Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El secretario de UGT Castilla-La Mancha: “No consigo entender que un obrero vote a Vox”

Luis Manuel Monforte, secretario regional de UGT Castilla-La Mancha

Carmen Bachiller

1

El secretario general de UGT Castilla-La Mancha Luis Manuel Monforte ha expresado hoy la “preocupación” del sindicato tras la irrupción de la fuerza de extrema derecha Vox en varios gobiernos autonómicos, en los ayuntamientos o diputaciones en la comunidad autónoma y también por lo que pueda ocurrir en las próximas elecciones generales, previstas para el 23 de julio. 

Lo decía durante la tradicional rueda de prensa en la que el sindicato suele hacer balance del año y que, en esta ocasión, ha hecho coincidir con el 19 de junio, el día en el que se cumplen 30 años de la constitución del sindicato en Castilla-La Mancha. “Es motivo de celebración”, decía, para contar también los “logros históricos” conseguidos tanto en la comunidad autónoma como en el conjunto de España que ahora, decía, pueden verse “en peligro” por la irrupción de Vox.

Monforte no descarta que la extrema derecha en las instituciones, la interlocución con los sindicatos pueda empeorar. En particular en Castilla-La Mancha se refería al ámbito local donde el PP gobernará en coalición con Vox en tres capitales de provincia y en Talavera de la Reina. “La ultraderecha ya ha dicho que no cree en el diálogo social y hay que ver si lo materializa”, comentaba. 

“Sabemos lo que ha pasado en Castilla y León: que ha desaparecido el diálogo social. Se cargaron de un plumazo el sistema de mediación. Sabemos lo que pasa cuando la ultraderecha gobierna”, lamentaba, para poner en contraposición la situación en Castilla-La Mancha. “Aquí gozamos de un importante diálogo social. Nos sentimos orgullosos de que se hable de Castilla-La Mancha como ejemplo, porque eso repercute en los castellanomanchegos”. 

Recordaba que “fruto de ese diálogo social” están, entre otros, un acuerdo para el Plan Estratégico Prevención de Riesgos Laborales hasta 2027 y que deberá “seguir mejorándose” o el programa Acredita que permite la expedición de certificados de profesionalidad tanto con nueva formación como por la vía de acreditar años de experiencia profesional.

“Pedimos a cualquier partido nacional o local que los vaivenes políticos no repercutan en la ciudadanía”, comentaba, pensando ahora en las elecciones del 23J. Sostiene que “no se puede tocar la reforma laboral si no es para mejorarla” y se mostraba confiado en que siga adelante el Estatuto del Becario, haya o no un cambio en el Gobierno de España. “Está muy trabajado y en vías de aprobarse. Sería una gran torpeza no hacerlo. Es muy importante para las personas que se incorporan al mercado de trabajo en nuestro país”. 

Aquí no les ha atropellado el tren de la misma manera porque nuestro presidente regional se ha distanciado de ciertas políticas del Gobierno de España

Sobre por qué se ha producido el avance de la extrema derecha en España, el sindicalista ha dicho que “se ha hecho una gran campaña nacional para desprestigiar el dialogo social y los grandes acuerdos”, aunque ha reconocido como “cierto” que “hay una gran parte de la ciudadanía que pide cambios”. Eso sí, también afirma que se ha notado menos en la comunidad autónoma, con la revalidación de la mayoría absoluta de Emiliano García-Page al frente del Gobierno regional por la mínima. “Aquí no le ha atropellado el tren de la misma manera porque nuestro presidente se ha distanciado de ciertas políticas del Gobierno de España”. 

En su opinión, “hay muchísimos más trabajadores de los que debería haber que votan a Vox”, y añadía, “no consigo entenderlo” porque “en mi forma de ver la vida, la economía o los problemas de la ciudadanía no cabe que un obrero vote a un partido que no cree en sus derechos”.

Quizá no hemos sabido vender bien los logros de progreso entre las mujeres, perceptores de desempleo o de pensiones… Son colectivos muy vulnerables si no se les sigue poniendo en el centro

Monforte cree que “hay que seguir avanzando, a pesar del cambio de color en otras comunidades autónomas y concienciar a la ciudadanía de lo que significa hacer políticas de una forma, rescatando a bancos, y lo que significa hacerlas de otra, rescatando personas”. 

De cara a la gestión del PP en la región en el gobierno de ayuntamientos y diputaciones Monforte se mostraba esperanzado y lo mismo, decía, si hay un cambio de gobierno en España. “Si el PP demuestra que sus políticas ponen en el centro a las personas y no a otros sectores de la economía y creen en el diálogo social, nos valdrá” porque, decía, “con un gobierno o con otro nosotros entendemos la negociación colectiva y los problemas de la clase trabajadora de la misma manera”.

También hacía autocrítica. “Quizá no estamos sabiendo trasmitir bien el mensaje a la ciudadanía, no hemos sabido vender bien los logros de progreso entre las mujeres, perceptores de desempleo o de pensiones… Son colectivos muy vulnerables si no se les sigue poniendo en el centro en todas las políticas. El cambio puede ser peligroso”.

Áreas específicas para jóvenes, el colectivo LGTBI, medio ambiente y mujer

UGT acaba de poner en marcha un área dedicada de forma específica a los jóvenes. “El área RUGE está gestionada y dirigida por jóvenes y allí se habla de jóvenes”, decía. 

El próximo mes de septiembre está prevista la creación de otras tres áreas nuevas en el seno del sindicato. En concreto la dedicada al colectivo LGTBI “porque tienen problemas específicos en las empresas y porque pese a la ultraderecha hay que seguir hablando de igualdad. No es todavía efectiva”. 

Habrá otra área de medio ambiente porque “hay que seguir hablando de economía verde ya que influye en el mercado de trabajo y hay nuevas formas de trabajar más sostenibles”. Finalmente se creará un área “transversal” de mujer. “Somos un sindicato feminista”.

El objetivo es “convertirse en sindicato mayoritario” en la región

Monforte ha reivindicado el papel de UGT como “servicio público” y entre los objetivos más inmediatos está convertirse en “el sindicato mayoritario y llegar a todas las empresas de la región porque donde hay representación hay menos conflictividad y menos siniestralidad laboral”.

Javier Flores, secretario de Organización del sindicato daba algunos datos de la evolución de UGT. “Hemos mejorado un 6% la presencia empresas de Castilla-La Mancha” y tildaba de “hito histórico” que actualmente se cuente con más de 3.000 delegados y delegadas, una cifra que no se superaba desde 2014.

Ha resaltado que UGT es la primera fuerza sindical en Guadalajara y en Ciudad Real, con un 30,4% de representatividad en las empresas, con 30.390 afiliados cotizantes, de los que 12.277 son mujeres.

También ha destacado la incorporación de los jóvenes menores de 25 años. Algo que, asegura, ha facilitado el hecho de que ofrezcan una cuota de un euro para jóvenes estudiantes y desempleados. “Hemos aumentado un 223% la afiliación en dos años”. 

Etiquetas
stats