PERFIL

Manolín Hernández: el transportista afín a Vox, sin camión ni licencia, que intenta volver a paralizar España

Manuel Hernández

La historia se repite. Un total de 15 marchas y 1.500 camiones, a razón de dos marchas diarias de protesta solo en la provincia de Ciudad Real. Es la estimación de la Plataforma en Defensa del Transporte que ha anunciado un nuevo paro indefinido a partir de la medianoche del domingo de 13 de noviembre. La última vez, el pasado mes de marzo, se prolongó durante dos semanas y sumió en el caos a sectores que, como el agrario o el ganadero, dependen del suministro por carretera. Las marchas se desarrollarán en puntos estratégicos y en el sector temen que se repitan los episodios de violencia: ruedas pinchadas, rotura de lonas, palabras altisonantes y hasta agresiones. 

Los 15 días en los que un paro del transporte ha puesto en apuros a la industria y a la cesta de la compra

Los 15 días en los que un paro del transporte ha puesto en apuros a la industria y a la cesta de la compra

El líder de la movilización es un castellanomanchego, concretamente de Hellín (Albacete). Se llama Manuel Hernández. Sus allegados le llaman 'Manolín'. El pasado mes de marzo se empeñó en manifestar que era “apolítico”, pero poco se sabía de sus actividades, afinidades políticas o trayectoria empresarial. En esa localidad es una persona bastante conocida, por su presencia en determinados actos, la empresa que allí fundó (y que allí quebró) y más recientemente por su militancia y liderazgo en la plataforma de transportistas que ahora vuelve a convocar huelga indefinida en todo el país.

Fuentes del municipio albaceteño cercanas a Hernández han detallado a elDiario.es que se trata de una persona “notoriamente famosa más por lo malo que por lo bueno”. “Para unos es un señor emprendedor que tomó las riendas de la empresa de su familia y la sacó adelante, pero la crisis lo tumbó. Para otros es un caradura, un transportista ‘fantasma’ que dice que ahora es autónomo, que no pagó a sus propios transportistas cuando arruinó a su empresa y que solo quiere fama y poder, ahora en manos de la ultraderecha”.

En Hellín también es conocida su trayectoria política hasta su simpatía actual con Vox. Concurrió en las elecciones municipales de 2015 en la lista del Partido Independiente de Hellín, de carácter conservador y sin representación en el Ayuntamiento (obtuvo en esos comicios 373 votos, un 2,83%). Posteriormente, en su cuenta de Twitter ha arremetido duramente contra miembros del Gobierno. Su afinidad con Vox, que también confirman las fuentes locales consultadas, quedó reflejada al fotografiarse como cofrade con miembros de este partido durante un acto de la Hermandad de María Santísima de la Alegría.

En este mismo hilo de Twitter se le acusa de nuevo, en un vídeo, de no haber pagado a sus trabajadores. Y es que los antecedentes empresariales a los que apuntan las citadas fuentes se refieren a la creación en octubre de 2010, en esa misma localidad y con un capital de 60.000 euros, de la empresa Transportes Manolín e Hijos, Sociedad Limitada. Según su definición en el Directorio de Empresas de El Economista, se dedicaba al transporte nacional e internacional de mercancías por carretera, así como a la compra, comercialización y venta de todo tipo de vehículos nuevos y usados. La aventura duró ocho años. Entró en concurso de acreedores y quebró a finales de 2018.

La última vez que esta empresa aparece en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) es en 2017: señala unas ganancias de más de 22.000 euros, una facturación de más de 800.000 euros y unas deudas de más de 300.000 euros.

Ahora, con motivo de esta nueva convocatoria de huelga, fuentes del sector consultadas por elDiarioclm.es aseguran que el objetivo final de ‘Manolín’ es “conseguir un asiento” en el Comité Nacional del Transporte y, desde allí, “torpedear al Gobierno de España”. Subrayan que “hay una estrategia muy, muy bien diseñada”. “No es un autónomo que se junta con otro para protestar. No sabemos quién se la diseña. Hace mucho que no tiene camiones, y cuando los tenía, no pagaba”, concluyen. Además, apuntan que no tiene Tarjeta de Transporte Pesado, obligatoria para todos los vehículos de más de 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada que vayan a transportar mercancías.

La plataforma que nació, murió y resucitó

Antes de la creación de la empresa que luego quebró, Manuel Hernández ya había promovido la creación de la Plataforma Nacional del Transporte. Nació en 2007 cuando algunos transportistas gallegos y albaceteños se unieron para alentar a otras asociaciones y federaciones que no se sentían representadas por el Comité Nacional de Transportes.

Según indica esta asociación en su página web, es en marzo de 2008 cuando los colectivos de Galicia y Albacete se unen y extienden a nivel nacional ambos proyectos. Tan solo tres meses después, del 9 al 15 de junio de 2008, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se produjo una de las mayores huelgas de transportes en España. La recién creada plataforma se hizo notar en algunas apariciones, pero fue desplazada por las federaciones y asociaciones del sector y se disolvió en 2010.  

Pasó una década y llegó su segunda vida. En 2021 vuelve resurgir con sus primeras publicaciones en redes sociales, principalmente vídeos de Manuel Hernández criticando la situación del sector. Pero fue el pasado mes de marzo cuando le llegó el momento del ‘estrellato’ con la convocatoria de la huelga del sector del transporte por carretera que paralizó buena parte del país.

Ya como presidente de la Plataforma, se erigió como portavoz y fueron constantes sus apariciones en los medios de comunicación. Todo ello pese a que desde la quiebra de su empresa familiar, tanto las fuentes mencionadas de localidad y de la patronal como desde las redes sociales se le acusó de haber llevado a la ruina a esta compañía por no pagar a sus proveedores ni a los conductores.

En la patronal del transporte de mercancías no ocultan su sorpresa ante la huelga. El presidente de la Federación castellanomanchega Carlos Marín se muestra también preocupado. “Se está trasladando el mensaje de que será más contundente que la anterior. No hay que asustar a la gente”.

"Estos señores plantean esto como una batalla campal"

Carlos Marín Presidente de la Federación castellanomanchega de Transporte (FETCAM)

Y en este aspecto asegura: “Hay que respetar al que quiera parar, pero también pedimos respeto para el que quiera trabajar, porque el problema es que estos señores plantean esto como una batalla campal entre los que quieren trabajar y los que no”. Marín recuerda que no se trata de una huelga de trabajadores, sino de “un paro patronal” y por tanto “los piquetes informativos son ilegales por principio. Y claro, si además se informa a la gente amenazando es un problema”.

De momento, la cuestión es que 'Manolín' vuelve a abanderar este nuevo paro del transporte de mercancías por carretera con un currículum nada beneficioso que no le ha impedido representar, apoyado por formaciones, organizaciones y partidos de la ultraderecha, a un sector muy dañado por las sucesivas crisis y la subida de precios.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats