La portada de mañana
Acceder
Estados Unidos, incapaz de controlar las armas pese a otra masacre de niños
Un propagandista de Putin aterriza en la nueva Ejecutiva de Ayuso
Opinión - 'Arrimadas y Feijóo muerden el anzuelo', por Neus Tomàs

Nuevas ayudas para “quitar el miedo” a rehabilitar edificios sin uso en el Casco Histórico de Toledo

Calle Sillería de Toledo

Dentro de su Plan Estratégico 2030, el Consorcio de Toledo lanza una nueva línea de ayudas enfocadas a la rehabilitación de inmuebles en desuso con el objetivo de fijar población en el Casco Histórico. Se trata de una iniciativa pionera con la que quieren “quitar el medio a restaurar” en este barrio y hacer “una ciudad más humana, más bella y más sostenible”.

El gerente del Consorcio, Jesús Corroto, explicó en rueda de prensa que para definir esta estrategia de regeneración urbana han analizado las más de 2.800 parcelas catastrales que conforman el Casco Histórico. De ellas, indica que hay unas 250 en estado de abandono, más de 130 desocupadas y entre 20 o 25 solares vacantes. “Hay 250 edificios en el Casco que no tienen vida”, recalcó.

En este sentido, la nueva línea de ayudas que proponen, que se publicará la próxima semana y se podrá solicitar por un plazo de dos meses (hasta el mes de marzo), cuenta con una partida de 130.000 euros con los que quieren elaborar proyectos de rehabilitación de edificios residenciales en desuso para, posteriormente, ejecutar los mismos y poder ofrecer vivienda a familias interesadas en residir como empadronados en el barrio antiguo.

“Cambiamos un edificio que no vale para vivir ahora por viviendas terminadas”, subrayó sobre esta propuesta Corroto, quien indicó que ya hay entre 12 y 15 propietarios de este tipo de inmuebles que se han puesto en contacto con el Consorcio interesados en la iniciativa. “El propietario solicitaría que su edifico se cambie por viviendas terminadas con instalaciones, envolvente térmica, accesibilidad o acabados contemporáneos”, apuntó.

En su primera fase harán una selección de edificios con la nueva baremación que establecen en las bases de la convocatoria y que priorizan si el inmueble está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), su estado de conservación, la zona en la que está, el número de viviendas que tiene o el coeficiente de cesión. Tras seleccionar los edificios, realizarán los proyectos en otros dos o tres meses para saber cuántas viviendas serían para la actual propiedad y cuantas para nuevas familias.

Como ejemplo, Corroto indicó que tras realizar un proyecto de rehabilitación para un edificio en desuso que cuente con entre 6 y 10 viviendas, dos de ellas, rehabilitadas, serían para el propietario. Y el resto se venderían dividiendo el coste de la rehabilitación entre los nuevos propietarios. Si para 4 viviendas fueran 600.000 euros, cada uno abonaría 150.000 para su nueva vivienda.

Regeneración demográfica: más de 200 familias hasta 2030

“El Consorcio rehabilita, contratamos constructora y hacemos el proyecto con ese dinero con el que se hace una especie de microcooperativa”, indicó el gerente, que subrayó que en la adquisición del inmueble de establecería una cláusula para impedir que el mismo pueda tener otro uso -como apartamento turístico o vivienda de uso turístico- en un plazo de 25 años. Sí podrían, afirmó, dedicarlos a alquileres de larga duración.

Su idea es actuar en 4 o 5 edificios al año con los que puedan ofertar unas 6 viviendas en cada uno de ellos. Así, calculan en que entre unas 25 o 30 familias puedan adquirir estos inmuebles cada año y afianzar una regeneración demográfica en el barrio, pues serían más de 200 familias hasta el año 2030.

La idea es que sean apartamentos de más de 80 metros cuadrados (m2), con 2 o 3 dormitorios, “pero dependerá de los edificios que lleguen y cómo se puedan distribuir”, pues tienen que contar con la normativa establecida en el Plan Especial del Casco Histórico de Toledo (PECHT). No se establecerá una franja de edad para poder optar a adquirir los inmuebles pero desde el Consorcio se inclinan por fijar población con familias jóvenes que “quieren vivir en una ciudad patrimonial” pero que también apuestan por la vida de barrio.

“Creo que tenemos credibilidad. Llevamos más de 20 años restaurando el Casco Histórico. Los propietarios nos han trasladado que se fían de esta operación”, valoró Corroto, que precisó que la contratación de empresas para redactar los proyectos y ejecutarlos se hará también mediante licitaciones abiertas.

Otras dos líneas de ayudas para fijar población

Esta convocatoria de ayudas fue aprobada en la última Comisión Ejecutiva del Consorcio de Toledo, presidida por la alcaldesa, Milagros Tolón. No obstante, recordó el gerente, hay aprobadas otras dos líneas de subvenciones dotadas en total con más de un millón de euros con el fin de fijar población en este barrio de la capital y revitalizarlo.

La primera es la convocatoria de las subvenciones en régimen de concurrencia competitiva para la rehabilitación de edificios y viviendas en el Casco Histórico de Toledo, dotada de 800.000 euros. Se basa en la concesión de ayudas económicas, dirigidas a los residentes del Casco que realicen obras de rehabilitación en sus viviendas y edificios (humedades, ventanas, goteras, elementos patrimoniales...), y se complementa con labores de asesoramiento técnico y de gestión administrativa de todos los trámites que las obras conllevan, así como el seguimiento de las mismas.

Y la segunda es la convocatoria de las subvenciones de concurrencia competitiva en especie para la rehabilitación de edificios en el Casco Histórico, con 300.000 euros, de los que 100.000 se distribuirán en 2022 y 200.000 en 2023.

Esta constituye una nueva vía de trabajo, iniciada el año pasado, que contempla actuaciones directas del Consorcio, preferentemente en edificios residenciales colectivos con elementos comunes en un estado medio de conservación, que se articula a través de la concesión de subvenciones en especie, asumiendo este organismo las contrataciones oportunas para la elaboración de la documentación técnica para definir las obras, la ejecución de las mismas, así como su dirección técnica.

Las solicitudes de subvención se presentarán en las oficinas del Consorcio de la Ciudad de Toledo, ubicada en la plaza de Santo Domingo el Antiguo número 4. El plazo para la presentación de solicitudes también es de dos meses.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats