Castilla-La Mancha celebra este viernes Consejo extraordinario para fijar las medidas del nuevo curso entre críticas de padres y docentes

Imagen de archivo de un aula escolar.

420.000 alumnos y 30.000 docentes y no docentes que desempeñan su labor en los centros educativos. Son las cifras de cara a un curso escolar 2020-2021 para el que el Gobierno de Castilla-La Mancha lanza "un mensaje de tranquilidad" porque "no se van a escatimar recursos y esfuerzo" ante la situación que se vive debido la pandemia, ha dicho hoy la consejera portavoz, Blanca Fernández.

De hecho ha anunciado que el próximo viernes se celebrará un Consejo de Gobierno "extraordinario y monográfico" para abordar las medidas seguridad y las inversiones necesarias para el próximo curso. También el presidente regional, Emiliano García-Page, que hoy está de viaje en Peralejos de las Truchas (Guadalajara) ha avanzado que en el Consejo del viernes se aprobará un gasto de 120 millones de euros y que con cargo a esta partida, según informa Europa Press, se financiarán medidas como la contratación de miles de docentes --más de 3.000--, así como para sostener "plantes de refuerzo educativo".

Incluye en esta estrategia "medidas para la prevención y protección del sistema educativo para que todo el mundo pueda gestionar con normalidad" la vuelta a las aulas de todos los alumnos de Castilla-La Mancha, ha dicho.

Docentes y familias recaban apoyos para forzar la introducción de más medidas en las aulas

El Gobierno regional responde así al malestar que las familias y el personal docente y no docente de los centros educativos han venido mostrando en las últimas semanas respecto al próximo curso escolar. Esta misma semana, una comisión formada por representantes de todos estos colectivos han dado a conocer que el próximo 31 de julio tienen intención de remitir un escrito a la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, junto con un documento de firmas de apoyo y bajo el lema "Con la salud no se juega, con la Educación tampoco".

Estos colectivos están recabando firmas al consideran "insuficientes" e "imposibles de adoptar" las medidas que se han trasladado a través de la Instrucción sobre las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la COVID-19 para los centros educativos de Castilla-La Mancha para el Plan de Inicio de Curso 2020-21.

En el documento, al que ha tenido acceso elDiarioclm.es y para el que piden apoyos entre la comunidad educativa, explican la necesidad de realizar un "mapeo de necesidades" de los espacios disponibles por parte de arquitectos técnicos, delineantes y técnicos de prevención de riesgos Laborales de cada Delegación Provincial, "que no debe ser exclusiva competencia de los equipos directivos". 

Por otro lado reclaman adaptar las ratios al tamaño de cada aula en aras a respetar la distancia social, ajustar los cupos de profesorado a esas nuevas ratios en cada centro educativo para poder cumplir con la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, aumentar la plantilla del personal de limpieza, considerar la reapertura de los centros públicos rurales (CRAE) y las aulas cerradas para poder disponer de todos los recursos existentes que permitan derivar al alumnado de centros masificados y garantizar el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para el personal del centro educativo (docente y no docente) y la evaluación del riesgo de los puestos de trabajo por parte del Técnico de Salud Laboral de la Delegación Provincial y de la Inspección de Trabajo.

Finalmente, piden habilitar un espacio específico en cada centro con personal sanitario que se  encargue de llevar a cabo el protocolo frente a sospecha de caso de COVID, hacer obligatorio el uso de mascarillas por parte del alumnado y de todo el personal del centro durante el periodo lectivo y, en caso de incumplimiento, avisar a las familias o a las autoridades competentes por riesgo para la salud pública, instalar dispensadores de gel hidroalcohólico en la aulas y de jabón en los baños y dotar semanalmente de mascarillas FFP2 sin válvula para el profesorado, por ser personal de riesgo de alta exposición al contagio como consecuencia del desarrollo de su actividad laboral en espacios cerrados, con elevada densidad de alumnado y sin ventilación adecuada.

Finalmente creen necesario instalar cámaras térmicas en el acceso a los centros y realizar test serológicos al personal docente y no docente como medidas preventivas para detectar posibles casos positivos y evitar el contagio en el centro y a las familias y garantizar que los Fondos Europeos de Reconstrucción se inviertan en la  educación pública para financiar las medidas indicadas.

