional con el objetivo de asegurar un mayor número de trofeos, cualitativamente más atractivos y por lo tanto, más comercializables”.

En el documento también se hace alusión a las granjas cinegéticas, de las que se obtienen ya más de la mitad de algunas especies 'cazables' en España: “Según datos del Anuario de Estadística Forestal publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en 2013, en España fueron cazadas 2.423.519 perdices en total, mientras que se soltaron más de 1.350.000, es decir, las sueltas equivalen al 55,7 % del total de ejemplares cazados”.

Subraya que la caza es una actividad “en declive según las estadísticas, con escaso relevo generacional y muy masculinizada”, lo cual ha potenciado la inyección de dinero público para mantenerla y la confección de paquetes de bonificaciones y medidas de fomento en varias comunidades autónomas para evitar su pérdida total.

“Altos cargos entre los convocantes, en entidades que reciben cuantiosas subvenciones”

Además, y citando un artículo de La Marea, PACMA denuncia “un entramado de altos cargos e intereses comunes” alentando la manifestación.

“Entre los principales convocantes se encuentran altos cargos de entidades que reciben cuantiosas subvenciones en nombre de la caza, como es el caso de la Fundación Artemisan, de la que es presidente José Luis López-Schümmer, que a su vez es directivo de Alianza Rural, cuyos vicepresidentes son Manuel Gallardo, que también es vocal de Artemisan, y Pedro Barato Triguero, que es presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA)”.

Los estrechos lazos entre las diferentes organizaciones convocantes son, según PACMA, “cuanto menos, curiosos”. En la Junta Directiva de Alianza Rural también figura Lola Merino, portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, y Antonio Bañuelos García, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia.

PACMA rechaza la afirmación de un vídeo promocional de la manifestación en la que los convocantes dicen sentirse “asfixiados” por las nuevas medidas que se prevén de cara a la aprobación de la futura ley de protección animal en España. En opinión de la formación política, las previsiones del anteproyecto están “en las antípodas de lo que debería ser una Ley de protección animal en el año 2022. Los cazadores, los ganaderos y el mundo taurino no se han leído el anteproyecto y no son conscientes de que se están quejando por cosas que no les afectan. Este es uno de los motivos por lo que nosotros no estamos de acuerdo con muchas medidas que se implantan en este anteproyecto”.

También rechaza el “victimismo” de los ganaderos cuando dicen sentirse acusados de ser los culpables del cambio climático. “Lo cierto es que, según datos del propio Ministerio de Transición Ecológica, la ganadería es el cuarto sector más contaminante en España y uno de los más contaminantes del mundo, con más de 3.200 grandes granjas (más conocidas como macrogranjas) de cerdos y más de 500 de aves registradas en 2020 en nuestro país”, afirma PACMA.

En su opinión, “la ganadería y su mala praxis son responsables directos de una parte importante de los factores que desatan la crisis climática que tenemos hoy”. explica Luna. “Ya no hablamos del maltrato y las miserables condiciones de vida de los animales en las granjas, que esa es otra cuestión, es que el nivel de producción es insostenible también en términos medioambientales”.

síguenos en Telegram

Etiquetas
stats