La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

La Junta investiga la muerte de tres linces en los Montes de Toledo por causas “no naturales e intencionadas”

Imagen de archivo
  • Ecologistas en Acción acusa a la Junta de "falsear" la información: "No son ocho sino probablemente doce" los ejemplares fallecidos y apuntan directamente al sector cinegético

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha abierto expediente para investigar la muerte en 2019 de tres linces en los Montes de Toledo “por causas no naturales e intencionadas”. En total han sido cuatro los linces que han fallecido en este área de reproducción en 2019 por el empleo de métodos ilegales de captura o furtivismo pero el Ejecutivo autonómico no cuenta con pruebas suficientes sobre el autor o autores de los hechos en todos los casos y por tanto, para abrir una investigación en todos ellos. A estas muertes hay que sumarle además la de otros cuatro linces que fueron atropellados en esta zona.

Ocho ejemplares de lince ibérico han muerto este año en Castilla-La Mancha por furtivismo o atropellos

Ocho ejemplares de lince ibérico han muerto este año en Castilla-La Mancha por furtivismo o atropellos

“Me molesta que se utilice la muerte de estos linces para atacar desde algún sector a otro sector. La mayoría de los linces están en fincas privadas que son cotos de caza y están criando y sacando adelante sus cachorros gracias a la colaboración que tenemos del sector cinegético para la conservación del lince ibérico. Criminalizar a un sector que nos está apoyando para la conservación del lince no es correcto”, señala el jefe del servicio de Espacios Naturales de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Antonio Aranda. 

En concreto hace referencia a la denuncia de Ecologistas en Acción de la muerte de al menos cuatro linces ibéricos este año “a manos de cazadores” en Castilla-La Mancha, afirmando que los casos verificados corresponden a una muerte en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos de escopeta de caza. Además, la asociación añade que dos de las muertes han tenido lugar en este mes de septiembre. 

Aunque en algunos casos, las líneas de investigación continúan abiertas, en otros los resultados han permitido ya a la Consejería iniciar expedientes sancionadores para el cierre de la actividad cinegética durante los próximos años en algunos cotos de caza. “En el caso del lince ibérico fallecido por un lazo, el Gobierno regional no dispone de pruebas suficientes para imputar a alguien y por lo tanto, para abrir una investigación. No ha ocurrido lo mismo con los otros tres linces ibéricos fallecidos por estas causas”, explica Aranda. 

Es el caso de Nenúfar, una hembra que murió en junio tras recibir un disparo a bocajarro. “En este caso hay un atestado de los agentes medioambientales y está remitido al Juzgado. La Guardia Civil está investigando la autoría y eso implica la apertura de un delito y del correspondiente proceso penal. Además, lo que hemos hecho aparte de la vía penal es abrir un procedimiento por la vía administrativa por lo que se ha suspendido la actividad cinegética en el coto donde murió”, señala Aranda.

Cuatro cachorros quedaron huérfanos tras la muerte de Nenúfar que se cree que no lograron sobrevivir dada la corta edad que tenían. “Se hicieron batidas para buscarlos pero como es una zona con muchas piedras y agujeros no encontramos a ninguno.  Posteriormente localizamos a uno muerto por inanición y los otros tres no los encontramos por lo que pensamos que han podido fallecer tras la muerte de su madre. Tenemos constancia de algún caso similar en Jaén en el que algún cachorro salió adelante, pero seguramente sería mayor”. 

Respecto a los dos últimos casos, un lince fue encontrado muerto también por un disparo y otro por un cepo. “Hay un atestado que ha sido remitido al juzgado correspondiente. La Guardia Civil y los agentes medioambientales siguen investigando. En ambos casos tenemos sospechosos pero hay que demostrarlo. Además de la vía penal se ha abierto un expediente por la vía administrativa y vamos a suspender la actividad de ambos cotos”. 

Ecologistas en Acción acusa a la Junta de "falsear" la información

Ecologistas en Acción ha acusado al Gobierno de Castilla-La Mancha de "falsear" la cifra de linces ibéricos muertos en los Montes de Toledo en lo que va de año como consecuencia de prácticas cinegéticas.

"No son ocho, sino probablemente doce los linces muertos en esta zona" y acusan al Gobierno de regional de que "una vez más, en lugar de practicar la transparencia y explicar las cosas como son, falsea la realidad intentando ocultar las dimensiones del daño causado por la práctica de distintas modalidades de caza y, lo que es peor, de las bajas efectivamente producidas por esta causa".

"¿O es que para la Junta no hay que contabilizar los cuatro cachorros de Nenúfar como parte de la mortalidad de la especie?", se preguntan

Por otra parte, califican de "ejercicio de ausencia de rigor técnico y jurídico" del Gobierno cuando habla de que las muertes de linces denunciadas por Ecologistas en Acción, han sido causadas por furtivos.

El furtivismo, recuerdan, es una práctica tipificada en el Código Penal, concretamente en el artículo 335 que se introdujo específicamente a petición de los cazadores para penar esta conducta en la reforma que entra en vigor en el año 2004. Este artículo, según su apartado 1 se aplica sólo a especies no protegidas, es decir a las cinegéticas. Y según el apartado 2 penaliza también a " El que cace o pesque especies a las especies que se refiere el apartado anterior en terrenos públicos o privados ajenos, sometidos a régimen cinegético especial, sin el debido permiso de su titular...".

"La caza de especies protegidas es un delito del artículo 334 del código penal, cuestión que el Gobierno debiera saber y decir como es", insisten, "por lo tanto es falso que el furtivismo sea la causa de la muerte de linces. Éstos han muerto por actos de caza ilegal de una especie protegida, en el transcurso de actividades cinegéticas tanto legales como ilegales".

"Es el Gobierno de Castilla-La Mancha, y no Ecologistas en Acción, quien tiene que rectificar y ser transparente a la hora de facilitar información y actuar contra quienes provocan la muerte de linces", concluyen.

Colectivos de cazadores se personarán como acusación particular

Mientras tanto, y entre el cruce de declaraciones, la Fundación Artemisan, la Federación de Caza de Castilla-La Mancha y Aproca han anunciado que se personarán como acusación particular en la muerte de cuatro linces en Toledo.

Artemisan ha recordado que el sector de la caza, y concretamente Aproca y la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, han sido socias y colaboradoras del proyecto Iberlince de recuperación del lince ibérico. "De hecho, la recuperación de esta especie está siendo posible en buena parte gracias a la colaboración de cazadores y gestores de caza".

Asimismo, la Fundación ha recordado que "en su momento Ecologistas en Acción rechazó formar parte del proyecto de recuperación del lince ibérico, seguramente por estar más interesados en saltar a los medios con este tipo de hechos que en trabajar en campo día a día por la recuperación de la especie".

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2019 - 15:49 h

Descubre nuestras apps

stats