Al margen de dichas medidas de prevención y pensando en posibles brotes de la pandemia que desemboquen en una situación de educación semipresencial u online, consideran "imprescindible" establecer un Plan de Actuación alternativo a la enseñanza presencial frente a casos positivos de COVID-19 en los centros educativos, bien sea semipresencial, con ratios seguras, o a distancia. 

También unificar las plataformas digitales utilizadas por el profesorado en un plataforma pública única (donde se garantice la protección de datos de toda la comunidad educativa de acuerdo a la LOPDGDD), para la comunicación con el alumnado y las familias y la docencia a distancia, o adaptar Papás 2.0 para que resulte una herramienta eficaz para la enseñanza a distancia, ya que actualmente no lo es, crear un depósito de equipos informáticos destinado a compensar la brecha digital que padecen las familias más desfavorecidas y el profesorado que no disponga de ellos o que, teniéndolos, no pueda ponerlos al servicio de la función pública y regular las condiciones laborales, materiales y económicas del teletrabajo de acuerdo con las normas legales vigentes. 

13 nuevos comedores escolares

A la espera de las medidas que se anuncien el viernes en Consejo de Gobierno extraordinario, hoy se ha dado a conocer que el próximo curso habrá 13 nuevos comedores escolares, que ya suman 415 en la región, con 28.000 becas y un presupuesto de ocho millones de euros.

Este "esfuerzo presupuestario", ha dicho Blanca Fernández, "demuestra la apuesta del Gobierno por una política para facilitar la vida laboral y familiar a las familias de la región".

Ha comparado el actual mapa de comedores escolares con el que dejó el último año de la legislatura de Dolores de Cospedal, durante el curso escolar 2014-2015. Ha dicho que hay 110 comedores escolares más, con un incremento del 36%, que se han aumentado las plazas en más de 25.000 y el número de comensales llega a los 43.200, un 150% más. En cuanto a las becas, "han aumentado en un 1.000%" lo que supone, ha comentado, "un salto de gigante".

Los nuevos comedores escolares se ubicarán en los colegios rurales de los municipios conquenses de Fuentes y de Mariana. El primer centro pertenece al Colegio Rural Agrupado (CRA) de ‘Elena Fortún’, con cabecera en Villar de Olalla, mientras que el segundo pertenece al CRA ‘Miguel Delibes’, en Villalba de la Sierra.

También se está trabajando para que abran nuevos comedores en la provincia de Toledo en el CEIP ‘Soledad Alonso Dorado’ de Cuerva, en el CEIP ‘Nuestra Señora del Amor de Dios’ de la Nava de Ricomalillo, y en el CEIP ‘Nº 2’ de Nambroca.

Asimismo, se pretenden abrir nuevos comedores escolares en el CEIP ‘Miguel Hernández’ de La Roda, en el CEIP ‘Nª 36’ de Albacete, en el CEIP ‘Constitución Española’ de Madrigueras (Albacete) y en el CEIP ‘Ildefonso Navarro’ de Villamalea, todos ellos situados en la provincia de Albacete.

Igualmente, en la provincia de Ciudad Real se abrirán nuevos comedores escolares en el CEIP ‘El Coso’ de Socuéllamos, CEIP ‘Sagrado Corazón’ de La Solana; CEIP ‘Divino Maestro’ de Argamasilla de Alba; y en la provincia de Guadalajara, a lo largo del curso, en el CEIP José Maldonado y Ayuso de Mondéjar.   

Un protocolo para los comedores

Blanca Fernández ha adelantado que Sanidad y Educación están trabajando en el desarrollo de unas medidas extraordinarias para garantizar la seguridad en la prestación del servicio de comedor escolar, así como del resto de servicios complementarios.

En concreto, estas medidas, ha continuado diciendo la consejera, “van a regular aspectos como: aumentar en un turno más en aquellos centros en los que exista esa posibilidad para duplicar la capacidad del comedor y con ello garantizar las distancias de seguridad; permitir la prestación del servicio dentro de las aulas en casos concretos; y, en los centros que haya más demanda que oferta, el alumnado que no tenga problemas de conciliación familiar, podrá llevarse a casa la comida, tal y como se hizo durante el estado de alarma”.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps